Archive for the poemas Category

ACLARACION IMPORTANTE

Posted in poemas on enero 23, 2014 by edmolin657

Todos los temas de tipo historico que estan relacionados a poetas escritores,presidentes,etc ecuatorianos han sido tomados de la biblioteca del señor Rodolfo Perez Pimentel.

LAS CUARENTA

Posted in cancionero argentino, poemas with tags on diciembre 13, 2008 by edmolin657

Las cuarenta (1955)

Música: Roberto Grela
Letra: Francisco Gorrindo
Intérprete: Charlo

Con el pucho de la vida apretado entre los labios,
la mirada turbia y fría, un poco lerdo el andar,
dobló la esquina del barrio y, curda ya de recuerdos,
como volcando un veneno esto se le oyó acusar.

Vieja calle de mi barrio donde he dado el primor paso,
vuelvo a vos, gastado el mazo en inútil barajar,
con una llaga en el pecho, con mi sueño hecho pedazos,
que se rompió en un abrazo que me diera la verdad.

Aprendí todo lo malo, aprendí todo lo bueno,
sé del beso que se compra, sé del beso que se da;
del amigo que es amigo siempre y cuando le convenga,
y sé que con mucha plata uno vale mucho más.

Aprendí que en esta vida hay que llorar si otros lloran
y, si la murga se ríe, hay que saberse reír;
no pensar ni equivocado… ¡Para qué, si igual se vive!
¡Y además corrés el riesgo de que te bauticen gil!

La vez que quise ser bueno en la cara se me rieron;
cuando grité una injusticia, la fuerza me hizo callar;
la experiencia fue mi amante; el desengaño, mi amigo…
Toda carta tiene contra y toda contra se da!

Hoy no creo ni en mí mismo. .. Todo es grupo, todo es falso,
y aquél, el que está más alto, es igual a los demás…
Por eso, no has de extrañarte si, alguna noche, borracho,
me vieras pasar del brazo con quien no debo pasar.

ACQUAFORTE

Posted in cancionero argentino, poemas with tags on noviembre 29, 2008 by edmolin657

Acquaforte (1932)

Música: Horacio Pettorossi
Letra: Juan Carlos Marambio Catán
Intérprete: Miguel Montero

Es media noche. El cabaret despierta.
Muchas mujeres, flores y champán.
Va a comenzar la eterna y triste fiesta
de los que viven al ritmo de un gotán.
Cuarenta años de vida me encadenan,
blanca la testa, viejo el corazón:
hoy puedo ya mirar con mucha pena
lo que otros tiempos miré con ilusión.

Las pobres milongas,
dopadas de besos,
me miran extrañas,
con curiosidad.
Ya no me conocen:
estoy solo y viejo,
no hay luz en mis ojos…
La vida se va…

Un viejo verde que gasta su dinero
emborrachando a Lulú con el champán
hoy le negó el aumento a un pobre obrero
que le pidió un pedazo más de pan.
Aquella pobre mujer que vende flores
y fue en mi tiempo la reina de Montmartre
me ofrece, con sonrisa, unas violetas
para que alegren, tal vez, mi soledad.

Y pienso en la vida:
las madres que sufren,
los hijos que vagan
sin techo ni pan,
vendiendo “La Prensa”,
ganando dos guitas…
¡Qué triste es todo esto!
¡Quisiera llorar!

Las metáforas del Tango

Posted in cancionero argentino, poemas with tags , , on noviembre 19, 2008 by edmolin657

