Archivo para próceres

Juan de Dios Morales Estrada

Posted in Próceres de la Independencia with tags on octubre 12, 2008 by edmolin657

JUAN DE DIOS MORALES ESTRADA
PROCER DE LA INDEPENDENCIA.- Nació el 13 de Abril de 1767 en el pueblo de Río Negro, dentro del territorio del Virreynato de Nueva Granada (hoy República de Colombia) siendo hijo legitimo del Sargento Mayor Juan de Dios Morales y de doña Juana Leonín de Estrada. 

Por su linaje materno era de la primera antigüedad de la región. Sus tíos el Presbítero Antonio y el Capitán Francisco habían despejado las montañas, talando sus corpulentos árboles para fundar la villa de Tenche y otras poblaciones. Tales parientes le facilitaron su ingreso a la U. de San Bartolomé donde vistió la beca de jurisprudencia y cánones y se graduó con honores en 1769 de escasos 22 años de edad. 

Por entonces visitó Río Negro el Oidor Jubilado de la Audiencia don Juan Antonio de Mon y Velarde, que regresaba de las provincias de Antioquía y Cartagena donde había permanecido por espacio de cinco años en calidad de Juez Visitador. Morales le fue presentado y sorprendido Mon de sus dotes intelectuales le pidió que lo acompaña como Oficial Mayor de la Secretaría de la presidencia de la Audiencia de Quito. Y como la oportunidad la pintan calva, viajó con su protector a Quito ingresando al real servicio el 1° de Febrero de 1790. 

Mon era Abogado en ambos Derechos y había ejercido en México y Bogotá. A Quito llegó en 1790 de Presidente de Audiencia y comenzó a gobernarla sabiamente; pocos meses después, el 5 de Marzo de 1791, fue ascendido á Consejero de Indias con residencia en Sevilla y emprendió viaje a España pero murió al llegar a Cádiz dejando a Morales sin su protección. El Nuevo Presidente Coronel Luis Muñoz de Guzmán se dio mañas para pasar por alto su buena conducta, completa dedicación al trabajo y probada capacidad para realizar las más difíciles cuestiones. Entonces se produjo el incidente de la antigüedad, a Morales le correspondía ascender a la plaza de Secretario pero Muñoz lo mantuvo relegado de Oficial Mayor por algunos años, haciéndole trabajar duro y parejo en cuanto asunto se presentaba y otros diferentes tales como la Contaduría Real de Diezmos del Obispado. Morales, mientras tanto se daba tiempo para recibirse como abogado en la audiencia y defender las causas de los pobres y los reos “con todo esmero y caridad”, pero cansado de tantos desaires renunció en 1792 cuando nuevamente fue postergado por Muñoz de Guzmán, al declararse otra vez la vacancia de la secretaría, pero no le fue aceptada la renuncia y cometió el error de quejarse al Consejo de Indias, cosa que enseguida la supo Muñoz. 

En 1797 fue Asesor del Cabildo de Ibarra y meses después desempeñó la comisión de abastecimiento de víveres de las poblaciones afectadas por el terremoto de Riobamba, realizando numerosas visitas y gastando su propio dinero sin otra gratificación que el agradecimiento de los pueblos. 

En Riobamba llegó al colmo de dedicarse personalmente a extraer varias cargas de salitre y azufre que pertenecían al Real Tesoro y que se hallaban enterradas y perdidas entre las ruinas, lo propio hizo con algunas barricas de pólvora del Cuartel de Artillería salvando la población de una nueva posibilidad de espanto. A los funcionarios de Latacunga obligó a proveer de paja para construir casas provisionales para la custodia de los dineros provenientes de los tributos indígenas. Para el tránsito de los sobrevivientes ordenó la construcción de dos puentes sobre el río San Felipe, desenterró los archivos de la Real Hacienda y confeccionó un extenso e interesante Informe sobre la catástrofe. 

De su sueldo acostumbraba sacar cincuenta pesos anuales para los gastos de la corona y cuando España declaró la guerra a Francia y luego a Inglaterra, en cada ocasión envió dieciocho pesos como ayuda para la defensa de la metrópoli. 

Tan señalados servicios hubieran servido en otras épocas para empujar su carrera de burócrata , pero el presidente Muñoz lo tenía entre ojos porque sabía que había reclamado al Consejo de Indias, quejándose de sus injustas postergaciones y cuando el recurso regresó a Quito diciendo que había lugar al ascenso pero sin ordenarlo, es decir, sin haber sido considerado, pues dejaba al criterio del Presidente la suerte de Morales. 

Por esta sentencia el Presidente aprovechó para hacerle objeto de diversas ofensas, que debió sufrir con la poca dignidad que le queda a los empleados subalternos para soportar los desplantes de los patronos, pero se incuvó en su pecho el rencor y la venganza contra Muñoz de Guzmán y el sistema de oprobioso discrímen que él representaba. Así fue como nació el prócer del 10 de Agosto, ante injusticia y desmanes, rebelándose en su calidad de criollo contra los godos o chapetones. 

Posteriormente defendió al clérigo Juan Pablo Espejo cuando fue enjuiciado y sirvió con toda fidelidad al presidente de la Audiencia, Barón de Carondelet, quien falleció en Agosto de 1807. Entonces acompañó a su viuda a Guayaquil y tuvo que permanecer oculto por varias semanas en la hacienda Naranjito de la familia Rocafuerte donde trazó planes con el joven Vicente Rocafuerte sobre una posible revolución en Quito con ramificaciones en el puerto principal. A principios de 1809 se vio comprometida en un conato revolucionario pero el juicio se traspapeló sin consecuencias. 

La noche del 9 de Agosto se reunió con los demás conjurados en casa de Manuela Cañizares Alvarez y estuvo entre los más decididos conspiradores. 

El 10 de Agosto de 1809 fue designado uno de los Secretarios de la Junta de Gobierno instaurada en Quito junto a los Dres. Manuel Rodríguez de Quiroga y Juan de Larrea Villavicenció y desde esas funciones coadyuvó al éxito de la mencionada Junta. 

“Activo y diligente, ambicioso y turbulento, nacido para obrar en medio de las tempestades, no habría reparado en obstáculos para salvar su opinión y bandera; y así, como aprovechándose del amparo del Marqués de Selva Alegre, vino a ser el director y el alma de la revolución y de no haberse dado tan intempestiva y precipitadamente el grito que acababa de sonar, la habría salvado”; mas, cuando el 12 de Octubre de 1809 Selva Alegre renunció la presidencia, se cometió el desacierto de no entregársela a Morales, republicano sincero, instruido en las intrigas de la Audiencia, y se perdió la revolución en manos de falsos próceres. Por ello Morales fue detenido el 14 de Diciembre con los demás próceres y guardó ominosa prisión en el Cuartel del Real de Lima donde soportó los embates del juicio criminal que se le siguió a los comprometidos.

Morales había sido de los primeros insurrectos y quizá el más activo de todos, de suerte que el Fiscal Aréchaga le señaló entre los “peligrosos criollos seductores”.

La tarde del 2 de Agosto de 1810, al ser asaltado el Cuartel por los patriotas, recibió cruel muerte a manos de la soldadesca que irrumpió en los calabozos y asesinó a los presos a mansalva.

Fue un celoso patriota, que sucumbió en su calabozo ultimado a bala con fiera saña y luego su cadáver fue repasado con bayoneta.

El historiador Oscar Efrén Reyes dijo “En todo este grupo de Gobierno, predominaba la voluntad ardiente, la inteligencia y extraordinaria fe liberal de don Juan de Dios Morales”.

Fue llamado “El Robespierre Antioqueño” por haber sido el alma de la revolución del 10 de Agosto y por su incansable empeño en el cumplimiento de las numerosas comisiones que se le encomendaron entonces.

Anuncios

Entrevista a Bolivar

Posted in entrevistas, Próceres de la Independencia with tags , on octubre 1, 2008 by edmolin657

Título: El Peculado
Autor: Cordero Ceballos, José de Jesús

Entrevista al Libertador y algunos documentos fundamentales de su pensamiento social / Cordero Ceballos, José de Jesús

Descriptor Temático: Peculado Política

EL PECULADO

P: Libertador, el peculado es tan viejo cómo la humanidad misma, pero en los últimos años, concretamente en América Latina, parece haberse incrementado de manera casi incontrolable. Las legislaciones establecidas para sancionar a este tipo de delito son poco efectivas, pues mediante maquinaciones muy bien premeditadas los acusados evaden responsabilidades y burlan así el esfuerzo de quienes con una acrisolada moral administrativa se han propuesto condenar a los culpables. Todos los días podemos leer, en los diarios de nuestras capitales, denuncias de desfalcos, robos, negociados y toda clase de vicios contra la cosa pública. ¿Qué sugiere usted para poner término a esta crisis?

 

BOLIVAR: “Teniendo presente: que una de las principales causas de los desastres en que se ha visto envuelta la República ha sido la escandalosa dilapidación de sus fondos, por algunos funcionarios que han intervenido en ellos; que el único medio de extirpar radicalmente este desorden, es dictar medidas fuertes y extraordinarias, he venido en decretar, y decreto: Todo funcionario público, a quien se le convenciese en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí de los fondos públicos de diez pesos arriba, queda sujeto a la pena capital”. (57)P: Su decreto me parece ejemplar, pero afrontamos el riesgo de no aplicarlo a consecuencia de la desmoralización de algunos jueces. ¿Qué medidas tomaría usted contra estos señores, en casó de que no se ajusten a lo pautado por la ley?

 

BOLIVAR: “Los jueces a quienes según la ley, compete este juicio, que en su casó no procediesen conforme a este decreto, serán condenados a la misma pena”. (58)P: Pero, ¿no le parece a usted cruel la pena capital?

