Archivo para compositores

Duke Ellington

Posted in celebridades, Grandes del Jazz with tags , , , , on septiembre 13, 2008 by edmolin657

Compositor, director de orquesta y pianista estadounidense. Fue una de las figuras más destacadas en la historia del jazz, música que introdujo en las salas de concierto y en ceremonias religiosas. Nació Edward Kennedy Ellington en Washington D.C. A los diecisiete años inició su carrera como pianista profesional. En 1923 se trasladó a Nueva York y formó una banda de diez miembros. Durante las décadas de 1930 y 1940, Ellington y su banda, que amplió el número de sus componentes, actuaron en teatros y clubes, en la radio y en el extranjero. En 1943 dirigió el primero de los nueve legendarios conciertos que ofreció anualmente en el Carnegie Hall de Nueva York. Sus obras más características están compuestas en una forma modificada de concierto, construidas en torno a los solos de los miembros de su banda; también introdujeron con frecuencia pasajes cantados sin palabras. Su estilo es ecléctico, combina el blues, varias formas del jazz y el sonido big-band de la música swing. Ha acompañado a Mahalia Jackson, Ella Fitzgerald y Billie Holiday. Entre sus canciones más famosas sobresalen ‘Moon Indigo’ (1931), ‘Sophisticated lady’ (1933) y ‘Solicitude’ (1934). Sus obras a gran escala incluyen Black, Brown and Beige (1943), Liberian Suite (1948), A Concert of Sacred Music (1965) y Far East Suite (1967). Compuso las bandas sonoras de las películas Anatomía de un asesinato (1959, de Otto Preminger) y Un día volveré (1961, de Martin Ritt), y de las comedias musicales Beggar’s Opera (1947) y Pousse-Café (1966). A partir de 1941, el tema principal del grupo fue “Take the ‘A’ train”, compuesta por su socio, el autor de letras y arreglista Billy Strayhorn. La autobiografía de Ellington publicada un año antes de su muerte, se titula Music is my mistress.

Blanca Palacios Cano

Posted in poemas with tags , , on septiembre 12, 2008 by edmolin657
Cano Palacios Blanca PDF Imprimir E-Mail

… Una de las más destacadas intérpretes del cancionero y repertorio nacionales. Notable educadora y sentida compositora.

Nace en Loja, el 29 de septiembre de 1929. Sus padres fueron: Dn. Miguel Cano Madrid y Dña. Rosa Palacios. Los estudios primarios hasta el tercer año de secundaria los cruzó en el Colegio “Santa Mariana de Jesús”.

Los primeros conocimientos musicales los recibe de su padre, quien sorprendido día a día admira en su primogénita sus habilidades, razón por la que pacientemente la interesa por el sendero del arte, convencido que las brillantes cualidades que poseía, podrían contar con halagadores resultados, que los iba demostrando para él y para su madre con atrayente jovialidad.

Yen verdad, en nuestra ciudad y desde hace algún tiempo se contó con un privilegio artístico; nuestras mujeres ya descollaban en el canto y en la interpretación, época en que nos acercamos en suponer, de que las condiciones circunstanciales favorecieron con su apacibilidad, a que el espíritu no muriera jamás, ya que los verdaderos sentimientos se expresan con apasionado interés y cuidado.

Blanca Cano Palacios, es una de esas pocas y únicas imágenes que perduran de esa maravillosa farándula pasada y que han logrado a base de sacrificio, dedicación y muchas de las veces determinaciones incomprendidas, sobresalir en el ambiente musical de nuestra Patria chica.

Su habilidad y destreza la aseguran ya a los 16 años, el desempeño como Profesora de Educación Musical, iniciándose a la vez en la docencia, prestando a su vez sus servicios en el Jardín de Infantes “Federico Froovel”, existente en esa época en nuestra comarca.

El llamado de su inquieto corazón, la aparta del ambiente musical -como es natural- por muchos años, pues contrae matrimonio con el joven Capitán del Ejército Manuel Alfredo González.