“Las letras de tango marcan de más en más la trascendencia de una pequeña metafísica del espíritu porteño”. Raúl Scalabríni Ortiz, “El Hombre que está solo y espera”.
Por Ricardo Bellini, revista Dinamis, 1972
La cita es elocuente y se puede decir que no es exagerado afirmar que no hay temática social, política, económica, antropológica, filosófica, sentimental, de ciencia, arte y/o cualquier otra actividad de la vida cotidiana que no haya sido tratada por una letra de tango.Esa variedad hace que las letras compongan una heterogeneidad de características especiales. A primera vista parecería que abordar temas tan dispares y complejos en un tango, daría como consecuencia un tratamiento superficial, en especial por la poca extensión que puede tener su letra. Sin embargo sucede todo lo contrario, encontrándonos frente a un análisis profundo, que trasluce a través de un proceso de síntesis -tan difícil de lograr- una poesía llena de contenido.Es justo destacar el aporte de los “letristas tangueros”, ya que si bien nadie (o casi nadie) niega la repercusión musical del tango como expresión instrumental, es común encontrarse con una opinión generalizada que adjetiva a los estribillos como cursis, chabacanos, sensibleros y otros términos despectivos indicando que las letras son simple expresión de descontento, resentimiento, inseguridad, frustración y rencor.Esa opinión revela un desconocimiento casi total y, lamentablemente, tiene como una de sus causas más importantes la escasa difusión de buenas letras, para dar cabida a otras, que sí podrían entrar en las calificaciones señaladas y que se emiten por un egoísta criterio de tipo comercial.La importancia de las letras de tango está claramente señalada por el solo hecho de que figuras de la talla de Sábato, Alfonsina Storni, Cortázar, T. Carella, L. Lugones, Borges, Macedonio Fernández, Blomberg, Carriego, Ricardo Güiraldes y muchos otros se han ocupado extensamente de ellas.Es casi imposible sintetizar todos los matices de las poesías tangueras, dado que las formas de lenguaje usadas en los tangos son en extremo variadas. Por ello, nos limitaremos a dos que aparecen como opuestas y que sin embargo y paradójicamente, tienen muchas semejanzas: la escrita en lunfardo y la que se ha dado en llamar poesía culta del tango.Ambas han sido utilizadas en forma constante. El lunfardo supo cantarle al tango y le dijo: “Chimento rantifuso y porteñero / que trabajas el corazón de paco / piropo taita, dentrador, mañero / que vas de balancín y cadenero / rumbiando para el lao del lado flaco”. Tango viejo, de la ‘Crencha engrasada’ de Carlos de la Púa. Y el tango le pagó la deuda dándole al lunfardo pasaporte de cultura. Hace muchos años Miguel Cané había augurado a esa forma de lenguaje muy escasa vida. Y nadie puede dudar que hoy es tema de estudiosos. Porque el lenguaje es creación popular y la fuerza dinámica que emerge de lo popular le da al lunfardo su institucionalización. Y de ser en sus orígenes “orillero”, idioma de delincuentes, forajidos o malandrines, pasa a través y gracias al tango, a ser uso del hombre medio y luego a ser analizado a nivel casi científico. Y el lunfardo soporta entonces, estoicamente, no solo la predicción de Cané sino también medidas gubernamentales que pretendieron abolirlo, pero continúa vigente.Es usado por el tango para cantarle a los temas más variados; a la vida “fulera”: “esta vida es puro grupo / qué me vas a hablar ‘e vida / si habré corrido la liebre / mangando pa mal comer”. Esta vida es puro grupo, de E. Carrera Sotelo y A. Tavarossi; al momento económico y social: “. . .y en medio del caos que horroriza y espanta / la paz está en yanta y el peso ha bajao” ¿Qué sapa, Señor?, de Enrique Santos Discépolo; a la pinta del varón: “era un mozo bacán y arrogante / bien peinado al coty con gomina / por el cual se trenzaban las minas / mendigando una frase de amor”. El Rey del Cabaret, de Manuel Romero y Enrique Delfino; al duelo de guapos por la mina: “… el pardo Miranda llegó con la Ester / falta un invitado de fama temida/y ese es Maldonado que está por caer / El Tano Nicola que los relojea / y que de la cita conoce el porqué / sabe que la cosa se va a poner fea / cuando llegue el otro guapo de ley. / Ni bien Maldonado se acercó al umbral /el pardo Miranda tanteó su puñal…” ‘La cosa fue en un boliche?, de O. Roma y J. Clauso. Y Esteban Celedonio Flores hará del lunfardo un juego de exquisitos, logrando metáforas de honda calidad y significación y dirá en ‘Gorriones’ para referirse al amanecer que: “la luna es la bruja fulera que raja y el sol una rubia que se suelta el pelo” y adjetivará al sol como “el poncho del pobre” o “la pilcha caliente que se pone el día”. Y en nuestros días Norberto Aroldi usará del lunfardo para expresar la condición de hombre al decir: “No me gusta ser ortiba / ni nací pa’lengua larga/y aunque me apure la yuta se ‘cayar’ en la ocasión / no le doy bola a los grasas que me miran y se amargan / conservando la distancia se engrupir con distinción”. ‘Pa que sepan cómo soy’.Pero el tango pasó a armonizar con otros ámbitos. Del suburbio se va al extranjero, llega a salones aristocráticos y el lenguaje se va afinando y llega a lo que se conoce con el nombre de “cultísimo”.Con esa forma produce obras de excepcionales valores literarios. Y le canta a los temas mas variados; así a una pintura: ‘Te compré una tarde paisaje lejano el marco dorado y el tema otoñal / Te colgué en el muro frente a su retrato / frente a su retrato que hoy ya no está más. / Es tal vez por eso que hoy recién me angustia / tu tono velado, tu sombra, tu gris / tu cielo cubierto de nubes y brumas / tu parque llorando con lluvia de abril”. ‘Paisaje’, de Homero Manzi y S. Piana; o al criminal arrepentido: “Mi drama señor Juez es una historia que puede comenzar por el final / Yo sé que en lo grotesco de mi gloria / no es fácil parecer sentimental / Yo quiero señor Juez con esta historia / de un crimen tan perverso y tan brutal / que no haya ni una mancha en su memoria / que sepan que era buena y le hice mal”. ‘Un crimen’, de Luis Rubinstein. O a la espera en la cita que no se producirá: “El cigarrillo me quemó los dedos / el ruego inútil se apagó en mi voz / y en esa esquina de los viejos sueños / quedamos solos tu recuerdo y yo. / Dolor de noches que se hicieron largas / rencor de encono que negó el perdón / después la fiebre de apurar sin pausa / la copa amarga que sirvió tu adiós”. ‘Noches largas’, de Carlos Bahr y Astor Piazzolla (primera obra de Piazzolla llevada al disco); o al que vuelve arrepentido: “Hoy, recién, recién / vuelvo otra vez a tu lado con mi vida / escondiendo los fracasos / ocultando las heridas / y hoy al encontrar la protección de tus manos tan serenas / recién siento que me apena / saber que te hice mal”. ‘Recién’, de Homero Manzi y Osvaldo Pugliese; o a un personaje de novela: “Y el octeto de tu amor que me ha quedado / verso inútil, fruto hueco / fuiste un eco sin pasado / vieja historia repetida / del amor de Pigmalión”. ‘Pigmalión’, de H. Expósito y A. Piazzolla; o al recuerdo de la adolescencia: “Nada más que tus ojos castaños / en un año perdido y marchito / nada más que un rondín pequeñito / y un pequeño poema en menor / nada más que un afán de distancia / en tu infancia feliz de novela / y tu trenza rebelde y tu espuela / nada más, nada más, nada más”. ‘Carroussel’, de Federico Silva y A. Pontier; o a un nombre de mujer: “En la evocación vuelve a soñar mi corazón / y el sueño eres tu Marión / amor de mi juventud que no se olvida / amor que llena de luz toda mi vida”. ‘Marión’, de L. Rubinstein; “¿Dónde estarás? Ivon / que en cada barrio mi amor te nombra / ¿Dónde estarás? Ivon / que en cada calle te busco alondra / Y me parece que estás huyendo de mí / sintiendo terror de mi sombra / Y con razón Ivon / y yo llorando sin tu perdón”. ‘Ivon’, de H. Sanguinetti y L. Visca; “Naná, la nieve ha vuelto a aparecer / y está tan pálida y tan gris / como ayer tu París / Naná no quieres como antaño / soñar, mirando los castaños blanquear”. ‘Naná’, de C Castillo y E. Barbato.Y también le canta el tango al idilio terminado: “Por eso es que esta estrofa al muerto idilio no es afán / de hacerlo entre los dos resucitar / Si acaso algo pretendo es por ofrenda al corazón / salvarlo del olvido y nada más”. ‘Volver a soñar’, de F. García Jiménez y A. M. Fraga; y a la vejez del gaucho: “Contemplando las tardes a la sombra del rancho / parecieras un alma que se ha puesto a fumar / arrugada la cara, retorcidos los dedos / desteñidos los ojos de mirar y mirar / Tu Jacinta descansa en la casa del cielo / tus muchachos son hombres y los hombres se van / Solo quedan tus huesos, sosteniendo recuerdos / y sobando correas, esperando el final”. ‘Sosteniendo recuerdos’, de Homero Manzi y L. Demare.El viento y la lluvia no escapan al amplio matiz: “Gime, gime el viento / y es un lánguido lamento su canción de abril / Gime y el murmullo de las hojas / trae los ecos de mi ayer feliz”. ‘Gime el viento’, de O. Rubens y A. Bruni. “Llueve y un látigo de luz me azota / relámpago de fiebre loca”. ‘Llueve otra vez’, de J. Guichandut.También se canta el agradecimiento por el amor que llegó: “Gracias porque al borde del abismo / cuando estaba ya perdido / alentaste mi esperanza / Gracias por el bien que a mi existencia, sin fortuna / trajo la ternura de tu voz”. ‘Gracias’, de C. Bahr y E. Randal.En otros casos, se canta al tango mismo: “Vengan a ver, qué traigo yo / en esta unión de música y palabras / es la emoción que me inspiró la evocación / que anoche me aquejaba”. ‘Una emoción’, de José M. Suñé y R. Kaplún; “Tango querido suena para mí /y que me arrulle tu doliente son / ayúdame a cantar y déjame soñar”. ‘Déjame soñar’, de E. Scalise y L. Bayardo. O a los amigos del pasado: “Dónde están mis amigos / mis amigos de ayer / Si me vieran llegar / como un duende rodar y llorar al volver”. ‘Mis amigos de ayer’, de José M. Contursi y F. Lomuto.Esta breve reseña culmina con aquellas letras que se refieren a la propia poesía: “Turbio sueño total / noche y deseo / se fue tu drama azul por las cenizas / anunciadas en páginas fugaces / en el roto mensaje de tu fe”. ‘Fugitiva’, de Juan C. Lamadrid y A. Piazzolla; y la máxima creación de simbolismos metafóricos -de acuerdo a nuestra particular opinión- cuando para llorar la muerte de un muchacho de veinte años Homero Expósito dice en ‘Óyeme’: “Óyeme, hablemos del adiós / tu forma de partir nos dio la sensación / de un arco de violín clavado en un gorrión / sálvame de todo mi dolor / que anoche comprendí que es corta una canción / para poder llorar la desesperación / de tanta soledad / Óyeme, me tienes que escuchar / si ayer que pude hablar pensaba de perfil / ahora que no estás, no sé pensar en ti / Fue en abril, ¿el año para qué? / la tarde estaba gris / llovía aquí también / un canto de violín y un verso de papel. ¡Basta ya! / que es fácil comprender, que abril puede volver / que el sol ha vuelto ya / que volverá a llover / y tú no volverás / Óyeme, me tienes que escuchar/ Por más que quiera más / la ausencia será más cruel / aquí todo está igual e igual te esperaré”. Posiblemente esta poesía puede constituir el símbolo de lo que intentamos mostrar; existen infinidad de excelentes tangos que no han adquirido la difusión que merecen y son suplantados por otros en los que la vulgaridad es una costumbre. Pero no puede negarse la riqueza poética del tango.Este trabajo que busca señalar la gran importancia a nivel poético de las letras de tangos, fue ejemplificado con temas muy poco conocidos para rescatarlos de su injusto olvido, tratando de hacer el desagravio que ellos se merecen.Porque es cierto que todos “nos quemamos un poco con Carlitos Gardel” (César Fernández Moreno, “Argentino hasta la muerte”) pero también que las poesías de las letras de tangos, por la belleza que encierran, merecen ser escuchadas como lo señalaba Raúl Scalabrini Ortiz: “Suena un tango, la densidad del silencio se intensifica. . . los hombres encorvan ligeramente sus testas y distraen sus ojos en el borde de la taza en que desprenden la ceniza de los cigarrillos. Meditan. Están ensimismados. Hurgan sus días irreconciliablemente distanciados de la realidad . . . Sueñan”.
Fuente: http://www.magicasruinas.com.ar

Juan Tanca Marengo

Posted in poemas with tags , on noviembre 6, 2008 by edmolin657

JUAN TANCA MARENGO
MEDICO-FUNDADOR DE S.O.L.C.A.- Nació en Guayaquil el 8 de Noviembre de 1.895 y fueron sus padres legítimos el Capitán Bartolomé Tanca Sonza, natural del puerto de Santa Magdalena en Cerdeña y Virginia Marengo Costa, genovesa, que pasaron a radicar en Lima y luego vinieron a Guayaquil llamados por sus tíos Marengo. Don Bartolomé tenía matrícula de Piloto pero trabajaba con sus parientes políticos los Costa en la fábrica “La Universal” y murió joven de fiebre amarilla en 1.913.

La viuda fue una mujer excepcional que educó a sus hijos en un hogar respetable y decoroso, con el sello de una austera pobreza. Su hijo Juan fue matriculado en el Colegio San Luis Gonzaga en 1.903 donde siguió la primaria y la secundaria. Mientras tanto el Párroco de la Victoria, Félix A. Roussilhe – a quien su madre habíale encomendado la vigilancia de su educación – le tomó a cargo despertando su interés por la investigación científica, el cultivo de los más altos valores del espíritu, el respeto al ser humano y el idioma francés que le enseñó con fruicción.

En su casa de la plaza de la Victoria usualmente hablaba italiano y el dialecto genovés con sus hermanas Carolina, Rosa y Virginia, creció haciendo deportes y para ayudar a los gastos trabajaba como cajista en la imprenta de la Victoria corrigiendo pruebas y adquirió un hermoso estilo literario. El 12 de Marzo de 1.912 se graduó de Bachiller en Filosofía.