 

BOLIVAR: “Yo sé que las penas capitales participan de la crueldad; pero la existencia del Estado es preferente a todo. Así no he vacilado en mostrarme severo contra los delincuentes que se alimentan de la sangre de sus conciudadanos”. (59)Citas

57.-SOCIEDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA, Decretos, p. 283, Tomo I, Imprenta Nacional, Caracas, 1

59.-Tomado de cita hecha por J.L. Salcedo Bastardo en VISION Y REVISION DE BOLIVAR, p. 214, primera edición, Impresora López, Buenos Aires, Argentina, 1957

Carta a Sucre

Posted in Cartas de Bolívar, cartas de famosos, celebridades, historia, Próceres de la Independencia with tags , , on octubre 1, 2008 by edmolin657

Título: Carta al General Sucre
Autor: Bolívar, Simón

Entrevista al Libertador y algunos documentos fundamentales de su pensamiento social / Cordero Ceballos, José de Jesús

Categoría Geográfica: Magdalena
Descriptor Onomástico: General Antonio José de Sucre, General José Antonio Páez
Descriptor Temático: Cartas, Política, Virtud

Carta al General Sucre

Magdalena, 12 de mayo de 1826

A.S. E. EL GRAN MARISCAL DE AYACUCHO

ANTONIO JOSE DE SUCRE

Mi querido general:

Incluyo a Vd. una carta que he dirigido al general Santander, para que se imponga más por ella del alarmante estado de cosas.

El señor Pando, que ha venido del Istmo, me asegura que Colombia está en un estado de no poder marchar, y que todo amenaza ruina: primero, por los partidos; segundo por hacienda; tercero, por la organización civil, que es lo más complicada y costosa; cuarto, porque las leyes son tantas que ahogan a la república. De suerte que en Quito están envidiando el estado del Perú, y Demarquet, que acaba de llegar, me ha confirmado esto con superabundancia de pruebas y una profusión de hechos que me han afligido sobremanera. Demarquet dice que Quito no se ha levantado contra el gobierno por respeto a mí, y porque me espera de un momento a otro. La municipalidad de Bogotá se queja de que ya no se puede soportar el peso de las leyes, porque son innumerables y contrarias al estado de las cosas. En Venezuela todo va peor, porque el ejército tiene un partido y el pueblo otro. Páez es aborrecido del pueblo en tanto que es jefe del ejército, y la pardocracia va ganando terreno en todo lo que pierden los demás partidos.

El congreso dividido: la cámara de representantes está por el pueblo y contra el gobierno, y pide que yo vaya. El senado, al contrario, por el gobierno y me permite que me quede.

El ministerio dividido: Castillo tiene perdida la república por su mala administración de hacienda y ha querido ser vicepresidente; por consiguiente, enemigo de Santander. Revenga dice que no lo quiere Santander, y por consiguiente, ha renunciado tres veces en una semana, y me encarga que predique la virtud.
 

Soublette está por Santander y contra Páez: me llama, y me dice que no debo ir, porque ellos están perdiendo lo que yo haga. Dice que la cámara de representantes está hecha un volcán juzgando a Páez, a Santander, a Hurtado y al empréstito.

El Vicepresidente me dice que tiene poco que comunicarme en su última carta; pero esta carta indica un disgusto sumo, pues no quiere encargarse mas de la vicepresidencia, aunque no sabía todavía, entonces, que lo habían nombrado de vicepresidente. Después fue nombrado el 15 de marzo por una gran mayoría de votos, y la carta de él del 21 no ha llegado, aunque debió haber venido en el correo del 8 del corriente.

En una palabra, Colombia presenta el cuadro más lamentable por una superabundancia de fuerza liberal mal empleada; y una sobriedad absoluta en el gobierno es el único remedio. Por esta consideración tengo que irme a Colombia dentro de dos o tres meses, y no espero, para ejecutar mi marcha, más que tener respuesta de Vd. a esta carta, y ver establecer aquí, por dos o tres meses, el nuevo consejo de gobierno, que voy a organizar con Santa Cruz de presidente; Unanúe, vicepresidente; Pando, secretario de estado; Larrea, de Hacienda y Heres, de guerra. Cada vez tengo más confianza en estos señores del consejo: ellos desean la reunión de las tres repúblicas en una federación más estrecha que la de los Estados Unidos, mandaba por mi como presidente. y por el vicepresidente de mi elección, que debe ser Vd.

Se está imprimiendo hoy mismo mi constitución boliviana: ésta debe servir para los estados en particular y para la federación en general, haciéndose aquellas variaciones que se crean necesarias. Vd. debe dar el ejemplo con Bolivia a esta federación, adoptando desde luego la constitución que ha recibido una perfección casi inesperable. Pando dice que es divina, que es la obra del genio y que es la perfección posible. Pando que es un hombre incapaz de adular, recto hasta ser inexorable, instruido y firme más que nada; por consiguiente, debemos creer la aprobación de Pando: él cree la constitución adaptable al gobierno de un estado y de muchos a la vez, por las variaciones del caso. Todos recibirán esta constitución como el arca de la alianza y como la transacción de la Europa con la América, del ejército con el pueblo, de la democracia con la aristocracia y del imperio con la república. Todos me dicen que mi constitución va a ser el gran móvil de nuestra reforma social.

Empéñese Vd. pues, con su congreso para que la acepte sin restricción alguna. Dígale Vd. a esos señores que su sabiduría en el primer congreso ha salvado la América, y que no la pierdan ahora por una negativa que sería terrible. Dígales más, que los pueblos aguerridos en la anarquía y veteranos en la revolución, están todos clamando por un imperio, porque nuestras reformas han probado su incapacidad para hacer el bien y su incompatibilidad con nuestros pueblos. El clero y el ejército están ligados contra los principios, porque el clero y el ejército están hollados por nuestras reformas; que mi vida es la esperanza y la vida de nuestras repúblicas, pero que se acuerden de Epaminondas, cuyos funerales fueron celebrados por Alejandro con la destrucción absoluta de Tebas; que muchos tiranos van a levantarse sobre mi sepulcro y que estos tiranos serán otros Silas, otros Marios que anegarán en sangre sus guerras civiles. Yo doy a los pueblos, que el ejército ha liberado, un código de salud que reúne la permanencia a la libertad, al grado más eminente que se conoce en el gobierno de los hombres; y que si aspiran a lo perfecto alcanzarán lo ruinoso.

El consejo de gobierno va a reconocer a Bolivia y a proponerle un pacto de unión, para que ese mismo pacto sirva a Colombia, donde yo lo haré adoptar.

La intención de este pacto será la más perfecta unidad posible bajo un forma federal. El gobierno de los estados particulares quedará al presidente y vicepresidente con sus cámaras, con todo lo relativo a la religión, justicia, administración civil, económica, y, en fin, todo lo que no sea relaciones exteriores, guerra y hacienda nacional. El gobierno general se compondrá de un presidente, vicepresidente y tres cámaras para manejar la hacienda nacional, la guerra y las relaciones exteriores. Cada departamento de las tres repúblicas mandará un diputado al gran congreso federal, y ellos se dividirán en las tres acciones correspondientes, teniendo cada sección un tercio de diputados de cada república. Estas tres cámaras, con el vicepresidente y los secretarios de estado (que serán escogidos éstos en toda la república) gobernarán la federación.

El Libertador, como jefe supremo, marchará cada año a visitar los departamentos de cada estado. La capital será un punto céntrico como Quito o Guayaquil, Colombia deberá dividirse en tres estados, Venezuela, Cundinamarca y Quito; uno tomará el nombre de Colombia, que probablemente será Cundinamarca; la federación llevará el nombre que se quiera, pero sería probable que fuese Boliviana. Habrá una bandera, un ejército y una nación sola. Heres dice que es mejor que haya dos naciones como Bolivia compuesta del Bajo y Alto Perú, y Colombia compuesta con sus partes constituyentes. Que yo sea el presidente de ambas naciones y haga lo mismo que con una. El consejo de gobierno quiere la reunión de las tres repúblicas, como he dicho antes, y Pando se inclina a uno y otro partido.

Por consiguiente, debemos dar el ejemplo de esta federación entre Bolivia y el Perú, y en marcha a Colombia yo veré lo que conviene más. Colombia no puede quedarse más en el estado en que está, porque todos quieren una variación, sea federal o sea imperial. Aquí se quiere lo mismo; y Bolivia no puede quedar en el estado en que está, pues el Río de la Plata, y el Emperador por su parte, al fin destruirán esa república. No hay otro partido que un ejército, una bandera y una nación en Colombia como en Bolivia. De otro modo los desórdenes serán tantos, que forzosamente pedirán un imperio, pues el ejército, el clero y la Europa lo quieren absolutamente;

De cualquier modo que sea, creo indispensable el que se dé principio a este plan por Bolivia y Perú, y todavía creo más indispensable el que Vd. conduzca los negocios de ese país hasta que yo vuelva a darle una dirección general a esta federación. Entonces no faltará algún amigo a quien convenga favorecer para esa presidencia. El general Santa Cruz servirá ésta del Perú, a menos que se desagraden de él, lo que no espero, porque él es bastante agradable y sagaz.

¡Amigo! Vd. no debe abandonarnos en esta coyuntura tan difícil y cuando más necesitamos de hombres capaces, llenos de gloria y popularidad como Vd. Yo soy el que estoy más cansado y el que necesito de más reposo; pero la presencia del peligro y de las dificultades estimulan a mi espíritu decaído. Para un valiente el riesgo es el verdadero apetito, y como yo estoy cierto que Vd. participa de mis sentimientos, no he dudado un instante de que, al saber el gran riesgo de la América, sus deseos de servir se habrán reanimado. Persuádase Vd. que los más grandes destinos le esperan. A mí me han ofrecido una corona que no puede venir a mi cabeza, y que yo concibo en la oscuridad de las combinaciones futuras planeando sobre las sienes del vencedor de Ayacucho; y si no fuere esta diadema, será otra mil vece más gloriosa, la de los laureles, recompensa de las virtudes. En una palabra, yo sin Vd. no soy nada, y por consiguiente, el mundo que pesa sobre nuestros hombres, caerá a sumergirse en un vasto océano de anarquía.