El fallecimiento de su esposo turbó su tranquilidad y ocasionó inestabilidad en sus decisiones, pero al cabo de algún tiempo en que se instaló en la ciudad Capital, en busca de tranquilidad y sosiego para su espíritu, retorna a su ciudad natal, donde se inicia nuevamente y presta su colaboración a algunas Instituciones Educacionales. Más tarde el Ministerio de Educación Pública del cual pasó a depender el Conservatorio lojano, le extiende el nombramiento como Profesora de Solfeo, Teoría y Dictado.

Cargos y funciones que ha desempeñado:

  • Prestó servicios por corto tiempo en la Escuela “Espejo”, Quito.
  • Aplaudida pianista de Radio Nacional del Ecuador, Quito.
  • Profesora del Pensionado “Miguel Ángel Suárez”, Loja.
  • Profesora de la Escuela “José Antonio Eguiguren”, Loja.

Merecimientos:

  • Primer Premio Festival de la Canción Nacional, Guayaquil.
  • Primer Premio Concurso Música Nacional promovido por la Casa de la Cultura, Loja.
  • Primer Premio en el X Festival de la “Lira y la Pluma Lojanas” .
  • Primer Premio en el XIII Festival de la “Lira y la Pluma Lojanas”.

Condecoraciones

  • Universidad Nacional de Loja.
  • Casa de la Cultura Ecuatoriana (Núcleo de Loja).
  • “Unión de Mujeres Lojanas”.
  • Municipalidad de Loja.

Composiciones

  • “Cecilia”. Pasillo.- Dedicado a su primogénita Cecilia.
  • “Ensueño”. Pasillo.
  • “Primavera”. Vals.
  • “Estrellas”. Vals.

Grabaciones

  • “La Voz del Maizal”. Sanjuanito.
  • “Loja, en Septiembre de Flores”. Pasacalle.
  • “Sobre el Pajonal”. Sanjuanito

Fuente: Loja Cuna de Artistas de Rogelio Jaramillo Ruíz.

Hector Napolitano

Posted in Author's name, músicos ecuatorianos with tags , , on septiembre 6, 2008 by edmolin657
Héctor Napolitano – Canciones de barrio
Héctor Napolitano, músico de Guayaquil, considerado un clásico y un grande en la tradición popular ecuatoriana.
“Ver a Héctor Napolitano en concierto es como estar en una chupa con los panas; su forma de tocar, cantar y el trato con el público te hacen sentir de esta manera…” así reza uno de los tantos comentarios que se pueden leer en Internet, sobre este músico ecuatoriano. En esta ocasión, lo escribe un emigrante que, a lo lejos, recuerda una noche de entretenimiento junto a este virtuoso guitarrista, que aprendió a hacer de los espacios de Guayaquil, los mejores escenarios para derrochar talento.

“Héctor Luís”, Napo” o el típico “Viejo Napo”, son algunos de los calificativos que sus más allegados emplean para dirigirse a él. Su producción musical es una narración de realidades vividas, que van desde sones, jazz, blues, hasta pasillos. Canciones que constituyen una fuente de expresión y que han recorrido los diferentes gustos; pues ahora, también llama la atención de los jóvenes. “Mis composiciones normalmente son cosas de la cotidianidad. Me encasillo dentro de la música urbana, es la música que hacen los chicos de la ciudad desde las esquinas; es una mezcla de protesta y le llaman la canción comprometida. Tengo también un buen sentido del humor para recordar las desdichas del amor, entonces ahí tienen “cangrejo criminal” o “gringa loca”, que hablan de separaciones y fracasos amorosos.”

Temas:
01 Guajira a Guayaquil
02 Los parqueros
03 Bolón de verde
04 Corazón de matasano
05 Mojón en la marea
06 Tu mirada
07 Cuando pienses en mí
08 Hasta siempre
09 Cangrejo criminal
10 Papas con cuero
11 Platos sucios
12 Gringa loca
13 Si no estoy aquí

Entrevista con Hugo Idrovo

Posted in entrevistas, músicos ecuatorianos with tags on septiembre 6, 2008 by edmolin657
‘No hay un momento clave: las canciones me toman por asalto’ De sus 49 años de vida, Hugo Idrovo le ha dedicado 30 a la música, la pintura y a las letras. Su curiosidad lo hizo buscar en cada sitio que visitó una razón y una herramienta para construir su arte. Aprendió de la gente, de sus historias, y disfrutó cada día de lo que podía descubrir mientras caminaba, porque para él esa es la clave: disfrutar de todo lo que sus ojos puedan ver. 