En 1.913 empezó a boxear y celebró varios combates amistosos, también se aficionó a los toros, formó parte de una cuadrilla que se presentó en un improvisado redondel en la plaza de la Victoria y movido por la curiosidad a lo desconocido leía las obras de Parasicología del conocido astrónomo francés Camilo Flammarion, que sin embargo pronto dejó para matricularse en la Facultad de Medicina, practicando como Externo en la Sala San Guillermo del Hospital General.
El 14 pasó al Regimiento de Artillería Sucre No. 2, estuvo trabajando en el Hospital Militar y prestó dos meses de servicio durante la revolución de Concha en Esmeraldas. A su regreso fue nombrado por el Dr. Ismael Carbo Cucalón, Ayudante del laboratorio Bacteriológico de la Facultad de Medicina y el 15 fue enviado a servir en campaña, contra los guerrilleros conchistas de la zona de Balzar corriendo peligro de muerte en una emboscada y a los dos meses regresó.

El 17 fue electo Vicepresidente de la Asociación Escuela de Medicina. El 18 recibió el Premio Julián Coronel en el concurso de Clínica Interna, pasó a servir en el pabellón de ojos del Hospital, se especializó en oftalmología para tratar a su madre cuya visión se encontraba muy disminuida a causa de unas fiebres sufridas en la infancia y hasta practicó cirugía ocular. Entonces se cambiaron a un departamento en el primer piso de la casa de los Yépes Batallas en Escobedo y 9 de Octubre y asistió a las conferencias que dictó Hideyo Noguchi en el lazareto.

En 1.920 obtuvo el Premio Contenta en mérito a sus altas calificaciones y se graduó de Licenciado en Medicina sustentando la tesis “Contribución al estudio de las Nefridas Clorurémicas” publicada en el Boletín de la Asociación Escuela de Medicina dos años después.

Apenas graduado instaló su consultorio y empezó a atender pacientes de la vista, luego amplió el área de acción de sus trabajos y terminó de Médico General Clínico.

Para premiar sus esfuerzos el Doctor Coronel lo designó Profesor Accidental de Clínica Interna de la Universidad y Médico Auxiliar de la Sala San Gabriel en el Hospital General y allí trabajó hasta 1.936 sin interrupciones, haciendo de dicha Sala un modelo de servicio pues hasta llegó a contar con un laboratorio propio dirigido por el Dr. Luis Baquerizo Amador y con aparatos de Rayos X que manejaba el Dr. Germán Abad Valenzuela. Era incansable en enseñar y por muchos años mantuvo sus inolvidables “Domingos clínicos” donde comenzaron a brillar sus discípulos porque sus explicaciones tenían una claridad meridiana y todo lo hacía simple y comprensible. (1)

En 1.925 ingresó a la Sociedad Médico Quirúrgica de Guayaquil con el artículo “El Mercurocromo por vía endovenosa” y presidió la Comisión de Box de la Federación Deportiva del Guayas. El 26 ocupó la Vicepresidencia de la Federación Deportiva Nacional. Ya era un médico famoso en la ciudad por sus acertados dictámenes y en la Universidad se destacaba en las cátedras de Oftalmología, Terapéutica Teórica y Materia Médica. Era el Clínico por antonomasia, entusiasta militante de la Escuela Francesa que estudiaba al hombre enfermo en su compleja humanidad. Con ahorros adquiridos en su profesión adquirió una casa en Chimborazo entre Aguirre y Ballén, que habitó con su madre y hermanas. Allí murió su madre, casi ciega.

En 1.930 conoció en Salinas a Noemí Camposano Franco, contrajeron matrimonio poco después, con diez hijos. El 31 hizo construir del Ing. Alfredo Tinajero una elegante residencia en 9 de Octubre y Escobedo. El 33 viajó a París con su esposa a estudiar en la Salpetriere radiología y gastroenterología, viviendo ocho meses en el barrio latino y convenció a Monseñor Rousilhe para que retornara al puerto.

En 1.935 tuvo que vender su casa por la depresión económica que agobiaba al país. Para entonces dirigía la revista “Anales de la Sociedad Médico Quirúrgica del Guayas”. El 36 dictó una conferencia en esa sobre la vacuna BCG ( Bacil Calvet Grant) en la lucha antituberculosa y ayudó al

(1) El Dr. Juan Luis Pimentel Franco ha escrito auq en los años 50 que él concurría a esas charlas, comenzaban a las diez de la mañana y concluían a la una de la tarde. Tanca retornaba a su hogar, una quinta ubicada al sur de la urbe, donde almorzaba platillos italianos con su esposa, su hermana Rosita y numerosa prole, después se acostaba en una hamacaron una revista “Rico Tipo” y pronto se quedaaba profundamente dormido hasta las cinco de la tarde.
Dr. Jorge Higgins Jaramillo para importar la vacuna del Instituto Pasteur de París, con la que se llegó a aplacar la terrible incidencia del mal, sobre todo en la costa, donde la enfermedad era casi endémica. El 37 representó en el Ecuador al “American College of Chest Physicians”. El 38 instaló el Centro Médico Julián Coronel en su casa de madera de la calle Chimborazo asociándose con sus colegas Isaías Medina, Vicente Mosquera Ferrés y la radióloga alemana Ruth Krober de Guevara Moreno. El 40 lo transformó en Clínica con los Cirujanos Eduardo y Enrique Ortega Moreira y el radiólogo Julio Mata Martínez. Ese año hizo traer al Hospital General el primer Gastroscopio que se usó en el país, modelo flexirígido de Wolf y organizó en la Sala San Gabriel el primer curso de gastroenterología. El 42 fue electo miembro del Consejo Supremo de la Liga Ecuatoriana Antituberculosa L.E.A. y al ocurrir el fallecimiento de su presidente Alfredo Valenzuela Valverde, lo reemplazó. El 43 adquirió una manzana de terreno en Chimborazo entre Colombia y Venezuela con hermoso chalet interior, donde vivió con su familia.

Después de la revolución del 28 de Mayo del 44 sonó su nombre para ocupar la presidencia de la Junta Patriótica Nacional y el 45 la presidió. El 46 fundó y dirigió la “Gaceta Médica” como órgano de publicación de la Sala San Gabriel, que mantuvo diecinueve años hasta su muerte, tras lo cual fue tomada por la Junta de Beneficencia, que ha logrado mantenerla hasta nuestros días. Ese año fue electo Miembro de la Casa de la Cultura, organizó y dictó el 1er. Cursillo de Gastroenterología del país con una duración de cuatro semanas y cuando se fundó el Comité de Vialidad fue designado su Vicepresidente.

En 1.947 fue electo Miembro de la Junta de Beneficencia, ingresó al Club de Leones, fundó el Boletín Informativo de LEA. y abogó por el dragado del río Guayas en el Comité de Vialidad donde seguía de miembro. En Julio escribió “Papeles Viejos” en 42 pags. con reminicencias históricas de la medicina guayaquileña y en Septiembre su amigo personal el Presidente de la República, Carlos Julio Arosemena Tola, lo llamó a ocupar la Gobernación del Guayas, y le correspondió organizar la Comisión de Tránsito.

En Abril del 48 pasó a ocupar el Ministerio de Gobierno, Policía y Oriente. Fueron sus días de plenitud vital, fundó la “Junta Nacional Pro Oriente JUNO, dirigiendo el 49 la campaña nacional pro oriente y allí sostuvo el principio de que la Amazonía era patrimonio del Ecuador. Ese año se mencionó su nombre para ocupar la Vicepresidencia de la República en binomio con Galo Plaza, pero sus gratuitos oponentes lo acusaron de peruano, teniendo que defenderse con el testimonio de su nodriza que aún vivía.

Por esos días sostuvo un acalorado debate nacional que fue retransmitido por las radios del país con el político falangista Dr. Alfonso Tous Enireb sobre el interesante tema “Son católicos los liberales”. Tanca defendió el principio de que no existía oposición entre ambas posiciones. El día del debate se paralizó la ciudad y el asunto dio pie a varias discusiones que demoraron semanas.

El 49 adquirió con sus socios, al Dr. Federico Coello Salvador, un moderno edificio de cemento de cuatro pisos y ascensor, en Eloy Alfaro y Alberto Reina, para la Clínica Julián Coronel. El 50 dio a la luz un muy completo informe de las labores cumplidas en L.E.A. durante los años 40 al 50, con la historia de la tuberculosis en el país. El 51 ocupó la Vicepresidencia de L.E.A. y apoyó al Dr. Jorge Higgins Jaramillo en su lucha para importar la vacuna antituberculosa BCG (Bacil Calvet Grant) al Ecuador, que producía el Instituto Pasteur de París, donde la enfermedad era casi endémica; pero renunció tras una durísima polémica con Víctor Emilio Estrada no sin antes recomendar a sus miembros que permanecieran en ella.

El 7 de Diciembre fundó la “Sociedad de Lucha contra el Cáncer del Ecuador” S.O.L.C.A. presidiéndola. En 1.952 realizó y presidió el IV Congreso Nacional de Medicina y I de Cirugía así como las Jornadas de Pediatría y editó “Ideas para una reforma universitaria” en 24 pags. En Agosto de 1.953 asistió a la I Conferencia Mundial de .enseñanza médica reunida en Londres y en la sesión de clausura expuso su ponencia sobre “La Educación profesional del estudiante de medicina” con numerosas recomendaciones, volvió a ocupar su cátedra de Clínica Médica y representó al Ecuador ante la Unión Internacional de Lucha contra el Cáncer, pero empezó a sentir ciertas molestias gástricas y fue operado el 7 de Mayo del 54 de una úlcera benigna al estómago en “The New York Memorial Hospital”.