Haga Vd. escribir mucho sobre estas cosas, y no dude que me marche a Colombia y vuelva a poner las grandes bases.

Chile y el Río de la Plata junto con Guatemala pueden entrar en nuestro proyecto como aliados.

Escriba Vd. a Córdoba y a los amigos del Río de la Plata, para mantener aquellas buenas relaciones.

De un momento a otro tendremos a Chile por nosotros, y Guatemala tiembla de Méjico y, por lo mismo, Panamá.

Resumiré mis demandas:

  1. Que Vd. se quede en Bolivia hasta mi vuelta;
  2. Que se adopte la constitución;
  3. Que se negocie la reunión de estas dos repúblicas;
  4. Que se guarde Vd. la mejor armonía con este consejo de gobierno; y
  5. Que trabaje Vd. en el Río de la Plata por establecer nuestros buenos principios.

No tema Vd. al emperador del Brasil, pues la Inglaterra se entiende con nosotros en esta materia, y guardará armonía por necesidad y por política.Los Estados Unidos con la Rusia y la Francia están trabajando con España para que nos reconozca; por lo mismo, no hay necesidad de levantar los batallones más que a seiscientas plazas, en lugar, de mil como he dicho antes. El emperador de Rusia no es Constantino, a quien tocaba, sino su hermano Nicolás. Este tiene los principios de Alejandro, mientras que el otro es un cosaco. Dicen que costó un poco de sangre el advenimiento al trono, por causa del celo de las tropas, pero que los hermanos se portaron con generosidad recíproca etc. etc.

BOLIVAR

José Joaquin de Olmedo y Maruri

Posted in poemas with tags , on septiembre 6, 2008 by edmolin657

JOSE JOAQUIN DE OLMEDO Y MARURI
POETA Y PROCER DE LA INDEPENDENCIA.- Nació en Guayaquil el 19 de Marzo de 1.780, hijo legítimo del Cap. Miguel Olmedo y Troyano, natural de la Villa de Armijos, Obispado de Málaga, España, quien viajó primeramente a Panamá donde residió cuatro años, vino a Guayaquil como Tesorero y Comisario de Guerra para la expedición al Marañón y se quedó de Oficial del Fortín de San Carlos dedicado al comercio, dueño de las fragatas “San Isidro” y “San Fermín” cuya biografía puede verse en este Diccionario; y de la guayaquileña Ana Francisca de Maruri y Salavarría, de la antigua nobleza vasca asentada en la cuenca del Guayas.

De nueve años lo llevó su padre a Quito a cursar estudios en el Convictorio de San Fernando regentado por los dominicanos, donde aprendió Latinidad y Gramática Castellana. En 1.792 estaba de regreso en Guayaquil. En 1.794 fue enviado a Lima, encomendado a su pariente el Dr. José de Silva y Olave, quien lo matriculó en el Colegio de San Carlos. En 1.799 fué alumno de la Universidad de San Marcos y figuró en un acto público de filosofía y matemáticas. En 1.800 obtuvo por oposición en San Carlos la cátedra de Filosofía. En 1.802 escribió un “Epitalamio” con ocasión de las bodas de una pareja amiga. En 1.803 el poema “Mi retrato” y se lo envió a su única hermana Magdalena que residía en Guayaquil, pidiéndole que al pie pusiera como letrero: “Amó cuanto era amable, amó cuanto era bello”. El 15 de Junio de l.805 obtuvo el doctorado en Jurisprudencia y pasó a dictar Derecho Civil en el Colegio de San Carlos. El 6 de Noviembre se recibió en práctica y al año siguiente alcanzó el doctorado en ambos derechos Civil y Canónigo, escribiendo sus poemas “Matemáticas” y “Loa al Virrey”. Para 1.807 publicó “En la muerte de doña María Antonia de Borbón, princesa de Asturias”.

Después de 4 años de práctica se recibió de abogado en 1.808, se incorporó al Colegio de Lima y dictó la cátedra de Digesto en San Marcos. Entonces se inspiró y compuso “El prólogo a la tragedia El Duque de Viseo de Quintana” y su famosísima silva titulada “El Arbol”, que terminó en 1.809 y contiene dos partes, una filosófica y bellísima y otra menos hermosa con la que cierra el poema, pareciendo como si hubiera unido dos versos distintos. Casi enseguida fue llamado a Guayaquil porque su padre estaba grave y arribó el 20 de agosto, a tiempo para escuchar de sus labios que si venía la independencia, se pusiera de parte de ella.

EL ARBOL (Fragmento conteniendo la primera parte)
A la sombra de este árbol venerable/ Donde se quiebra y calma/ la furia de los vientos formidable,/ Y cuya ancianidad inspira a mi alma/ Un respeto sagrado y misterioso,/ Cuyo tronco desnudo y escabroso/ Un buen asiento rústico me ofrece, / Y que de hojosa magestad cubierto/ Es el único rey de este desierto, / Que vastísimo en torno me rodea;/ Aquí mi alma desea/ Venir a meditar: de aquí mi musa, / Desplegando sus alas vagarosas. /Por el aire sutil tenderá el vuelo; / Ya cual fugaz y bella mariposa/ Por la senda florida,/ Libre, inquieta, perdida, /Irá a Chipre a buscar su compañera; /Ya cual garza atrevida,/ Traspasará los mares, /Verá todos los reinos y lugares;/ O cual águila audaz alzará el vuelo/ Hasta el remoto y estrellado cielo. /¿No ves cuán ricas tornan a sus playas/ De las Indias las naves españolas/A pesar de los vientos y las olas?/ Pues muy más rica, tornará mi musa, /De imágenes, de grandes pensamientos,/ Y de cuantos tesoros de belleza/ Contiene en si la gran naturaleza, /Y de tu largo vuelo fatigada/ Vendrás a descansar, como a seguro/ Y deseado puerto/ A la sombra del árbol del desierto…

En 1.809 se incorporó de abogado de la Audiencia de Quito. En marzo de 1.810 le nació una hija natural en Ramona Ledós, acompañó al Dr. José de Silva y Olave en su viaje a la Península, en Septiembre recibió en México el nombramiento de Diputado por Guayaquil a las Cortes de Cádiz. En Enero de 1.811 aún estaba en México y leyó su poema “Improntu”. Semanas después viajó a España y se incorporó a las Cortes. El 12 de Agosto de 1.812 pronunció su célebre discurso sobre la abolición de las mitas; no era un gran orador, pero causó buen efecto. El diputado Castillo inició la discusión y las Cortes aprobaron la abolición de las mitas. Ese discurso se ha publicado varias veces desde que Vicente Rocafuerte lo dió a la Imprenta en Londres. Entonces consiguió que su protector y pariente José de Silva y Olave fuere designado Obispo de la Diócesis de Huamanga.

Secretario de las Cortes de Cádiz y después miembro y secretario de la Diputación Permanente hasta el 11 de Mayo de l.814, fecha en que las Cortes fueron disueltas por Fernando VII y los diputados perseguidos y apresados, Olmedo se escondió en Madrid y regresó en 1.816, encontrando que su madre había muerto. A principios de 1.817 viajó a Lima y escribió “A un amigo, don Gaspar Rico..”, a su vuelta, el 24 de Marzo contrajo nupcias con su deuda Rosa de Ycaza y Silva, sobrina del Obispo, su protector ¡Serán muy felices! En 1.819 defendió en juicio a Vicente Ramón Roca acusado de conspirador por haberse carteado con el cura insurgente de Acapulco, que de patriota se había vuelto realista.

Producida la revolución en Guayaquil el 9 de Octubre de 1.820 fué electo Jefe Político de la Provincia, pero en vista de los abusos que cometía el Jefe Militar José Gregorio Escobedo, pidió una Junta Provisional de Gobierno que quedó conformada con el Dr. José Vicente de Espantoso y Avellán y con el coronel Rafael María de la Cruz Jimena y Larrabeitia. En Noviembre presidió el triunvirato formado por Francisco María Roca y Rafael Jimena y obtuvo que la Junta Electoral de la Provincia apruebe el “Reglamento Provisorio de Gobierno” que había redactado con José de Antepara y Arenaza.

En 1.821 escribió su “Canción al 9 de Octubre” considerada el primer Himno que ha tenido nuestro país. Entonces llamó al ejército colombiano para que colabore en la campaña libertadora. Olmedo era partidario de la independencia de Guayaquil frente a los gobiernos de Perú y Colombia, pero comprendía que Guayaquil no podía alcanzar la libertad de la Audiencia de Quito sin ayuda de otros ejércitos.

El 11 de Julio de 1.822, después de la Batalla del Pichincha, arribó Bolívar a Guayaquil y anexó la provincia a Colombia. Olmedo protestó por este abuso de fuerza y el 29 de Julio emigró al Perú con más de docientos vecinos de la primera distinción. El 22 de Septiembre fué electo Diputado por el Departamento de Puno y formó parte de la Comisión designada por el Congreso peruano para redactar la primera Constitución que tuvo ese país. En 1.823 editó en Lima su traducción del inglés del “Ensayo sobre el hombre” de M. Pope, en 45 págs. y a nombre del Congreso cursó una invitación a Bolívar para que se traslade al Perú a luchar por la independencia. Desde ese entonces volvió a amistar con el libertador y cuando se enteró en 1.824 de la victoria de Junín, inició el “Canto a Bolívar”, poema épico que le dio fama continental al salir publicado en Guayaquil en 1.825 y en Londres el 26 (1).

En 1.825 compuso una “Marcha”, el poema “La Libertad” y recibió el nombramiento de Ministro Plenipotenciario de la Gran Colombia en Inglaterra. En Octubre estaba en Londres. En 1.826 se dio tiempo para publicar en París y en Londres su célebre “Canto a Bolívar” En noviembre fue electo Miembro fundador de la Academia Nacional de Colombia y para 1.827 viajó a Guayaquil. En 1.828 falleció su hija Rosa, llamada “Mi rosita de Ayacucho.