 

De una trayectoria de 30 años debe haber mucho por contar, pero, ¿cómo resumiría esa historia?Cuando empieza tan jovencito, piensas que el tiempo es eterno. En la lucha por tus principios e ideales encuentras un compromiso enorme. Buscas un sentido a ese don que se te dio: intenté encontrarlo estudiando teoría, pero mi música siempre fue muy libre.

¿Dónde encontró sentido?

En mis viajes, cuando trataba de salir con mi música, encontraba la respuesta que no tenía aquí, porque mi país no brindaba todavía condiciones para autores y compositores. Cuando me encontré totalmente comprometido con mi música, la vida se tornó muy luminosa y clara para encontrar el camino sin tanto obstáculo.

¿Qué fue lo que encontró?

Que tenía que enfrentarme al sentir popular y asumirlo a través del canto popular. Descubrí que podía canalizar el sentir del pueblo a través de mi obra musical.

¿En qué tendencias indagó para llegar a esa definición?

Empecé como roquero con influencia del rock británico, cantando y componiendo en inglés.

Pero cambió de rumbo…

Yo venía de colegios aniñados (Urdesa School, Colegio Javier), ya no es culpa: así nací (risas). Pero pasaba vacaciones en Montañita y Manglaralto, sitios que ahora son populares, pero entonces eran apartados y los choleaban. Yo sí era parte de esa ‘choledad’, oía boleros rocoleros, valses criollos, pasillos y había una doctora, que pasaba la rural, que me enseñó a Serrat, a Mercedes Sosa, a Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, para nada conocidos en mi círculo. A mis 22, mi música dio un vuelco.

También se acercó a la música de la Sierra y la afro.

Casi a mis 25 vine a ver la cosmogonía de la Sierra, cosa para mí distante. También me acerqué a la música del Oriente. En mi relación con este Quito querido de mi corazón es que encontré a mi mujer, a mi Rocío. Su familia tenía propiedades en Atacames y Castelnuovo y ahí me involucré con lo afroecuatoriano. Ahí se me destapó el coco por completo.

Para ese entonces ya estaba con Promesas Temporales.

Sí. Cuando vine de Perú, me traje un cajón (peruano), que incorporamos al repertorio del grupo. Ahí empezó el movimiento de música urbana. Siempre acepté influencias, sin fijarme en su procedencia sino en el ‘feeling’ y el contenido ancestral que llevaban.

El grupo movió las fichas y generó una nueva tendencia

Al inicio, Promesas era una banda acompañando mi repertorio, pero luego mis compañeros vieron el potencial de entrar con obra propia y Alvear descolló inmediatamente. Fueron cinco sabrosos años. Grabamos un chulla disco, aunque planeábamos sacar otro, pero hubo mucha represión en la época de Febres Cordero, y Álex tuvo inconvenientes con las fuerzas de seguridad y fue a estudiar en Berklee (Boston). Él es mi hermano, con él sustenté la banda.

Entonces fue la represión. ¿Algo coharta la libertad de los músicos hoy en día?

Sí. La piratería, que impide que disqueras, empresarios, buscadores de talento puedan llevarse a los tremendos artistas de este país, empezando por mis hijos hasta quien fue Pepe Jaramillo, que a pesar de haber grabado mi hermano querido del alma más de 100 discos, su familia tuvo que hacer una colecta para comprarle el féretro. ¿Cómo es posible eso?…

Aún así, las nuevas generaciones escuchan música de él y la suya. ¿A qué se debe?

Creo que es cuestión de actitud, de no dejarse vencer por el yang cuando tú estás en total ying. El arte de saber comunicarse con un lenguaje superior y universal es lo que te hace enfrentar con esa dimensión suprema que existe en tu interior y que dicta tu corazón. Es cuestión de espíritu, de honestidad con tu obra y de capacidad de enfrentarte a diario con el impedimento que tú mismo te haces de no repetirte, de no estar dándole vueltas al estofado con la misma cuchara, de renovarte.