En 1.957, aquejado de fuertes dolores, fue operado de la columna vertebral y aún tuvo fuerzas para organizar el Capítulo de Guayaquil de la “Asociación Médica Panamericana” P.A.M.A. ocupando la Vicepresidencia. El 59 fue declarado por la Municipalidad “El Mejor Ciudadano de Guayaquil” y recibió el galardón correspondiente.

En 1.961 le fue ofrecida la Embajada en Londres por el Presidente Carlos Julio Arosemena Monroy, que no aceptó porque se sentía muy cansado y adolorido a causa de unas calcificaciones en la columna vertebral que lo mantenía postrado. Operado de ellas, no experimentó mejoría y por eso tuvo que rebajar su ritmo de trabajo, pues por muchos años había atendido a su numerosísima clientela hasta altas horas de la noche.

En 1.964 prefirió renunciar a la dirección de S.O.L.C.A. antes que ceder a las inicuas pretenciones de la Junta Militar de Gobierno, que centralizó las rentas.

Por su gran capacidad científica era reputado el primer Clínico del país, aunque se especializaba en cáncer, tuberculosis y gastroenterología. Una extensa bibliografía médica, que llegaba a los sesenta y cuatro títulos, abonaba en favor de su fama. Había publicado noventa y cinco cursos, conferencias, disertaciones y discursos sobre diversos temas de Medicina, de suerte que podía sentirse satisfecho de la labor cumplida. Además envejecía en un hogar colmado de hijos, en medio de una sociedad que le veneraba, afectuosos discípulos que los tenía en gran número y así vivió, esos últimos tiempos, aquejado de severos dolores, hasta el 4 de Septiembre de 1.965, que falleció a las 6 y 30 de la mañana, de un infarto masivo, en circunstancias en que se afeitaba en el baño de su casa para salir a las consultas. Tenía solamente 69 años de edad.

Su sepelio fue apoteósico y en el Paraninfo de la Universidad le levantaron una severa Capilla Ardiente. “Fue un santo y un sabio” se expresó entonces, “de talento multifacético y esfuerzos proteicos y al abrirse su tumba lo acogió la historia”; sin embargo, su mayor mérito fue dar alivio al prójimo, sanando al enfermo y fundando sociedades y publicaciones médicas, animando congresos y eventos científicos.

Vivió una etapa muy importante en el desarrollo de la Medicina mundial. Nació con las pestes y epidemias como la bubónica y la fiebre amarilla, creció con los flagelos incurables como la sífilis, la lepra y la tuberculosis y presenció el nacimiento de las sulfas y los antibióticos. Aunque fue el clásico médico de cabecera o de familia, llegó a la especialización, considerando que la fragmentación que esto suponía era perjudicial para el humanismo médico. Dejó una Libreta Negra con apuntes autobiográficos y pensamientos profundos, que reflejan su bondad y ciencia, su lucha continua por conseguir una medicina humanizada.

De estatura más bien elevada, contextura gruesa y musculada. Muy apersonado, de tez blanca rosada, rasgos regulares, manos bellas y hechas para el bien, con dedos largos de persona meticulosa. Voz gangosa, hablar reposado y con propiedad. Poseía un carisma especial para infundir confianza en los enfermos, pues los tranquilizaba con su sola presencia y bien que él lo sabía, por eso se ha dicho que ejerció la medicina psicosomática.

Simpático, agradable y buen conversador. Usaba lentes sin marcos como de intelectual, fumaba cigarrillos rubios en boquilla, emanando todo su ser un aire de aristócrata romano. Tenía la costumbre de leer, estudiar, comparar datos y actualizar lecturas al filo de la madrugada, pues hasta el final de sus días creyó que el médico debía poseer una cultura humanística y al mismo tiempo ser un especialista. Le conocí en su consultorio, donde atendía su enfermera la señorita Jara. Cuando iba con mi madre a las cuatro de la tarde nunca se salía antes de las ocho como muy pronto, tanta su clientela. Dejó más de 160 cursos, conferencias y disertaciones sobre medicina. “Su universo cognoscitivo abarcó casi todas las ramas de la clínica médica e incursionó en temas novedosos que de alguna manera cambiaron el conocimiento sobre las causas de las enfermedades, como el análisis sobre el síndrome general de adaptación de Hans Seyle”.

En Noviembre de 1.995 SOLCA. celebró el centenario de su nacimiento con diversos eventos científicos y la Municipalidad inauguró su estatua en la Avenida que lleva su ilustre nombre. Entonces el Dr. Alfonso Roldós Garcés dijo que la vida de Tanca no había sido un rastro agitado y efímero como el de una nave en el mar, sino callado y fecundo como el arado en la tierra, a través de sus enseñanzas y escritos que beneficiaron a los discípulos y pacientes que los tuvo en calidad y cantidad superlativa.

Poseyó una capacidad creativa y organizativa extraordinaria y la revista que sacó fue bella y de gran profundidad científica.

 

Cristóbal Colón

Posted in poemas with tags on octubre 24, 2008 by edmolin657

CRISTOBAL COLON FONTANAROSSA
DESCUBRIDOR DE AMERICA.- Nació en Génova, Italia, entre Agosto y Octubre de 1451 y fueron sus padres legítimos el artesano Doménico Colombo, maestro tejedor de paños. Dueño de pequeñas fincas, guardián de la puerta dell´ Olivella, quesero y tabernero en ocasiones, emprendedor y negociante, que en diversas épocas de su vida residió en Quinto, en Savona y en Génova, y Susana Fontanarossa, hija de otro tejedor de la comarca.

El hijo mayor de una familia compuesta de cinco hermanos, nada se conoce de su niñez pero desde 1465, a los catorce años, se dedicó a navegar como grumete en diversos viajes comerciales por el Mediterráneo. Luego ascendió a agente de casas comerciales genovesas.

En 1472 volvió a Savona y se dedicó a lanero y tejedor junto a su padre. Ese año participó en una expedición enviada a Túnez a capturar una galera. El 74 visitó Chios. El 76 naufragó en una flota genovesa atacada en el Cabo de San Vicente por el Corsario francés Guillermo de Casenove-Coullon, pero fue salvado y llegó a Lisboa, desempañándose como agente de la casa comercial Centurione, que el 78 le encomendó comprar azúcar en la isla de Madera por mediación de Paolo de Negro.

En 1477 había viajado a Inglaterra y a Islandia y después se casó con Felipa Moniz, hija del capitán Bartolomé Perestrello oriundo de Piacenza en Italia, Donatario y colonizador de la isla de Portosanto en Madera y de Isabel Moniz, y se instalaron a vivir en Portosanto hasta el 79 que volvieron a Genova. En la extensa biblioteca de su suegro, que era un connotado marino, Colón empezó a interesarse en el estudio de viejos portulanos (Mapas marinos confeccionados por navegantes portugueses en los siglos XVI y XV).

En 1480, de regreso a Portugal volvió a la carrera de marino, el 82 estuvo en la factoría de San Jorge de La Mina en Guinea y a su regreso a Lisboa presentó al Rey Juan II un proyecto de viaje al Occidente, para arribar a la India, pero no fue aceptado.

Viudo, en 1485, pasó secretamente a Huelva huyendo de algún acreedor, con el propósito de dejar a su hijo Diego en casa de su cuñada Violante Moniz esposa de Miguel Muliart y como en esa vecindad se encuentra el Convento franciscano de la Rábida, hizo amistad con Fray Juan Pérez, a quien terminó por encargarle al chico, que creció entre los frailes. Entonces siguió a Sevilla y se dedicó una corta temporada a la venta de libros, tratando al mismo tiempo de interesar al Duque de Medina Sidonia que no le atendió y al de Medinaceli en el Puerto de Santa María, quien no solamente le socorrió con generosidad sino que también estuvo dispuesto a tomar sobre sí los gastos de cualquier expedición, pero siendo un asunto muy grande, se resolvió consultar con la Reina Isabel La Católica.

En 1486 a través del Contador Mayor Alonso de Quintanilla se presentó ante los reyes en Alcalá de Henares y sometido el asunto a una junta presidida por Fray Hernando de Talavera, que opinó desfavorablemente. Y dejó la contestación en suspenso. Por esos días amistó con Fray Diego Deza y continuó relacionado con Talavera. Los reyes le concedieron una pequeña pensión.

En 1487 tuvo amores en Córdoba con Beatriz Enríquez de Arana huérfana de veinte años de edad, de familia media, en quien tuvo a Fernando Colón. El rey Juan II le llamó a Lisboa y presenció el retorno de la flota de Bartolomé Díaz, mientras su hermano Bartolomé Colón agenciaba el apoyo de Francia e Inglaterra aunque inútilmente.

En 1489 asistió al sitio de Balza, el 91 propuso nuevamente su proyectada expedición con resultados negativos pues los reyes aplazaron otra vez su dictamen. En el otoño viajó a La Rábida muy desalentado y fue socorrido por hallarse enfermo. Fray Juan Pérez decidió volver a ayudarle enviando una carta a la reina y ésta invitó a Colón al campamento de Santa Fé porque apretaba el cerco a Granada.