(1) Bolívar le solicitó por carta de Diciembre de 1.824 cantar los triunfos de la patria, Olmedo le aclaró el 31 de Enero del 25 que ya tenía iniciado su canto “Apenas tengo compuestos 50 versos” pero ya no podía retroceder. El 15 de Abril le anunció “mi canto se ha prolongado más de lo que pensé. Creí hacer una cosa como de 300 versos y seguramente pasaría de 600”. Pasó de 800 en su primera versión y de 900 en las siguientes. El 30 de Abril, finalmente, envió el poema concluido y el 15 de Mayo le avisó que estaba imprimiéndose en 28 páginas en la Imprenta de Manuel Ignacio Murillo en Guayaquil.
Entre 1.828 y 29 y por dos ocasiones fue designado Ministro de Relaciones Exteriores de la Gran Colombia pero se excusó en ambas. En 1.830 fue Prefecto de Guayaquil y el 19 de Mayo suscribió el Acta de Anexión del Departamento de Guayaquil a la República del Ecuador. En agosto concurrió a Riobamba de Diputado a la primera Convención Nacional, fue nombrado Miembro de la Comisión compuesta para redactar la primera Constitución y el 12 de Septiembre obtuvo catorce votos y salió electo Vice Presidente de la República. En Febrero asumió interinamente la presidencia por ausencia del titular. Poco después renunció por tener que ausentarse a Guayaquil, y en Noviembre nuevamente fue Prefecto del Departamento de Guayaquil como tal autorizó la toma de posesión de las islas de archipiélago de las Galápagos y viajó a Bogotá en calidad de comisionado de Límites para solucionar un diferendo con la Nueva Granada por la anexión de Pasto. En 1.833 prosiguió estas negociaciones en Quito.

En 1.833 fue designado por Rocafuerte para discutir la paz con los delegados del Jefe Supremo, Dr. José Félix Valdivieso. En 1.835 escribió su poema “Al General Flores, vencedor en Miñarica”, fué electo Diputado por Guayaquil y luego Presidente de la Convención Nacional reunida en Ambato que eligió a Rocafuerte. En 1.836 fue comisionado para la mediación entre Chile y Perú.

En 1.837 escribió la “Canción del 10 de Agosto”, que como bien lo ha demostrado el Padre Espinosa Pólit, sirvió de antecedente al actual Himno Nacional, e intervino en la elaboración de las bases del Tratado con España que firmó Pedro Gual. En l.838 fué Alcalde Primero municipal de Guayaquil, después Gobernador interino de la Provincia y comisionado por el Presidente para liquidar el capital e intereses del crédito público de Miguel de Anzoátegui Cossio, que nunca se llegó a pagar.

En 1.839 fue Subdirector de Estudios, prologó la “Historia del Reino de Quito” del padre Juan de Velasco y redactó un proyecto de “Reglamento de Policía”. En 1.840 escribió “En la muerte de mi hermana”. El 43 editó “Ocios poéticos del General Flores y una oda en su obsequio” en 52 págs.

El 6 de Marzo de 1.845 estalló la revolución antifloreana en Guayaquil y Olmedo fue designado Presidente del triunvirato con Vicente Ramón Roca y Diego Noboa. En noviembre renunció dichas funciones y Rocafuerte lo candidatizó la presidencia de la República, perdiendo frente a Roca, que ascendió al poder tras alcanzar las 2/3 partes de la votación.

En 1.846 fue comisionado con el General Antonio Elizalde para traer los restos de Lámar a Guayaquil, escribió un soneto “Al General Lamar”, y viajó a Lima, donde no encontró mejoría a su antigua dolencia del estómago. Nuevamente en Guayaquil ejerció la Subdirección de Estudios del Guayas y prematuramente avejentado a causa de contínuos dolores al estómago y estitiquez ocasionados por un cáncer lento falleció el 19 de Febrero de 1.847, a la l y 1/4 de la mañana, de 66 años y 11 meses de edad. Antes de morir había dicho: “He cumplido, no sin gloria, mi destino”.

De allí en adelante sus cantos comenzaron a republicarse con gran éxito. El 48 salió en Valparaiso un volumen de “Obras Poéticas”, única colección revisada y corregida por Olmedo, meses antes de su muerte. La segunda edición data de 1.853, París, 214 págs. Hay otras posteriores.

Estatura mediana, rostro ovalado, ni blanco ni trigueño, labios gruesos, ojos y cabellos negros, sus funerales se celebraron en todas las ciudades del país y sus restos se enterraron en la Iglesia de San Francisco bajo la siguiente inscripción “A Dios glorificador, aquí yace el Dr. José Joaquín de Olmedo. Fue padre de la patria, el ídolo del pueblo, poseyó todos los talentos, practicó todas las virtudes” y se quemaron durante el Incendio Grande del 5 al 6 de Octubre de 1.896.

 

LA VICTORIA DE JUNIN (Fragmento)
El trueno horrendo que en fragor revienta/ Y sordo retumbando se dilata/ Por la inflamada esfera, /Al Dios anuncia que en el cielo impera.// Y el rayo que en Junín rompe y ahuyenta/ La hispana muchedumbre/ Que más feroz que nunca amenazaba/ A sangre y fuego eterna servidumbre: //Y el canto de Victoria/ Que en ecos mil discurre ensordeciendo/ El hondo valle y enriscada cumbre, / Proclaman a Bolívar en la tierra/ Arbitro de la paz y de la guerra./ / Las soberbias pirámides que al cielo/ El arte humano osado levantaba/ Para hablar a los siglos y naciones, / Templos, de esclavas manos/ Deificaban en pompa a sus tiranos,/Ludibrio son del tiempo, que con su ala/ Débil las tocas, y las derriba al suelo,/ Después de que en fácil juego el fugaz viento/Borró sus mentirosas inscripciones;/ Y bajo los escombros confundido/ entre la sombra del eterno olvido, /¡Oh de ambición y de miseria ejemplo!/ El sacerdote yace, el Dios y el templo;//

ALFABETO PARA UN NIÑO (Fragmento)
//Amor de Patria comprende/ Cuanto el hombre debe amar/ Su Dios. Sus leyes, su hogar, / Y el honor que los defiende.// Bondad, el que la merece/ Con ánimo siempre igual. /Ni se abate con el mal,/ Ni con el bien se ensorbece. //Candor en toda expresión, // Callar lo más que pudieres;/ Muy cortés con las mujeres, Pero sin afectación.// Dios es el sabio creador/ Que conserva y ama al hombre,/ Sea cual fuere su nombre, /Condición, secta y color,// Estudio y aplicación / Forman a la juventud,/ Y emulación de virtud/ Sin envidia ni ambición. // Franqueza, nunca licencia. // Gratitud siempre al favor/ Es un deber justo y grato/ Y por eso el hombre ingrato/ es un monstruo que da horror.// Honor es en sumo grado/ El alma del ciudadano: /Sin honor es siempre vano,/ O pernicioso al Estado.//…..

EL ARBOL (Fragmento)
//Al la sombra de este árbol venerable/ Donde se quiebra y calma/ La furia de los vientos formidable,/ Y cuya ancianidad inspira a mi alma/ Un respeto sagrado y misterioso,/ Cuyo tronco desnudo y escabroso/ Un buen asiento rústico me ofrece;/ Y que de hojosa majestad cubierto/ Es el único rey de este desierto,/ Que vastísimo en torno me rodea;/ Aquí mi alma desea/ Venir a meditar: de aquí mi musa,/ Desplegando sus alas vagarosas,/ Por el aire sutil tenderá el vuelo; / Ya cual fugaz y bella mariposa / Por la selva florida,/ Libre, inquieta, perdida,/ Irá en pos de un clavel ó de una rosa, / Ya cual paloma blanda y lastimera / Irá a Chipre á buscar su compañera;/ Ya cual garza atrevida,/ Traspasará los mares,/ Verá todos los reinos y lugares;/ O cual águila audaz alzará el vuelo/ Hasta el remoto y estrellado cielo./ ¿No ves cuan ricas tornan a sus playas/ De las Indias las naves españolas / A pesar de los vientos y las olas? / Pues muy más ricas tornarás, mi musa, / De imágenes, de grandes pensamientos,/ Y de cuantos tesoros de belleza /Contiene en si la gran naturaleza. // Y de tu largo vuelo fatigada/ Vendrás a descansar, como a seguro / Y deseado puerto,/ A la sombra del árbol del desierto.//

 

¿Hablaba Inglés Bolívar?

Posted in historia with tags , , , on septiembre 5, 2008 by edmolin657

¿..EXISTE CARTA DE BOLÍVAR

ESCRITA EN IDIOMA INGLES..?

 

 Amigo: Ricardo Rosario

 

Antes de responder a esta pregunta, primero debemos dejar por sentado, que la intelectualidad del Libertador, es sin lugar a dudas, un hecho sobresaliente en la conducta humana… y constituyó su arma indestructible para liberar contiendas diplomática, donde la mediocridad de las cortes europeas, sucumbían ante la originalidad de sus ideales… Bolívar poseía el don de la palabra..! y la manera de conjugar los verbos, fueron sus mejores armas para imponer su personalidad en todos los campos… Es célebre la expresión de Santander cuando se entera por boca de Páez, que Bolívar regresará a Venezuela para dirigirse al Congreso y deponer la rebelión encabezada por Páez; al respecto Santander alerta a Páez:

 

 No..! que no venga..! tal es su influencia y la fuerza secreta de su voluntad, que yo mismo, en infinitas ocasiones, me he acercado a él lleno de venganza, y al sólo verle u oírle me ha desarmado y he salido lleno de admiración. Ninguno puede contrariar cara a cara al General Bolívar; y desgraciado del que lo intente..! ”

 

Muchos episodios de esa cautivante personalidad fueron recogidas por quienes tuvieron la entereza de entrevistarse con él, lo cual es sumamente importante para responder a la pregunta: ¿..Existe Carta de Bolívar Escrita en Idioma Inglés..?