El Congreso y la CCE le rendirán un homenaje, ¿qué significa eso para usted?

No colecciono trofeos, no tengo ni uno solo de los que me han dado, y me han dado muchos, de verdad. Es cierto que el Congreso Nacional ha maltratado mucho a nuestro país, es cierto que tenemos muchísimos motivos para ser reacios a lo que detrás de sus paredes se regala, de sus premios…

¿Por qué recibirlo?

Porque no lo busqué, porque no fue palanqueado. Llegó. Por primera vez en mi vida se me va a otorgar una presea por parte del Gobierno. Es un reconocimiento que no me va para nada mal porque me doy cuenta que para ellos sí existo, y si yo existo, a través de mi voz existirán los otros. Si me dan la oportunidad de que a través de este reconocimiento pueda exponer mis ideas, levantar mi voz para defender nuestros derechos como artistas, lo recibiré.

“Soy un creador, un artista chiro y famoso. Eso me ha llenado de y valor: el mantenerme en esa condición que es la más cercana a la verdaderamente humana”.

Tomado de

 

El Comercio

Rudecindo Inga Vélez

Posted in Author's name, historia, músicos ecuatorianos with tags , , , , on agosto 20, 2008 by edmolin657
Cañar 22 marzo 1901 – Cuenca 20 julio, 1984. Compositor.

Recibió de su padre, el pianista Miguel L. Inga Prieto, las primeras enseñanzas de violín y piano. Con su padre y hermanos formaron un popular conjunto musical y en esta práctica fue asimilando las enseñanzas de armonía y composición. Inga Vélez trabajó en algunos establecimientos educativos del Cañar, para los cuales ha compuesto sus respectivos himnos.

Escribió varias obras del género popular, pero sin duda es el fox incaico La Bocina, la pieza más popular y conocida que se le atribuye, la misma que fue compuesta alrededor de 1928 y grabada en ese mismo año en discos Columbia en Estados Unidos, con la interpretación de la Orquesta Madriguera de New York, bajo la dirección de Paul Whitman. Otras obras de este compositor de música popular son: Danzante Cañari, Danza y runa, Sacrificio de las hijas del Sol,
(fox incaico); Jahuay, El llanto de la india, (fox incaico). (Bibliografía: EM; COMEC).

Cristóbal Pazmiño

Posted in músicos ecuatorianos with tags , , , on agosto 17, 2008 by edmolin657

Guitarrista, compositor y arreglista nacido en Riobamba-Ecuador en marzo de 1958. En el intervalo de la niñez y la juventud, es decir a los doce años de edad, Cristóbal ya pulsaba los primeros rasgueos imitando, soñando en nuevos arpegios, pensando en la novia con besos de dulzura, en sus ojos de enredadera y en los balcones de serenata que columpiaban faroles soñolientos. Diríase que era el ingenuo tiempo de la alegre música juvenil, saturada con nombres de muchachos tímidos que arrancaban coplas mañaneras a las noches agónicas, chicas colegialas, comadreos entre vecinas y circunspectos suegros potenciales que se quedaron en una soñada espera.

Cristóbal y su guitarra, la guitarra y su esquina. Tras ella la jorga, mientras su papá Mario Daniel espiaba las azules distancias, labrando un cielo de estrellas y aplausos para el último de sus catorce hijos
Su hermano José María, al que cariñosamente Cristóbal llamaba Pepelincho, le enseñó los primeros acordes, al momento de salir a estudiar la universidad. Para eso, Cristóbal ya fue guitarrista principal de la estudiantina San Felipe, nombre que lleva el colegio en el que obtuvo el bachillerato. Allí estaban siempre con sus sueños de madera y cuerdas: Julio Moyano, Alfredo Palacios, el “gordo” Guerrero, Pepe Pazmiño… ah, los recuerdos! De manera que a los 14 años, este muchacho ya era conocido en el ambiente guitarrero de Riobamba. Con razón nos dice “fue la época más linda de mi vida”.