Una nueva junta dictaminó esta vez a favor de Colón, aunque sus miembros no se pusieron de acuerdo sobre los privilegios que éste solicitaba entonces se ausentó disgustado y tuvo la reina que mandarlo a llamar de urgencia, firmándose finalmente las Capitulaciones de Santa Fe el 17 de Abril de 1492. Si Colón lograba descubrir la India sería almirante y virrey, aparte le tocaría el diezmo de todas las ganancias.

El tesorero Luis de Santangel facilitó catorce mil maravedises de los fondos de la Santa Hermandad y Colón consiguió el resto de varios amigos y favorecedores. En Mayo pasó al Puerto de Palos a aprontar las naves. Martín Alonso Pinzón, experto piloto, logró reclutar a la tripulación pues la gente se mostraba reacia a embarcar hacia lo desconocido.

El 3 de Agosto salieron en tres naves llamadas la Santa María, la Pinta y la Niña, suponiéndose que la India estaba situada hacia el Occidente de Europa. Mucho se ha hablado de una correspondencia de Colón con el sabio cartógrafo Paolo Toscanelli y de un mapa con una red de paralelos y meridianos con proyección cónica.

La expedición tocó primeramente en el archipiélago de las Islas Canarias y tras eludir a unos barcos portugueses con intenciones hostiles siguió hacia lo desconocido. Colón empezó a llevar dos cuentas de distancia recorrida, una corta para la marinería y otra verdadera para su propio parecer. El 13 de Septiembre observó por primera ocasión la declinación magnética, luego vino el Mar de los Sargazos y como los vientos Alisios del Nordeste y un buen tiempo impulsaban a las tres carabelas, no hubo problema.

El 7 de octubre Pinzón le pidió que enfilara hacia el Suroeste y el día 12 el marino Juan Rodríguez Bermejo, (a) Rodrigo de Triana, dio la voz de alerta al divisar tierra. Era una isla pequeña -Atolón Coralino- del archipiélago de las Bahamas, que bautizaron San Salvador. Los indios lucayos no dieron problemas por ser de naturaleza pacífica y hubo intercambio de donecillos por alimentos, agua y pepitas de oro. Después enfiló hacia otras islas y el 27 de Octubre llegó a Cuba, que bautizó Juana en homenaje al Príncipe Juan. Dividida la expedición. Colón dio la vuelta a Cuba y Pinzón exploró en sentido contrario.

El 6 de Diciembre arribaron a Haití que llamó Isla Española. El día de Navidad se hundió la Santa María y con sus restos construyó un fuerte de madera y dejando en él a Diego de Arana con treinta y ocho hombres, partió de regreso a España el 4 de Enero de 1.493.

El 6 encontró a la Pinta y regresaron todos juntos por la ruta Norte, llevando numerosos indios, animales exóticos y varios presentes de metales preciosos. En las islas Azores una tempestad de tres días separó a la Pinta del resto de la flota y llegó dicha nave a Bayona y luego a Palos, donde Pinzón falleció.

Mientras tanto Colón arribaba a las Azores y el 4 de Marzo de 1493 a Lisboa donde le recibió el rey Juan II cortésmente. El 15 atracó en Palos y como la Corte y los reyes católicos se encontraban en Barcelona, atravesó triunfalmente la península con sus indios y animales conmocionando todos los ánimos. Los reyes le recibieron con grandes muestras de alegría y confirmaron sus privilegios. Fernando escribió al Papa Alejandro VI solicitando una bula de partición y misional que le fue concedida, pero como Portugal protestó, hubo guerra y finalmente se firmó el Tratado de Tordesillas, allanándose las partes.

El segundo viaje fue preparado con rapidez inusitada, todos querían partir. Los reyes nombraron su delegado en Indias al arcediano de Sevilla Juan Rodríguez de Fonseca y el 25 de Septiembre zarparon diecisiete embarcaciones de Cádiz, llevando mil doscientos hombres para la colonización de las nuevas regiones.

El 3 de Noviembre empezaron a descubrir otras islas en las pequeñas Antillas: Dominica, María Galante, Guadalupe, Santa María, Antigua, San Martín, Santa Cruz, las Once Mil Vírgenes, tras lo cual vino Borinquen o Puerto Rico. El 28 arribaron al Fuerte de Navidad que encontraron desolado y a sus habitantes muertos.

El 6 de Enero de 1494 Colón fundó la ciudad de Isabela en la costa norte de Haití y como no hallaban el oro esperado, algunos se insubordinaron y tuvo que enviarlos de vuelta en doce barcos mientras exploraba el interior de Cibao o Cuba. Allí fundó el Fuerte de Santo Tomás y combatió al Cacique Caonabó, luego tocó en la isla de Pinos y el 5 de Mayo descubrió Jamaica, que le pareció magnífica y exploró bien. En Septiembre, enfermo de gravedad, volvió a la Isabela y encontró a su hermano Bartolomé llegado en Junio y a bordo de una nueva flotilla con gente recién reclutada. Entonces se insurreccionaron los caciques de Haití y sojuzgados se les impuso tributo y los prisioneros fueron enviados a España como esclavos.

En el interim, el delegado real Juan de Aguado visitó la Española y Colón ordenó erigir siete fortalezas y tras fundar en 1496 la ciudad de Santo Domingo, encomendó la Gobernación a su hermano Bartolomé y regresó a España.

En el otoño se entrevistó con los reyes en Burgos, quienes confirmaron su monopolio en las Indias, nombraron a sus hijos Pajes de la reina y le autorizaron a fundar un Mayorazgo en virtud del cual hizo testamento el 22 de Febrero de 1498, pero Rodríguez de Fonseca le demostraba mala voluntad y el Padre Las Casas proponía que los nuevos emigrantes fueran labradores y se introdujera el cultivo de la caña de azúcar. La impresión dominante era que el descubrimiento había fracasado porque no pudo hallar las minas de metales preciosos ni mercaderías del valor prometido.

El 30 de Marzo de 1498 volvió a partir en su tercer viaje, desde San Lúcar, con seis navíos solamente. Pasó por Madera y Gomera y envió tres buques a la Española, tomando un rumbo meridional por las islas del Cabo Verde, fue llevado por la corriente ecuatorial a las costas de Venezuela.

El 31 de Julio descubrió la isla de Trinidad, el 2 de Agosto el Golfo de Paria y se asombró con la fuerza de la corriente del río Orinoco que desemboca cerca de allí, Rodeó las costas, avistó la isla de Margarita y siguió finalmente a la Española, encontrando que se había alzado el alcalde mayor Francisco Roldan con un grupo de descontentos y la mayor parte de la tripulación del tercer viaje. El 17 de Noviembre pactaron el regreso de los descontentos, pero continuaron las disensiones y tuvo que solicitar el envío de un juez.

Para esa época el viaje de Vasco Da Gama a la India había demostrado que las tierras descubiertas por Colón correspondían a otro continente, lo que agravó su situación en la Corte, cansada de gastar sin recibir riquezas, aparte de que las quejas eran continuas y aparentemente con fundamento; quizá por eso en 1499 los reyes enviaron al Comendador Francisco de Bobadilla a poner fin a tantos problemas y éste, extralimitándose en sus facultades, ordenó prender a Colón, a quien envió con cadenas, aunque éstas le fueron quitadas apenas llegó a la Península.

El 20 de Noviembre de 1500 los reyes le recibieron afectuosamente, devolvieron su hacienda con la promesa de permitirle nuevas empresas pero no le reintegraron a su cargo de gobernador. Para colmos, las continuas expediciones que salían hacia las Indias habían anulado su monopolio.

Entonces comenzó un corto período de inacción en relativa pobreza, que aprovechó para escribir su famoso “Libro de las Profecías”, recopilación de pasajes de las Escrituras que él se aplicó a sí como simple fórmula de escapismo a su situación de olvidado. En ese sentido demostró ser un sujeto de criterio medieval, pues no tuvo la amplitud de miras del renacimiento ni la ilustración del humanismo por entonces en boga. Y hasta llegó al colmo de querer que se aplicara el fruto de sus empresas a la reconquista del santo sepulcro, como si los ideales no hubieran cambiado con el paso de los siglos. Finalmente solicitó en 1502 el apoyo del Papa para la evangelización de las Indias, cuando años atrás había pedido a los reyes la esclavitud de los naturales. Les quería católicos esclavos más no idólatras libres.

En Octubre de 1501 partió a Sevilla a hacer los preparativos para un cuarto viaje, pues buscaba un estrecho que lo condujera al Oeste de Las Antillas a fin de arribar a la India, que no suponía muy lejana de los territorios descubiertos y hasta llegó a pensar que desde Panamá en adelante debía existir un paso o desde Cuba, que aún no sabía que era una isla.

El 13 de Abril de 1502 salió de Sevilla con cuatro naves y ciento cincuenta hombres. Le acompañaban su hermano Bartolomé y su hijo Fernando. Pasó por Arcila, Canarias, Martinica y Dominica y como tenía un navio averiado y amenazaba tempestad arribó a la Isla Española para resguardarse. El nuevo gobernador, Nicolás de Ovando, no se lo permitió. Colón capeó como pudo el huracán; que sin embargo hundió veinticuatro de las veintiocho naves de la escuadra que salió de Santo Domingo hasta España ahogándose Bobadilla y muchos más y siguió a Cuba, Jamaica y las costas de Honduras donde encontró una canoa de mercaderes Mayas, desechando la ocasión de descubrir Yucatán y México, por conseguir el ansiado paso a la India.