 

Así fueron descritos esos momentos de entrevistas:

 

“En todas sus actividades y en sus conversaciones, desborda una alocución incansable, extrema viveza, y sus preguntas son cortas y concisas. Pocas veces dirige la mirada a su interlocutor cuando éste mantiene el discurso, pero cuando le toca responder, clava su mirada a los ojos como si tratara de hipnotizarlo… Nada le irrita más que el silencio de su interlocutor cuando exige una respuesta… Sostiene con fuerza, con lógica y casi siempre con tenacidad su opinión, lo que para muchos significa “terquedad”, mientras que para él es una virtud que le hizo ver con claridad aquello que no vislumbraban sus colaboradores… Es muy observador… En sus conversaciones hace muchas citas, pero siempre bien escogidas y propias al objeto.  Su carácter y su espíritu son más para la critica que para el elogio; pero nunca sus críticas o sus elogios carecen de fundamento y de verdad”

 

De esta evaluación de la personalidad de Bolívar concluimos lo siguiente:

 

1.    Bolívar leía, entendía y hablaba el idioma ingles..! de lo cual no hay la menor duda y existen además muchas evidencias:

 

AÑO DE 1829: El ministro inglés en Bogotá, escribe al jefe de la Cancillería Británica:

 

“Los modales y presencia del General Bolívar son en extremos suaves y distinguidos. Cuando el tema de la conversación le interesa, le vemos animarse ostensiblemente. Posee la entera confianza de todas las clases sociales. Su influencia moral es ilimitada… Habla francés con gran perfección, no así el inglés, no porque no lo posea, sino por temor, pues lo comprende muy bien y lee con facilidad nuestros periódicos. Su parcialidad por los ingleses ha sido siempre notoria… No es amigo de los Estados Unidos

 

Lo cierto de esta afirmación que hace el ministro inglés, es que Bolívar ciertamente hablaba el inglés, pero su idioma lo imponía sobre sus adversarios anglosajones, a quienes veía con mucha reticencia; decía Bolívar:

 

“Los ingleses… no me gustan porque se parecen a los del presidente de los regatones americanos. Aborrezco esa canalla de tal modo, que no quisiera que se dijera que un colombiano hacía nada con ellos”

 

Bolívar no les perdonaba a los norteamericanos cuando expulsaron a sangre y fuego a los venezolanos que habían libertado la parte occidental de La Florida…. Y que Monroe se negó a recibir a su comisionado Lino de Clemente… Por otra parte, ya los ingleses también veían con recelos al venezolano, desde que encabezó aquella misión diplomática comisionada para reconocer a la Junta Suprema que se instauró en Caracas en 1811. y donde Bolívar fue enviado, entre otras cosas, por el dominio del idioma inglés, lo que facilitaba la negociación con la Corte Británica… Es por esta razón, que Bolívar prohibía que los partes de guerra que debían preparar los reclutas europeos se escribieran en inglés, y exigía que si no era en español fuera en francés.

 

1.    Otras de las evidencias, sobre el dominio que tenía Bolívar del idioma inglés, lo encontramos en la memorable Carta de Jamaica:

 

Bolívar llega a Jamaica en mayo de 1815 y permaneció por siete meses en esa isla, colonia inglesas donde sólo se hablaba inglés y un dialecto africano entre los esclavos negros… Fue una estancia de reflexión sobre sí mismo, donde perfeccionó su inglés, y donde estuvo a punto de ser asesinado… y se dice que hasta pensó en el suicidio… De su estancia en la isla, sólo la Carta de Jamaica nos legó su visión profética, puesto que no obtuvo ningún éxito en consolidar su guerra de independencia, puesto que no logró la ayuda del Gobierno Británico, ni la ayuda necesaria para obtener armas.

 

La Carta de Jamaica está fechada en Kingston el 6 de diciembre de 1815 y dirigida a un caballero de dicha isla, que según el investigador Monseñor Nicolás E. Navarro, fue para el hacendado Henry Cullen… Se trata de un documento fundamental para el conocimiento del ideario de Bolívar y para el análisis de su estilo.

 

Para algunos historiadores e investigadores, la Carta de Jamaica era un documento apócrifo atribuido a Bolívar; sin embargo, su fidelidad fue verificada, cuando se descubrió un manuscrito de la Carta de Jamaica en inglés, que hoy se conserva en el Museo Bolivariano de Bogotá… Este documento fue traducido al inglés por el General canadiense, natural de Toronto, Jhon Robertson, a solicitud del propio Bolívar quien quería internacionalizar su contenido; y ello está verificado como auténtico, ya que el Libertador escribió entre líneas observaciones en francés, para que fueran corregidas por su oficial canadiense… Respecto a este manuscrito se deducen dos conclusiones:

 

a)    Robertson no leía bien el español, razón por la cual Bolívar le hizo las correcciones en francés, idioma que sí dominaba Robertson

b)    Por su parte, Bolívar dominaba muy bien el inglés, lo que le permitió leer el manuscrito traducido por Robertson, y hacer las correcciones en francés, las cuales pueden ser verificadas en entre líneas en letra escritas por el propio Libertador.

 

Como dato curioso publicado en un periódico de Jamaicacuyo contenido no ha podido ser confirmado por los historiadores, dice lo siguiente:

 

“Bolívar llegó a caballo al cementerio Half-Way-Tree donde horas antes fue enterrado su amigo Robertson… Le pidió a los negros encargados del mantenimiento del cementerio que lo dejaran entrar…. y los persuadió de que desenterraran  el ataúd y levantaran la tapa… Bolívar se sintió muy emocionado al ver el rostro de su difunto amigo…. Apretó las manos del cadáver, lo contemplo por un momento y después abandonó el lugar”

 

2.    Otro testimonio sobre el excelente dominio del idioma inglés que tenía Bolívar, lo encontramos en una correspondencia que hace el diplomático inglés Sir Robert Ker Porter a su hermana el Inglaterra, referido al encuentro con el Libertador en 1827:

 

“Disfruté especialmente de una cena tranquila con su excelencia, durante la cual estuvimos una conversación a solas sobre los negocios públicos del país, etc., casi por dos horas: tiempo muy agradable. Y debo decir que él merece toda la fama de virtuoso patriota que ambos mundos, el Viejo y el Nuevo, le han dado”

 

Estos tres casos, demuestran que Bolívar manejaba con toda soltura el idioma ingles… como también el francés, cuyos idiomas, junto con el español, constituían los dialectos predominante de la intelectualidad de la época, no solo en la bibliografía y periódicos que circulaban en toda Europa, sino en las relaciones diplomáticas con el destino del continente; tomando en cuenta que Estados Unidos, Inglaterra, Francia y España, ocupaban la atención política del momento histórico que le correspondió vivir el Libertador… El idioma inglés, además le permitía comunicarse con sus oficiales británicos que le acompañaron durante la gesta independentista: English, Chamberlain, Rooke, O´Connor, Illingworth, Fergunson, Berfolrd Hinton Wilson… Fue también un idioma que lo ayudó en conquistar el amor de una bella dama norteamericana… Esta es la historia:

 

“Jeanette Hart fue otra de las cautivadas por la fama de Bolívar… En su curiosidad por conocer al héroe, la estadounidense originaria de Connecticut, se embarcó hacia el Puerto de El Callao, en compañía de su cuñado, el Comodoro de la Armada Americana y Comandante de la Escuela de los Estados Unidos en el Pacífico, Isaac Hull… En el Palacio de Torre Tagle, sería cautivada por el romanticismo y seducción de Bolívar… Durante la recepción oficial al Almirante Hull, al saber Bolívar de la llegada de su amante Manuela Saez, llevó a un recodo del salón a la joven norteamericana y luego de un beso inesperado y apasionado, le entregó un “camafeo” con su imagen…  Prenda que guardó Jeannette por el resto de su vida… Una fogosa relación amorosa surgió entre ambos por casi dos años, en donde Bolívar, aprovechaba las formalidades de las reuniones diplomáticas, para escaparse aunque sea por breves momentos con la dama, y evitar la vigilancia permanente que sobre él mantenía su compañera oficial… Manuela que conocía los gustos del Libertador y su manera de actuar cuando estaba extasiado por una mujer, indujo de manera violenta a la dama, para que abandonara la ciudad, bajo la amenaza de hacer pública su relación en perjuicio de su cuñado, evitando así un conflicto diplomático… Bolívar supo de las causas de su ausencia, muy tarde ya, cuando la dama regresó a su país natal”

 

Si hoy no tenemos prueba de una nota escrita en inglés de manos de Bolívar, no significa que la misma no exista… Apenas hemos recopilado una mínima parte de las Notas del Libertador, las cuales se encuentran repartidas en los distintos archivos bolivarianos en muchos países… En lo que respecta a Venezuela, contamos con:

 

El archivo del Libertador:

Academia Nacional de la Historia de Venezuela

 

Esta documentación es el testimonio directo de la vida y gesta del Libertador y de parte de la historia de las repúblicas que libertó, además de ser un conjunto excepcional de fuentes para el estudio de la historia bolivariana. Lo componen 245 tomos divididos en las colecciones:


      Daniel Florencio O’Leary:                 54 tomos
      Archivo Nacional y otras fuentes:     46 tomos
      Don Juan de Francisco Martín:          65 tomos
      Juan Bautista Pérez Soto:                   43 tomos
      Donación París del Gallego:               37 tomos
      Archivo de Sucre:                                    17 tomos
      Archivo de Revenga:                          18 tomos