Por un mar tormentoso recorrió las costas de Nicaragua, descubrió las de Costa Rica, pasó Veragua, Portovelo y Nombre de Dios que era el confín de lo conocido y de regreso fundó el 6 de Enero de 1503 una colonia en el río Belén que dejó al mando de su hermano y como fuera atacada por los indios regresó a recogerlo el 16 de Abril.

Con solamente dos buques en mal estado siguió al Darién y a Cuba, pero no pudo llegar y quedó en Jamaica el 24 de Junio. Su amigo Diego Méndez de Segura en una simple canoa de indios siguió a la Española. Ovando envió una nave a observar la situación mientras en Jamaica los hermanos Porras promovían una insurrección y como nadie podía salir de la isla se dedicaron a merodear hasta que Bartolomé Colón los apresó. Un oportuno eclipse de luna anunciado por Colón hizo que los indígenas siguieran alimentándoles.

El 28 de Junio de 1504 partieron finalmente de Jamaica. En la Española Ovando se dedicó a favorecer a los Porras contra Colón, tal la envidia que le tenía. El 7 de Noviembre arribaron todos a San Lúcar, tras recorrer las costas centroamericanas.

Colón regresaba pobre porque sus rentas no eran pagadas con puntualidad, mientras los descubrimientos iban tomando proporciones de empresa nacional. No era posible que quedaran-como se había establecido- supeditados a la voluntad de un solo hombre. Colón comprendió que el asunto se le había escapado de las manos y empezó a tratar el matrimonio de su hijo Diego con María de Toledo, hija de Fernando Alvarez de Toledo, Comendador mayor de León y hermano segundo del Duque de Alba. Ese enlace le emparentó con una de las familias más importantes de Castilla y sirvió para que sus descendientes pudieran litigar exitosamente sus prerrogativas.

De esa época es su carta elogiando a su amigo Américo Vespucio y probablemente no hubo de parte de él deseo alguno de arrebatarle la gloria del nombre de las nuevas regiones descubiertas.

Estaba enfermo y no pudo ir al encuentro de los nuevos reyes Juana y Felipe y estando en la Corte de Valladolid se le agravaron sus males y falleció el 20 de Mayo de 1506, de casi 55 años de edad, aunque aparentaba más.

Fue un férreo creyente que llegó al finalizar su vida a un iluminísmo místico. Autodidacto, tenaz hasta la necedad, errado en sus fundamentos científicos pero de enorme energía para cumplir sus proyectos, inflexible en sus pretensiones e intransigente en muchos aspectos. Está considerado una de las más ilustres figuras de la humanidad, al punto que el cronista López de Gómara en él.siglo XVI llegó a escribir que la mayor cosa después de la creación del mundo era el descubrimiento de América.

Libertad Lamarque

Posted in poemas with tags , on octubre 24, 2008 by edmolin657

Libertad Lamarque, cantante y actriz argentina conocidacomo “La Novia de América”, comenzó su carrera a los siete años de edad en su natal Rosario, interpretando el papel de varoncito en la obra teatral “Las Víboras”. De ahí en adelante no dejó de trabajar en el teatro y los quince años los cumplió en una gira por el interior del país. Muy pronto debutó en el Teatro Nacional de la capital, Buenos Aires, destacando su nombre en muchas obras de importantes autores argentinos.Es en una de ellas que, al entonar unas estrofas de una canción, el entusiasmo del público obligó al empresario a crear un “fin de fiesta” en el que Libertad cantaba tres canciones. Pronto, la importante casa disquera RCA Victor—hoy BMG—le haría un contrato de exclusividad, el cual dura hasta la fecha, pues nunca cambió de casa disquera.Sus temas fueron grabados en todos los formatos: desde su primera grabación en 1926, en un disco de pasta, de 78 rpm con un tema por cada lado, hasta los discos compactos (CD). Ha intepretado canciones de todos los países de América—continente que ha recorrido ciudad por cuidad—y también del género lírico, pues su voz ha tenido el registro de soprano de coloratura. Sin embargo, es el tango por lo que más se le ha conocido. Ya en 1931 fue nombrada “La Reina del Tango” en el Teatro Colón de Buenos Aires, siendo Garlos Gardel y Libertad Lamarque los mayores representantes del tango en el mundo.Tuvo una temporada de presentaciones en Radio Belgrano, con público en vivo en los estudios, y su nombre destacaba las carteleras porteñas hasta que en 1929 debutó en el cine con “Adiós Argentina”, que fue su única intervención en el cine mudo. En 1933 encabezó el reparto de “Tango”, la primera película sonora del cine argentino. Enseguida progatonizó “Alma de Bandoneón” y “Ayúdame a Vivir”, con argumento de la propia Libertad y que le abrió las puertas de América y Europa en una época en la que trascender era cosa de pocos, pues los medios de difusión eran escasos. No existía televisión, se cantaba sin micrófono y se grababa sin ayuda técnica, con la orquesta en vivo y sin poder repetir. Sin embargo, su nombre cruzaba todas las fronteras: en 1940 recibió el premio como la mejor actriz extranjera por “Puerta Cerrada” en Zagrev, Yugoslavia.Al poco tiempo, la Paramount Pictures de Hollywood le ofrecía un contrato por siete años, el cual no aceptó alegando que prefería ser “cabeza de ratón a cola de león”, pues ya estaba muy bien situada. Sus películas eran llamadas “cadeneras”, pues para que los productores pudieran comprar una de Libertad Lamarque, tenían que comprar veinte de otros artistas.En 1946 había protagonizado ya 17 películas en Argentina (años más tarde filmaría tres más, totalizando 20 películas filmadas en su país natal). Con este bagaje de estrella internacional, viajó a Cuba a cumplir con un importante contrato, con el sueldo más alto que allí se había pagado hasta la fecha, comenzando su primera gira por América. Al llegar a México fue contratada para actuar por tres semanas que se conviertieron en 36 años, ya que el cine nacional la acaparó.En México debutó con “Gran Casino”, junto a Jorge Negrete y dirigida por el cineasta español Luis Buñuel. A este filme le siguieron 41 protagónicos y cuatro actuaciones especiales, haciendo el total de 65 películas. Ha compartido roles con los más importantes actores de la época; los argentinos: Hugo del Carril, Agustín Irusta, Floren Delbene y Roberto Airialdi; los mexicanos: Pedro Infante, Arturo de Córdoba, Jorge Negrete, Pedro Almendáriz, Miguel Torruco, Miguel Aceves Mejía y Pedro Vargas; los españoles: Jorge Mistral y Joselito, así como con las actrices Dolores del Río y Lola Beltrán, entre otras. Dado que su arte se ha extendido por varias generaciones, se suman a aquéllos, nombres importantes de hoy, que empezaron sus carreras junto a Libertad, haciendo el papel de sus hijos.En su carrera existen infinidad de giras internacionales, comedias musicales como “La Viuda Alegre”, “Tres Valses, “Hello Dolly”, y “Aplausos”. En los ’70s aparece en fotonovelas y luego en cinco telenovelas, siendo la más reciente “La Usurpadora”, la cual que ha visto en gran parte del mundo y la ha identificado con las nuevas generaciones.En 1986 publicó su autobiografía y tiene entre sus planes escribir una segunda parte. Con su espectáculo “Tangos y Nostalgias” se presentó en la inauguración de Expo-Sevilla 1992 y recorrió más de 15 ciudades de América. En 1997 cantó en el Miami-Dade County Auditorium con la Orquesta Filarmónica de la Florida. Ese mismo año realizó un más reciente grabación discográfica con el pianista Enrique Chia.Los premios y reconocimientos son muchos, a través de una trayectoria que posiblemente no tenga precedente en la historia del arte latinoamericanoLibertad Lamarque, cantante y actriz argentina conocidacomo “La Novia de América”, comenzó su carrera a los siete años de edad en su natal Rosario, interpretando el papel de varoncito en la obra teatral “Las Víboras”. De ahí en adelante no dejó de trabajar en el teatro y los quince años los cumplió en una gira por el interior del país. Muy pronto debutó en el Teatro Nacional de la capital, Buenos Aires, destacando su nombre en muchas obras de importantes autores argentinos.Es en una de ellas que, al entonar unas estrofas de una canción, el entusiasmo del público obligó al empresario a crear un “fin de fiesta” en el que Libertad cantaba tres canciones. Pronto, la importante casa disquera RCA Victor—hoy BMG—le haría un contrato de exclusividad, el cual dura hasta la fecha, pues nunca cambió de casa disquera.Sus temas fueron grabados en todos los formatos: desde su primera grabación en 1926, en un disco de pasta, de 78 rpm con un tema por cada lado, hasta los discos compactos (CD). Ha intepretado canciones de todos los países de América—continente que ha recorrido ciudad por cuidad—y también del género lírico, pues su voz ha tenido el registro de soprano de coloratura. Sin embargo, es el tango por lo que más se le ha conocido. Ya en 1931 fue nombrada “La Reina del Tango” en el Teatro Colón de Buenos Aires, siendo Garlos Gardel y Libertad Lamarque los mayores representantes del tango en el mundo.Tuvo una temporada de presentaciones en Radio Belgrano, con público en vivo en los estudios, y su nombre destacaba las carteleras porteñas hasta que en 1929 debutó en el cine con “Adiós Argentina”, que fue su única intervención en el cine mudo. En 1933 encabezó el reparto de “Tango”, la primera película sonora del cine argentino. Enseguida progatonizó “Alma de Bandoneón” y “Ayúdame a Vivir”, con argumento de la propia Libertad y que le abrió las puertas de América y Europa en una época en la que trascender era cosa de pocos, pues los medios de difusión eran escasos. No existía televisión, se cantaba sin micrófono y se grababa sin ayuda técnica, con la orquesta en vivo y sin poder repetir. Sin embargo, su nombre cruzaba todas las fronteras: en 1940 recibió el premio como la mejor actriz extranjera por “Puerta Cerrada” en Zagrev, Yugoslavia.Al poco tiempo, la Paramount Pictures de Hollywood le ofrecía un contrato por siete años, el cual no aceptó alegando que prefería ser “cabeza de ratón a cola de león”, pues ya estaba muy bien situada. Sus películas eran llamadas “cadeneras”, pues para que los productores pudieran comprar una de Libertad Lamarque, tenían que comprar veinte de otros artistas.En 1946 había protagonizado ya 17 películas en Argentina (años más tarde filmaría tres más, totalizando 20 películas filmadas en su país natal). Con este bagaje de estrella internacional, viajó a Cuba a cumplir con un importante contrato, con el sueldo más alto que allí se había pagado hasta la fecha, comenzando su primera gira por América. Al llegar a México fue contratada para actuar por tres semanas que se conviertieron en 36 años, ya que el cine nacional la acaparó.En México debutó con “Gran Casino”, junto a Jorge Negrete y dirigida por el cineasta español Luis Buñuel. A este filme le siguieron 41 protagónicos y cuatro actuaciones especiales, haciendo el total de 65 películas. Ha compartido roles con los más importantes actores de la época; los argentinos: Hugo del Carril, Agustín Irusta, Floren Delbene y Roberto Airialdi; los mexicanos: Pedro Infante, Arturo de Córdoba, Jorge Negrete, Pedro Almendáriz, Miguel Torruco, Miguel Aceves Mejía y Pedro Vargas; los españoles: Jorge Mistral y Joselito, así como con las actrices Dolores del Río y Lola Beltrán, entre otras. Dado que su arte se ha extendido por varias generaciones, se suman a aquéllos, nombres importantes de hoy, que empezaron sus carreras junto a Libertad, haciendo el papel de sus hijos.En su carrera existen infinidad de giras internacionales, comedias musicales como “La Viuda Alegre”, “Tres Valses, “Hello Dolly”, y “Aplausos”. En los ’70s aparece en fotonovelas y luego en cinco telenovelas, siendo la más reciente “La Usurpadora”, la cual que ha visto en gran parte del mundo y la ha identificado con las nuevas generaciones.En 1986 publicó su autobiografía y tiene entre sus planes escribir una segunda parte. Con su espectáculo “Tangos y Nostalgias” se presentó en la inauguración de Expo-Sevilla 1992 y recorrió más de 15 ciudades de América. En 1997 cantó en el Miami-Dade County Auditorium con la Orquesta Filarmónica de la Florida. Ese mismo año realizó un más reciente grabación discográfica con el pianista Enrique Chia.Los premios y reconocimientos son muchos, a través de una trayectoria que posiblemente no tenga precedente en la historia del arte latinoamericanoLibertad Lamarque, cantante y actriz argentina conocidacomo “La Novia de América”, comenzó su carrera a los siete años de edad en su natal Rosario, interpretando el papel de varoncito en la obra teatral “Las Víboras”. De ahí en adelante no dejó de trabajar en el teatro y los quince años los cumplió en una gira por el interior del país. Muy pronto debutó en el Teatro Nacional de la capital, Buenos Aires, destacando su nombre en muchas obras de importantes autores argentinos.Es en una de ellas que, al entonar unas estrofas de una canción, el entusiasmo del público obligó al empresario a crear un “fin de fiesta” en el que Libertad cantaba tres canciones. Pronto, la importante casa disquera RCA Victor—hoy BMG—le haría un contrato de exclusividad, el cual dura hasta la fecha, pues nunca cambió de casa disquera.Sus temas fueron grabados en todos los formatos: desde su primera grabación en 1926, en un disco de pasta, de 78 rpm con un tema por cada lado, hasta los discos compactos (CD). Ha intepretado canciones de todos los países de América—continente que ha recorrido ciudad por cuidad—y también del género lírico, pues su voz ha tenido el registro de soprano de coloratura. Sin embargo, es el tango por lo que más se le ha conocido. Ya en 1931 fue nombrada “La Reina del Tango” en el Teatro Colón de Buenos Aires, siendo Garlos Gardel y Libertad Lamarque los mayores representantes del tango en el mundo.Tuvo una temporada de presentaciones en Radio Belgrano, con público en vivo en los estudios, y su nombre destacaba las carteleras porteñas hasta que en 1929 debutó en el cine con “Adiós Argentina”, que fue su única intervención en el cine mudo. En 1933 encabezó el reparto de “Tango”, la primera película sonora del cine argentino. Enseguida progatonizó “Alma de Bandoneón” y “Ayúdame a Vivir”, con argumento de la propia Libertad y que le abrió las puertas de América y Europa en una época en la que trascender era cosa de pocos, pues los medios de difusión eran escasos. No existía televisión, se cantaba sin micrófono y se grababa sin ayuda técnica, con la orquesta en vivo y sin poder repetir. Sin embargo, su nombre cruzaba todas las fronteras: en 1940 recibió el premio como la mejor actriz extranjera por “Puerta Cerrada” en Zagrev, Yugoslavia.Al poco tiempo, la Paramount Pictures de Hollywood le ofrecía un contrato por siete