Los tomos del Archivo del Libertador están custodiados desde 1999 por la Academia Nacional de la Historia de Venezuela, institución que ha iniciado labores de rescate y conservación de la totalidad de la documentación contenida en ellos. Debido a la trascendencia de la figura de Simón Bolívar para la historia universal y a la importancia que el Archivo del Libertador reviste para su estudio, en 1997 la UNESCO decidió incluirlo como parte de su programa Memoria del Mundo… sin embargo, se estiman en más del doble la cantidad de cartas del Libertador repartidas en todo el planeta, muchas de las cuales pertenecen al patrimonio familiar de tantas personas que conoció Bolívar… Recordemos, que la mayoría de los escritos que hoy conocemos, fueron correspondencias llegadas a Bolívar, y que pertenecían a su archivo personal, que recopiló en 10 baúles que quedaron en custodia  del Señor Juan Bautista Pavageau, y que en su testamento, Bolívar ordenó:

“Ordeno, que los papeles que se hallan en poder del Sr. Pavageau, se quemen”… Cláusula 9º del Testamento del Libertador

La mayoría de los historiadores, y en especial el doctor Lecuna, concuerdan en que los documentos no fueron quemados, por una suerte insurreccional, cuando Juan Francisco Martín y el General O´Leary se los llevaron consigo, desterrados de Cartagena, a raíz de la revolución del General Ignacio Luque contra el régimen de Rafael Urdaneta en 1831, semanas después de la muerte del Libertador… Sin embargo, ello no está totalmente aclarado, ya que los documentos que hoy se conservan, fueron recopilados de varios orígenes… Pero sin embargo, y como ya fue referido, esos papeles pertenecían a los Archivos de la Secretaría del Libertador, y muy poco a documentación enviada por él a tantas personalidades del mundo… muchas de las cuales, reposan en lúgubres estanterías de Londres y los Estados Unidos, en espera de su publicación, donde con toda seguridad, encontraremos algunas escritas en inglés. por la misma mano que empuñó la espada libertadora. 

Saludo Bolivariano 

Jorge Mier Hoffman
tedejo@cantv

CARTAS DE BOLIVAR

Posted in cartas de famosos, historia, notas periodísticas with tags , , , , , , , , on septiembre 5, 2008 by edmolin657

Ortuzco, mediados de abril de 1824.

(A la Sra. Manuela Saenz)

 

Mi amor: Estoy muy triste a pesar de hallarme entre lo que más me agrada, entre los soldados y la guerra, porque sólo tu memoria ocupa mi alma, pues sólo tú eres digna de ocupar mi atención particular.

Me dices que no te gustan mis cartas porque escribo con unas letrazas tan grandotas (1) ahora verás que chiquitico te escribo para complacerte (2). No ves cuántas locuras me haces cometer por darte gusto ( etc, etc.).

                                                                                           BOLIVAR

 

Nota: La destinataria, señora Manuela Saenz de Thorne, quiteña ( 1797-1856)había conocido al Libertador en Quito en 1822.

Este fragmento de carta del Libertador aparece escrito de letra del que fue su Edecán y fiel amigo Belford Hinton Wilson. Lleva el encabezamiento siguiente:

Anécdota: En una carta que escribió el Libertador desde Oruzco cuando salimos a la campaña del Peru…le dice al principio…

A esto sigue el texto de la carta…

(1) Aquí Wilson escribió entre paréntesis: ocupando una llana con letras muy grandes para expresar este concepto.

(2) Aquí puso Wilson, tambien entre parentesis: escibiendo con una letra diminuta…

 

 

 

 ____________

 

 

Ica, 20 de abril de 1825

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi bella y buena Manuela: Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y del amor.

Lo veo bien, y gimo de tan horrible situacion por ti; porque te debes reconciliar con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro !!!

Sí, te idolatro hoy más que nunca jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino, de ese corazón sin modelo.

Cuando tú eras mía yo te amaba más por tu genio encantador que por tus atractivos deliciosos. Pero ahora ya me parece que una eternidad nos separa porque mi propia determinaciónme ha puesto en el tormento de arrancarme de tu amor, y tu corazón justo nos separa de nosotros mismos, puesto que nos arrancamos el alma que nos daba existencia, dándonos el placer de vivir.

En lo futuro tú estarás sola aunque al lado de tu marido.

Yo estaré solo en medio del mundo.

Sólo la gloria de habernos vencido será nuestro consuelo.

El deber nos dice que ya no somos más culpables!! No, no lo seremos más.

 

 

_________________

 

 

 

Potosí, 13 de octubre de 1825

 

A Manuela Saenz.

 

Mi querida amiga: Estoy en la cama y leo tu carta del 2 de setiembre. 

No sé lo que más me sorprende:si el mal trato que tu recibes por mí o la fuerza de tus sentimientos, que a la vez admiro y compadezco.

En camino a esta villa te escribí diciéndote, que, si querías huir de los males que temes, te vinieses a Arequipa , donde tengo amigos que te protegerán.

Ahora te lo vuelvo a decir.

Dispénsame que no te escriba de mi letra; tu conoces ésta (2)

Soy tuyo de corazón.

 

Nota: (2) es probable que la letra fuera la de su Secretario privado Coronel Juan Santana.

 

 

 __________________

                                                                      

 

                                                                   

La Plata, 26 de Noviebre de 1825

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi amor: sabes que me ha dado mucho gusto tu hermosa carta?!

Es muy bonita la que ha entregado Salazar.

El estilo de ella tiene un mérito capaz de hacerte adorar por tu espíritu admirable.

Lo que me dices de tu marido (2) es doloroso y gracioso a la vez.

Deseo verte libre pero inocente juntamente;porque no puedo soportar la idea de ser el robador de un corazón que fue virtuoso, y no lo es por mi culpa. No se qué hacer para conciliar mi dicha y la tuya, con tu deber y el mío: no se cortar ese nudo que Alexandro con su espada no haría mas que intrincar más y más; pues no se trata de espada ni de fuerza, sino de amor puro y de amor culpable: de deber y de falta: de mi amor, en fin, con MANUELA LA BELLA..

 

 

 

Nota: Carta enteramente escrita por el Libertador. Sin firma.

Al final figura una raya debajo de las palabras” Manuela la Bella” …

(2) El armador de nacionalidad británica James Thorne ( 1770-1847)

 

 

 

 

 _________________

 

 

La Magdalena, julio de 1826.

 

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi adorada: ¿Con que tú no me contestas claramente sobre tu terribe viaje a Londres???!!!¿ Es posible, mi amiga?

Vamos no te vengas con enigmas misteriosos.

Diga Ud la verdad; y no se vaya Ud. a ninguna parte. Yo la QUIERO RESUELTAMENTE.

Responde a lo que te escribí el otro día de un modo que yo pueda saber

con certeza tu determinación.

Tú quieres verme, siquiera con los ojos.Yo tambien quiero verte,

y reverte y tocarte y sentirte y saborearte y unirte a mi por todos los CONTACTOS.

¿A que tú no quieres tanto como yo? Pues bien, esta es la más pura y la más cordial verdad. Aprende a amar y no te vayas ni aún con DIOS MISMO.

A la mujer ÚNICA como tú me llamas a mi.          

                                                                                        Tuyo

 

 

Nota: Carta enteramente autógrafa de Bolivar.

Manuela Saenz ( 1793-1859), quiteña, fue uno de los más grandes amores de Bolivar.

 

________________
 

Ibarra, 6 de octubre ( 1826)

 

 

La décima

(A Manuela Saenz)

 

Mi encantadora Manuela: Tu carta del 12 de setiembre me ha encantado: todo es amor en ti.Yo también me ocupo de esta ardiente fiebre que nos debora como a dos niños. Yo, viejo, sufro el mal que ya debía haber olvidado. Tú sola me tienes en este estado. Tú me pides que te diga que NO QUIERO A NADIE. ¡ O no! . A NADIE AMO: A NADIE AMARÉ. El altar que tú habitas no será profanado por otro ídolo ni otra imagen, aunque fuera la de Dios mismo. Tu me has hecho idólatra de la humanidad hermosa o de Manuela. Créeme: te amo y te amaré sola y no mas. No te mates. Vive para mí, y para tí : vive para que consueles a los infelices y a tu amante que suspira por VERTE.

Estoy tan cansado del viaje y de todas las quejas de tu tierra que no tengo tiempo de escribirte con letras chiquititas y CARTAS GRANDOTAS como tú quieres. Pero en recompensa si no rezo, estoy todo el día y la noche entera haciendo meditaciones eternas sobre tus gracias y sobre lo que te amo, sobre mi vuelta y lo que harás y lo que haré cuando nos veamos otra VEZ. No puedo más con la mano. NO SÉ ESCRIBIR.

 

 

Nota: Carta enteramente autógrafa de Bolivar, sin firma.

 

 

 ___________________

 

 

Bucaramanga, 3 de abril de 1828

 

(A Manuela Saenz)

Albricias.

Recibí, mi buena Mauela, tus tres cartas que me han llenado de mil afectos:cada una tiene su mérito y su gracia particular. No falté a la oferta de la carta, pero no vi a Torres y la mandé con Ur que te la dió. 

Una de tus cartas está muy tierna y me penetra de ternura, la otra me divirtió mucho por tu buen humor, y la tercera me satisface de las injurias pasadas y no merecidas.

A todo voy a contestar con una palabra más elocuente que tu Eloisa , tu modelo.

ME VOY PARA BOGOTA. YA NO VOY A VENEZUELA. TAMPOCO PIENSO EN PASAR A CARTAGENA Y PROBABLEMENTE NOS VEREMOS MUY PRONTO.

¿Qué tal? ¿No te gusta? Pues amiga, así soy yo quien te ama de toda SU ALMA.

 

 

Nota: Alusión a la Nouvelle Eloïse de Juan Jacobo Rousseau (1712-1778)

 

Ortuzco, mediados de abril de 1824.

(A la Sra. Manuela Saenz)

 

Mi amor: Estoy muy triste a pesar de hallarme entre lo que más me agrada, entre los soldados y la guerra, porque sólo tu memoria ocupa mi alma, pues sólo tú eres digna de ocupar mi atención particular.