años, el cual no aceptó alegando que prefería ser “cabeza de ratón a cola de león”, pues ya estaba muy bien situada. Sus películas eran llamadas “cadeneras”, pues para que los productores pudieran comprar una de Libertad Lamarque, tenían que comprar veinte de otros artistas.En 1946 había protagonizado ya 17 películas en Argentina (años más tarde filmaría tres más, totalizando 20 películas filmadas en su país natal). Con este bagaje de estrella internacional, viajó a Cuba a cumplir con un importante contrato, con el sueldo más alto que allí se había pagado hasta la fecha, comenzando su primera gira por América. Al llegar a México fue contratada para actuar por tres semanas que se conviertieron en 36 años, ya que el cine nacional la acaparó.En México debutó con “Gran Casino”, junto a Jorge Negrete y dirigida por el cineasta español Luis Buñuel. A este filme le siguieron 41 protagónicos y cuatro actuaciones especiales, haciendo el total de 65 películas. Ha compartido roles con los más importantes actores de la época; los argentinos: Hugo del Carril, Agustín Irusta, Floren Delbene y Roberto Airialdi; los mexicanos: Pedro Infante, Arturo de Córdoba, Jorge Negrete, Pedro Almendáriz, Miguel Torruco, Miguel Aceves Mejía y Pedro Vargas; los españoles: Jorge Mistral y Joselito, así como con las actrices Dolores del Río y Lola Beltrán, entre otras. Dado que su arte se ha extendido por varias generaciones, se suman a aquéllos, nombres importantes de hoy, que empezaron sus carreras junto a Libertad, haciendo el papel de sus hijos.En su carrera existen infinidad de giras internacionales, comedias musicales como “La Viuda Alegre”, “Tres Valses, “Hello Dolly”, y “Aplausos”. En los ’70s aparece en fotonovelas y luego en cinco telenovelas, siendo la más reciente “La Usurpadora”, la cual que ha visto en gran parte del mundo y la ha identificado con las nuevas generaciones.En 1986 publicó su autobiografía y tiene entre sus planes escribir una segunda parte. Con su espectáculo “Tangos y Nostalgias” se presentó en la inauguración de Expo-Sevilla 1992 y recorrió más de 15 ciudades de América. En 1997 cantó en el Miami-Dade County Auditorium con la Orquesta Filarmónica de la Florida. Ese mismo año realizó un más reciente grabación discográfica con el pianista Enrique Chia.Los premios y reconocimientos son muchos, a través de una trayectoria que posiblemente no tenga precedente en la historia del arte latinoamericanoLibertad Lamarque, cantante y actriz argentina conocidacomo “La Novia de América”, comenzó su carrera a los siete años de edad en su natal Rosario, interpretando el papel de varoncito en la obra teatral “Las Víboras”. De ahí en adelante no dejó de trabajar en el teatro y los quince años los cumplió en una gira por el interior del país. Muy pronto debutó en el Teatro Nacional de la capital, Buenos Aires, destacando su nombre en muchas obras de importantes autores argentinos.Es en una de ellas que, al entonar unas estrofas de una canción, el entusiasmo del público obligó al empresario a crear un “fin de fiesta” en el que Libertad cantaba tres canciones. Pronto, la importante casa disquera RCA Victor—hoy BMG—le haría un contrato de exclusividad, el cual dura hasta la fecha, pues nunca cambió de casa disquera.Sus temas fueron grabados en todos los formatos: desde su primera grabación en 1926, en un disco de pasta, de 78 rpm con un tema por cada lado, hasta los discos compactos (CD). Ha intepretado canciones de todos los países de América—continente que ha recorrido ciudad por cuidad—y también del género lírico, pues su voz ha tenido el registro de soprano de coloratura. Sin embargo, es el tango por lo que más se le ha conocido. Ya en 1931 fue nombrada “La Reina del Tango” en el Teatro Colón de Buenos Aires, siendo Garlos Gardel y Libertad Lamarque los mayores representantes del tango en el mundo.Tuvo una temporada de presentaciones en Radio Belgrano, con público en vivo en los estudios, y su nombre destacaba las carteleras porteñas hasta que en 1929 debutó en el cine con “Adiós Argentina”, que fue su única intervención en el cine mudo. En 1933 encabezó el reparto de “Tango”, la primera película sonora del cine argentino. Enseguida progatonizó “Alma de Bandoneón” y “Ayúdame a Vivir”, con argumento de la propia Libertad y que le abrió las puertas de América y Europa en una época en la que trascender era cosa de pocos, pues los medios de difusión eran escasos. No existía televisión, se cantaba sin micrófono y se grababa sin ayuda técnica, con la orquesta en vivo y sin poder repetir. Sin embargo, su nombre cruzaba todas las fronteras: en 1940 recibió el premio como la mejor actriz extranjera por “Puerta Cerrada” en Zagrev, Yugoslavia.Al poco tiempo, la Paramount Pictures de Hollywood le ofrecía un contrato por siete años, el cual no aceptó alegando que prefería ser “cabeza de ratón a cola de león”, pues ya estaba muy bien situada. Sus películas eran llamadas “cadeneras”, pues para que los productores pudieran comprar una de Libertad Lamarque, tenían que comprar veinte de otros artistas.En 1946 había protagonizado ya 17 películas en Argentina (años más tarde filmaría tres más, totalizando 20 películas filmadas en su país natal). Con este bagaje de estrella internacional, viajó a Cuba a cumplir con un importante contrato, con el sueldo más alto que allí se había pagado hasta la fecha, comenzando su primera gira por América. Al llegar a México fue contratada para actuar por tres semanas que se conviertieron en 36 años, ya que el cine nacional la acaparó.En México debutó con “Gran Casino”, junto a Jorge Negrete y dirigida por el cineasta español Luis Buñuel. A este filme le siguieron 41 protagónicos y cuatro actuaciones especiales, haciendo el total de 65 películas. Ha compartido roles con los más importantes actores de la época; los argentinos: Hugo del Carril, Agustín Irusta, Floren Delbene y Roberto Airialdi; los mexicanos: Pedro Infante, Arturo de Córdoba, Jorge Negrete, Pedro Almendáriz, Miguel Torruco, Miguel Aceves Mejía y Pedro Vargas; los españoles: Jorge Mistral y Joselito, así como con las actrices Dolores del Río y Lola Beltrán, entre otras. Dado que su arte se ha extendido por varias generaciones, se suman a aquéllos, nombres importantes de hoy, que empezaron sus carreras junto a Libertad, haciendo el papel de sus hijos.En su carrera existen infinidad de giras internacionales, comedias musicales como “La Viuda Alegre”, “Tres Valses, “Hello Dolly”, y “Aplausos”. En los ’70s aparece en fotonovelas y luego en cinco telenovelas, siendo la más reciente “La Usurpadora”, la cual que ha visto en gran parte del mundo y la ha identificado con las nuevas generaciones.En 1986 publicó su autobiografía y tiene entre sus planes escribir una segunda parte. Con su espectáculo “Tangos y Nostalgias” se presentó en la inauguración de Expo-Sevilla 1992 y recorrió más de 15 ciudades de América. En 1997 cantó en el Miami-Dade County Auditorium con la Orquesta Filarmónica de la Florida. Ese mismo año realizó un más reciente grabación discográfica con el pianista Enrique Chia.Los premios y reconocimientos son muchos, a través de una trayectoria que posiblemente no tenga precedente en la historia del arte latinoamericanoLibertad Lamarque, cantante y actriz argentina conocidacomo “La Novia de América”, comenzó su carrera a los siete años de edad en su natal Rosario, interpretando el papel de varoncito en la obra teatral “Las Víboras”. De ahí en adelante no dejó de trabajar en el teatro y los quince años los cumplió en una gira por el interior del país. Muy pronto debutó en el Teatro Nacional de la capital, Buenos Aires, destacando su nombre en muchas obras de importantes autores argentinos.Es en una de ellas que, al entonar unas estrofas de una canción, el entusiasmo del público obligó al empresario a crear un “fin de fiesta” en el que Libertad cantaba tres canciones. Pronto, la importante casa disquera RCA Victor—hoy BMG—le haría un contrato de exclusividad, el cual dura hasta la fecha, pues nunca cambió de casa disquera.Sus temas fueron grabados en todos los formatos: desde su primera grabación en 1926, en un disco de pasta, de 78 rpm con un tema por cada lado, hasta los discos compactos (CD). Ha intepretado canciones de todos los países de América—continente que ha recorrido ciudad por cuidad—y también del género lírico, pues su voz ha tenido el registro de soprano de coloratura. Sin embargo, es el tango por lo que más se le ha conocido. Ya en 1931 fue nombrada “La Reina del Tango” en el Teatro Colón de Buenos Aires, siendo Garlos Gardel y Libertad Lamarque los mayores representantes del tango en el mundo.Tuvo una temporada de presentaciones en Radio Belgrano, con público en vivo en los estudios, y su nombre destacaba las carteleras porteñas hasta que en 1929 debutó en el cine con “Adiós Argentina”, que fue su única intervención en el cine mudo. En 1933 encabezó el reparto de “Tango”, la primera película sonora del cine argentino. Enseguida progatonizó “Alma de Bandoneón” y “Ayúdame a Vivir”, con argumento de la propia Libertad y que le abrió las puertas de América y Europa en una época en la que trascender era cosa de pocos, pues los medios de difusión eran escasos. No existía televisión, se cantaba sin micrófono y se grababa sin ayuda técnica, con la orquesta en vivo y sin poder repetir. Sin embargo, su nombre cruzaba todas las fronteras: en 1940 recibió el premio como la mejor actriz extranjera por “Puerta Cerrada” en Zagrev, Yugoslavia.Al poco tiempo, la Paramount Pictures de Hollywood le ofrecía un contrato por siete años, el cual no aceptó alegando que prefería ser “cabeza de ratón a cola de león”, pues ya estaba muy bien situada. Sus películas eran llamadas “cadeneras”, pues para que los productores pudieran comprar una de Libertad Lamarque, tenían que comprar veinte de otros artistas.En 1946 había protagonizado ya 17 películas en Argentina (años más tarde filmaría tres más, totalizando 20 películas filmadas en su país natal). Con este bagaje de estrella internacional, viajó a Cuba a cumplir con un importante contrato, con el sueldo más alto que allí se había pagado hasta la fecha, comenzando su primera gira por América. Al llegar a México fue contratada para actuar por tres semanas que se conviertieron en 36 años, ya que el cine nacional la acaparó.En México debutó con “Gran Casino”, junto a Jorge Negrete y dirigida por el cineasta español Luis Buñuel. A este filme le siguieron 41 protagónicos y cuatro actuaciones especiales, haciendo el total de 65 películas. Ha compartido roles con los más importantes actores de la época; los argentinos: Hugo del Carril, Agustín Irusta, Floren Delbene y Roberto Airialdi; los mexicanos: Pedro Infante, Arturo de Córdoba, Jorge Negrete, Pedro Almendáriz, Miguel Torruco, Miguel Aceves Mejía y Pedro Vargas; los españoles: Jorge Mistral y Joselito, así como con las actrices Dolores del Río y Lola Beltrán, entre otras. Dado que su arte se ha extendido por varias generaciones, se suman a aquéllos, nombres importantes de hoy, que empezaron sus carreras junto a Libertad, haciendo el papel de sus hijos.En su carrera existen infinidad de giras internacionales, comedias musicales como “La Viuda Alegre”, “Tres Valses, “Hello Dolly”, y “Aplausos”. En los ’70s aparece en fotonovelas y luego en cinco telenovelas, siendo la más reciente “La Usurpadora”, la cual que ha visto en gran parte del mundo y la ha identificado con las nuevas generaciones.En 1986 publicó su autobiografía y tiene entre sus planes escribir una segunda parte. Con su espectáculo “Tangos y Nostalgias” se presentó en la inauguración de Expo-Sevilla 1992 y recorrió más de 15 ciudades de América. En 1997 cantó en el Miami-Dade County Auditorium con la Orquesta Filarmónica de la Florida. Ese mismo año realizó un más reciente grabación discográfica con el pianista Enrique Chia.Los premios y reconocimientos son muchos, a través de una trayectoria que posiblemente no tenga precedente en la historia del arte latinoamericano