Me dices que no te gustan mis cartas porque escribo con unas letrazas tan grandotas (1) ahora verás que chiquitico te escribo para complacerte (2). No ves cuántas locuras me haces cometer por darte gusto ( etc, etc.).

                                                                                           BOLIVAR

 

Nota: La destinataria, señora Manuela Saenz de Thorne, quiteña ( 1797-1856)había conocido al Libertador en Quito en 1822.

Este fragmento de carta del Libertador aparece escrito de letra del que fue su Edecán y fiel amigo Belford Hinton Wilson. Lleva el encabezamiento siguiente:

Anécdota: En una carta que escribió el Libertador desde Oruzco cuando salimos a la campaña del Peru…le dice al principio…

A esto sigue el texto de la carta…

(1) Aquí Wilson escribió entre paréntesis: ocupando una llana con letras muy grandes para expresar este concepto.

(2) Aquí puso Wilson, tambien entre parentesis: escibiendo con una letra diminuta…

 

 

 

 ____________

 

 

Ica, 20 de abril de 1825

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi bella y buena Manuela: Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y del amor.

Lo veo bien, y gimo de tan horrible situacion por ti; porque te debes reconciliar con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro !!!

Sí, te idolatro hoy más que nunca jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino, de ese corazón sin modelo.

Cuando tú eras mía yo te amaba más por tu genio encantador que por tus atractivos deliciosos. Pero ahora ya me parece que una eternidad nos separa porque mi propia determinaciónme ha puesto en el tormento de arrancarme de tu amor, y tu corazón justo nos separa de nosotros mismos, puesto que nos arrancamos el alma que nos daba existencia, dándonos el placer de vivir.

En lo futuro tú estarás sola aunque al lado de tu marido.

Yo estaré solo en medio del mundo.

Sólo la gloria de habernos vencido será nuestro consuelo.

El deber nos dice que ya no somos más culpables!! No, no lo seremos más.

 

 

_________________

 

 

 

Potosí, 13 de octubre de 1825

 

A Manuela Saenz.

 

Mi querida amiga: Estoy en la cama y leo tu carta del 2 de setiembre. 

No sé lo que más me sorprende:si el mal trato que tu recibes por mí o la fuerza de tus sentimientos, que a la vez admiro y compadezco.

En camino a esta villa te escribí diciéndote, que, si querías huir de los males que temes, te vinieses a Arequipa , donde tengo amigos que te protegerán.

Ahora te lo vuelvo a decir.

Dispénsame que no te escriba de mi letra; tu conoces ésta (2)

Soy tuyo de corazón.

 

Nota: (2) es probable que la letra fuera la de su Secretario privado Coronel Juan Santana.

 

 

 __________________

                                                                      

 

                                                                   

La Plata, 26 de Noviebre de 1825

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi amor: sabes que me ha dado mucho gusto tu hermosa carta?!

Es muy bonita la que ha entregado Salazar.

El estilo de ella tiene un mérito capaz de hacerte adorar por tu espíritu admirable.

Lo que me dices de tu marido (2) es doloroso y gracioso a la vez.

Deseo verte libre pero inocente juntamente;porque no puedo soportar la idea de ser el robador de un corazón que fue virtuoso, y no lo es por mi culpa. No se qué hacer para conciliar mi dicha y la tuya, con tu deber y el mío: no se cortar ese nudo que Alexandro con su espada no haría mas que intrincar más y más; pues no se trata de espada ni de fuerza, sino de amor puro y de amor culpable: de deber y de falta: de mi amor, en fin, con MANUELA LA BELLA..

 

 

 

Nota: Carta enteramente escrita por el Libertador. Sin firma.

Al final figura una raya debajo de las palabras” Manuela la Bella” …

(2) El armador de nacionalidad británica James Thorne ( 1770-1847)

 

 

 

 

 _________________

 

 

La Magdalena, julio de 1826.

 

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi adorada: ¿Con que tú no me contestas claramente sobre tu terribe viaje a Londres???!!!¿ Es posible, mi amiga?

Vamos no te vengas con enigmas misteriosos.

Diga Ud la verdad; y no se vaya Ud. a ninguna parte. Yo la QUIERO RESUELTAMENTE.

Responde a lo que te escribí el otro día de un modo que yo pueda saber

con certeza tu determinación.

Tú quieres verme, siquiera con los ojos.Yo tambien quiero verte,

y reverte y tocarte y sentirte y saborearte y unirte a mi por todos los CONTACTOS.

¿A que tú no quieres tanto como yo? Pues bien, esta es la más pura y la más cordial verdad. Aprende a amar y no te vayas ni aún con DIOS MISMO.

A la mujer ÚNICA como tú me llamas a mi.          

                                                                                        Tuyo

 

 

Nota: Carta enteramente autógrafa de Bolivar.

Manuela Saenz ( 1793-1859), quiteña, fue uno de los más grandes amores de Bolivar.

 

________________
 

Ibarra, 6 de octubre ( 1826)

 

 

La décima

(A Manuela Saenz)

 

Mi encantadora Manuela: Tu carta del 12 de setiembre me ha encantado: todo es amor en ti.Yo también me ocupo de esta ardiente fiebre que nos debora como a dos niños. Yo, viejo, sufro el mal que ya debía haber olvidado. Tú sola me tienes en este estado. Tú me pides que te diga que NO QUIERO A NADIE. ¡ O no! . A NADIE AMO: A NADIE AMARÉ. El altar que tú habitas no será profanado por otro ídolo ni otra imagen, aunque fuera la de Dios mismo. Tu me has hecho idólatra de la humanidad hermosa o de Manuela. Créeme: te amo y te amaré sola y no mas. No te mates. Vive para mí, y para tí : vive para que consueles a los infelices y a tu amante que suspira por VERTE.

Estoy tan cansado del viaje y de todas las quejas de tu tierra que no tengo tiempo de escribirte con letras chiquititas y CARTAS GRANDOTAS como tú quieres. Pero en recompensa si no rezo, estoy todo el día y la noche entera haciendo meditaciones eternas sobre tus gracias y sobre lo que te amo, sobre mi vuelta y lo que harás y lo que haré cuando nos veamos otra VEZ. No puedo más con la mano. NO SÉ ESCRIBIR.

 

 

Nota: Carta enteramente autógrafa de Bolivar, sin firma.

 

 

 ___________________

 

 

Bucaramanga, 3 de abril de 1828

 

(A Manuela Saenz)

Albricias.

Recibí, mi buena Mauela, tus tres cartas que me han llenado de mil afectos:cada una tiene su mérito y su gracia particular. No falté a la oferta de la carta, pero no vi a Torres y la mandé con Ur que te la dió. 

Una de tus cartas está muy tierna y me penetra de ternura, la otra me divirtió mucho por tu buen humor, y la tercera me satisface de las injurias pasadas y no merecidas.

A todo voy a contestar con una palabra más elocuente que tu Eloisa , tu modelo.

ME VOY PARA BOGOTA. YA NO VOY A VENEZUELA. TAMPOCO PIENSO EN PASAR A CARTAGENA Y PROBABLEMENTE NOS VEREMOS MUY PRONTO.

¿Qué tal? ¿No te gusta? Pues amiga, así soy yo quien te ama de toda SU ALMA.

 

 

Nota: Alusión a la Nouvelle Eloïse de Juan Jacobo Rousseau (1712-1778)

 

Ortuzco, mediados de abril de 1824.

(A la Sra. Manuela Saenz)

 

Mi amor: Estoy muy triste a pesar de hallarme entre lo que más me agrada, entre los soldados y la guerra, porque sólo tu memoria ocupa mi alma, pues sólo tú eres digna de ocupar mi atención particular.

Me dices que no te gustan mis cartas porque escribo con unas letrazas tan grandotas (1) ahora verás que chiquitico te escribo para complacerte (2). No ves cuántas locuras me haces cometer por darte gusto ( etc, etc.).

                                                                                           BOLIVAR

 

Nota: La destinataria, señora Manuela Saenz de Thorne, quiteña ( 1797-1856)había conocido al Libertador en Quito en 1822.

Este fragmento de carta del Libertador aparece escrito de letra del que fue su Edecán y fiel amigo Belford Hinton Wilson. Lleva el encabezamiento siguiente:

Anécdota: En una carta que escribió el Libertador desde Oruzco cuando salimos a la campaña del Peru…le dice al principio…

A esto sigue el texto de la carta…

(1) Aquí Wilson escribió entre paréntesis: ocupando una llana con letras muy grandes para expresar este concepto.

(2) Aquí puso Wilson, tambien entre parentesis: escibiendo con una letra diminuta…

 

 

 

 ____________

 

 

Ica, 20 de abril de 1825

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi bella y buena Manuela: Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y del amor.

Lo veo bien, y gimo de tan horrible situacion por ti; porque te debes reconciliar con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro !!!

Sí, te idolatro hoy más que nunca jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino, de ese corazón sin modelo.

Cuando tú eras mía yo te amaba más por tu genio encantador que por tus atractivos deliciosos. Pero ahora ya me parece que una eternidad nos separa porque mi propia determinaciónme ha puesto en el tormento de arrancarme de tu amor, y tu corazón justo nos separa de nosotros mismos, puesto que nos arrancamos el alma que nos daba existencia, dándonos el placer de vivir.

En lo futuro tú estarás sola aunque al lado de tu marido.

Yo estaré solo en medio del mundo.

Sólo la gloria de habernos vencido será nuestro consuelo.

El deber nos dice que ya no somos más culpables!! No, no lo seremos más.

 

 

_________________

 

 

 

Potosí, 13 de octubre de 1825

 

A Manuela Saenz.

 

Mi querida amiga: Estoy en la cama y leo tu carta del 2 de setiembre. 

No sé lo que más me sorprende:si el mal trato que tu recibes por mí o la fuerza de tus sentimientos, que a la vez admiro y compadezco.

En camino a esta villa te escribí diciéndote, que, si querías huir de los males que temes, te vinieses a Arequipa , donde tengo amigos que te protegerán.

Ahora te lo vuelvo a decir.

Dispénsame que no te escriba de mi letra; tu conoces ésta (2)

Soy tuyo de corazón.

 

Nota: (2) es probable que la letra fuera la de su Secretario privado Coronel Juan Santana.

 

 

 __________________

                                                                      

 

                                                                   

La Plata, 26 de Noviebre de 1825

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi amor: sabes que me ha dado mucho gusto tu hermosa carta?!

Es muy bonita la que ha entregado Salazar.

El estilo de ella tiene un mérito capaz de hacerte adorar por tu espíritu admirable.

Lo que me dices de tu marido (2) es doloroso y gracioso a la vez.

Deseo verte libre pero inocente juntamente;porque no puedo soportar la idea de ser el robador de un corazón que fue virtuoso, y no lo es por mi culpa. No se qué hacer para conciliar mi dicha y la tuya, con tu deber y el mío: no se cortar ese nudo que Alexandro con su espada no haría mas que intrincar más y más; pues no se trata de espada ni de fuerza, sino de amor puro y de amor culpable: de deber y de falta: de mi amor, en fin, con MANUELA LA BELLA..

 

 

 

Nota: Carta enteramente escrita por el Libertador. Sin firma.

Al final figura una raya debajo de las palabras” Manuela la Bella” …

(2) El armador de nacionalidad británica James Thorne ( 1770-1847)

 

 

 

 

 _________________

 

 

La Magdalena, julio de 1826.

 

 

(A Manuela Saenz)

 

Mi adorada: ¿Con que tú no me contestas claramente sobre tu terribe viaje a Londres???!!!¿ Es posible, mi amiga?

Vamos no te vengas con enigmas misteriosos.

Diga Ud la verdad; y no se vaya Ud. a ninguna parte. Yo la QUIERO RESUELTAMENTE.

Responde a lo que te escribí el otro día de un modo que yo pueda saber

con certeza tu determinación.

Tú quieres verme, siquiera con los ojos.Yo tambien quiero verte,

y reverte y tocarte y sentirte y saborearte y unirte a mi por todos los CONTACTOS.

¿A que tú no quieres tanto como yo? Pues bien, esta es la más pura y la más cordial verdad. Aprende a amar y no te vayas ni aún con DIOS MISMO.

A la mujer ÚNICA como tú me llamas a mi.          

                                                                                        Tuyo

 

 

Nota: Carta enteramente autógrafa de Bolivar.

Manuela Saenz ( 1793-1859), quiteña, fue uno de los más grandes amores de Bolivar.

 

________________
 

Ibarra, 6 de octubre ( 1826)

 

 

La décima

(A Manuela Saenz)

 

Mi encantadora Manuela: Tu carta del 12 de setiembre me ha encantado: todo es amor en ti.Yo también me ocupo de esta ardiente fiebre que nos debora como a dos niños. Yo, viejo, sufro el mal que ya debía haber olvidado. Tú sola me tienes en este estado. Tú me pides que te diga que NO QUIERO A NADIE. ¡ O no! . A NADIE AMO: A NADIE AMARÉ. El altar que tú habitas no será profanado por otro ídolo ni otra imagen, aunque fuera la de Dios mismo. Tu me has hecho idólatra de la humanidad hermosa o de Manuela. Créeme: te amo y te amaré sola y no mas. No te mates. Vive para mí, y para tí : vive para que consueles a los infelices y a tu amante que suspira por VERTE.

Estoy tan cansado del viaje y de todas las quejas de tu tierra que no tengo tiempo de escribirte con letras chiquititas y CARTAS GRANDOTAS como tú quieres. Pero en recompensa si no rezo, estoy todo el día y la noche entera haciendo meditaciones eternas sobre tus gracias y sobre lo que te amo, sobre mi vuelta y lo que harás y lo que haré cuando nos veamos otra VEZ. No puedo más con la mano. NO SÉ ESCRIBIR.

 

 

Nota: Carta enteramente autógrafa de Bolivar, sin firma.

 

 

 ___________________

 

 

Bucaramanga, 3 de abril de 1828

 

(A Manuela Saenz)

Albricias.

Recibí, mi buena Mauela, tus tres cartas que me han llenado de mil afectos:cada una tiene su mérito y su gracia particular. No falté a la oferta de la carta, pero no vi a Torres y la mandé con Ur que te la dió. 

Una de tus cartas está muy tierna y me penetra de ternura, la otra me divirtió mucho por tu buen humor, y la tercera me satisface de las injurias pasadas y no merecidas.

A todo voy a contestar con una palabra más elocuente que tu Eloisa , tu modelo.

ME VOY PARA BOGOTA. YA NO VOY A VENEZUELA. TAMPOCO PIENSO EN PASAR A CARTAGENA Y PROBABLEMENTE NOS VEREMOS MUY PRONTO.

¿Qué tal? ¿No te gusta? Pues amiga, así soy yo quien te ama de toda SU ALMA.

 

 

Nota: Alusión a la Nouvelle Eloïse de Juan Jacobo Rousseau (1712-1778)

 

BOLÍVAR Y SAN MARTÍN

Posted in historia with tags , , , , on agosto 31, 2008 by edmolin657

ENTREVISTA DE GUAYAQUIL
El 25 de Julio de 1822 arribó San Martín a la Islas Puná a bordo de la goleta de guerra «Macedonia», siendo visitado por el Almirante Manuel Blanco Encalada que lo aguardaba en «La Prueba» con el Mariscal Lamar y el General Francisco Salazar quienes le informaron de la anexión de Guayaquil a Colombia. Luego pasó a la goleta donde estaban los miembros de la Junta Olmedo, Roca y Jimena y otros emigrados más que lo esperaban con gran impaciencia para referirle que Santa Cruz y la División Auxiliar no había llegado a tiempo para evitar dicho abuso, pues se había quedado en Cuenca por expresas órdenes de Bolívar y que el General Bartolomé Salom cuidaba el orden.

El General Tomás Cipriano de Mosquera cuenta que en Guayaquil se acusaba abiertamente a San Martín de haber querido la anexión al Perú como punto de partida para establecer una monarquía en esta parte de América, así es que Olmedo estaba entre dos fuegos o mejor dicho entre los fuegos de dos partidos políticos; sin embargo, se quejó amargamente del abuso y siguió hacia Lima, es decir, hacia el destierro que él mismo se había impuesto por dignidad.

En el interim, Bolívar, que sabía de la llegada de San Martín, le envió una atentísima misiva con el Coronel Ignacio Torres Tenorio, pidiéndole que pase a «suelo de Colombia» a dialogar con él. San Martín primero se negó a desembarcar pero nuevas comunicaciones y repetidas instancias hicieron que a última hora se decidiera a celebrar la entrevista y el 26 por la mañana llegó su nave al malecón.

Bolívar subió a saludarle, impaciente por estrechar la mano del Libertador del sur del continente y regresó enseguida a esperarlo en «suelo de Colombia». San Martín estaba de gran uniforme y ambos quedaron favorablemente impresionados de este primer encuentro, aunque luego San Martín escribió lo contrario a Santa Cruz.

Su estadía en Guayaquil fue efímera y no duró más de cuarenta horas. Bajó a tierra y caminó hasta los bajos del edificio del Cabildo donde lo esperaba Bolívar rodeado de su Estado Mayor. Ambos se detuvieron al verse y entonces se adelantaron para estrecharse en un fuerte abrazo que fue vivado por el público, juntos subieron al salón de sesiones donde recibieron el saludo del Cabildo, las corporaciones y el vecindario, después se alejaron a conversar unos pocos minutos a solas, pues no hubo testigos. Bolívar bajó y se fue a su casa, mientras San Martín salía al balcón a responder los saludos del pueblo que lo vitoreó incesantemente.

Esa tarde San Martín visitó a Bolívar en gesto de cortesía y volvieron a conversar desde la una hasta las cinco, que se les sirvió una cena o banquete al que concurrieron más de cincuenta personas. Esa noche San Martín tuvo un encuentro romántico con la guayaquileña Carmen Mirón, que se embarazó y de estas nació José San Martín Mirón, tronco de su apellido en Guayaquil. Al día siguiente tuvo una nueva conversación con Bolívar y por la noche hubo el baile de gala del Cabildo que duró desde las nueve hasta pasada la una de la madrugada del 28 de julio; Bolívar bailó bien, como siempre solía hacerlo, pues era muy cortés con las damas. San Martín conversó con varios caballeros, saludó con las damas y contestó varios brindis de amigos; al final se alejó discretamente con Bolívar y los edecanes y salió por una puerta posterior, embarcándose en una chalupa que lo llevó a la Macedonia y en ella al Perú. Bolívar regresó a bailar pues había triunfado y era justo que celebrara; un nuevo laurel orlaba su frente…

Con posterioridad a la entrevista se han tejido numerosos infundios relacionados con los temas que ambos libertadores trataron, incluso se han publicado cartas sensacionalistas que luego resultaron apócrifas; de todo esto solo queda el recuerdo, pues el temario de la entrevista ha sido estudiado en forma exhaustiva por numerosos investigadores americanos. En el Ecuador el Dr. Pío Jaramillo Alvarado publicó un libro aclarando ciertas dudas. En síntesis, parece que el objeto principal de las conversaciones fue el Perú, nación que aún permanecía en su mayor parte ocupada por tropas del rey.

San Martín cedió el paso a Bolívar y se retiró definitivamente del escenario americano para ir a vivir en Boulogne sur Mer en la costa francesa donde falleció de avanzada edad en digna pobreza. Bolívar se mantuvo activo por algunos años pero al final también se retiró cansado y abatido por !as circunstancias, falleciendo en la quinta de San Pedro Alejandrino, cerca del Mar Caribe que tanto amó, en la flor de la edad, y a causa de una tisis que venía sufriendo desde años atrás.