Está radicado en Francia desde 1976, en donde ha realizado sus estudios de música clásica. Su repertorio original y su técnica pura han hecho  de este guitarrista uno de los más solicitados en los eventos  guitarrísticos de importancia en el mundo, pues  ha presentado su arte en 32 países de Europa, Asia, África y América,

Entre los más importantes :

 

  • I Festival International de guitare d’ Alsace France  1992
  • IV Festival International , Stockholm Suède 1992
  • VI Festival International , Fribourg Suisse 1992
  • III Festival Internacionalional   San José – Costa Rica 1993
  • Guitarras del Mundo 95 : Rio Cuarto et  Buenos Aires, Argentine 1995
  • Palais del IILA à Rome Italie 1996
  • Latin-Américan Guitar Masters-Universite Internationale de Florida, Miami USA 1997
  • Bolivar Hall Festival, Londres Angleterre 1998 .
  • V festival Guitarras del Mundo 1999 ,
  • I y V Festival Internacional de guitarra – Vendôme Francia 1997 y 2001
  • II Festival International de Cagliari en Italia 2001
  • VII Festival Guitarras del Mundo 2001 2003
  • Festival de Santisteban del Puerto – Jaen España 2004
  • 8° Festival Regino Sainz de la Maza, Burgos España 2005
  • Festival de la ciudad de MONTS Francia 2005
  • Guitarras del Mundo-Argentine 2006 en duo avec Floriane Charles.
  • 15° Festival de la ville d’ANTONY (92) France, 1° abril 2007
  • 11° Festival International de Vendôme France, 8 abril 2007
  • Festillesime41  junio 2007 , 3 concerts en Loir et Cher
  • 10° festival de guitarra de Taxco Mexique, julio 2007
  • 10° Festival Regino Sainz de la Maza, Burgos España , agosto 2007
  • 21° Festival International de Guitare de Fribourg Suisse, avril 2008
  • Jornadas Internacionales de la guitarra, Valencia España, mayo 2008Tiene grabados varios CD entre los cuales se puede destacar «Guitarras del Mundo 95 » grabado en vivo en Buenos Aires durante el festival “Guitarras del mundo”, junto a los artistas más representativos de 19 nacionalidades. En 1997 la cadena de televisión ARTE LA5 en Francia utilizó el  CD « Pasillo Inmortal » como fondo musical de la película  « Panama Prince de chapeaux ». Su nuevo disco « Riobambeñita » en homenaje a su ciudad natal, ha logrado comentarios elogiosos en la prensa especializada de Inglaterra y Francia países en los que se difunde el CD desde abril 2001. En 2004 el CD “Quito de mis ensueños” y en mayo 2007 el CD “Guitarra de alas” en duo con Floriane Charles.
    Como compositor tiene editados 2 libros con obras de tradición popular ecuatoriana en la editorial EML de Bélgica, así como también varios arreglos gracias a los cuales la música del Ecuador está saliendo del anonimato. En todos los países a los que este artista ha sido invitado, la prensa ha escrito artículos destacando sus cualidades musicales, interpretativas y creativas.
  • Juan Mullo

    Posted in músicos ecuatorianos with tags , on agosto 14, 2008 by edmolin657
    Quito 27 diciembre 1956-. Investigador y compositor.Sus estudios iniciales los realizó en el Conservatorio Nacional de Música* de Quito, entre 1972-1974.

    Posteriormente tomó clases particulares de guitarra clásica con los profesores Emilio Lara*, Jacinto Freire* y con Terry Pazmiño*. Fundador del grupo de música popular ‘Taller de Música’ (1978), con el cual grabó tres discos de larga duración, con composiciones propias y recopilaciones de música tradicional. Participó junto a varios investigadores en la elaboración de la parte Ecuador en el Diccionario de música Española e Hispanoamericana (Madrid-España), y en la producción de dos discos compactos ‘Music from Ecuador’ sobre la música tradi cional ecuatoriana, editados en Estocolmo-Suecia.

    Ha dirigido proyectos de investigación etnomusicológica en diversas instituciones culturales y dictado seminarios relacionadas con la aplicación de la música tradicional ecuatoriana en la música contemporánea. Ha escrito algunos ensayos como: Introducción al pensamiento de la música andina ecuatoriana (1989); La aplicación de la música de tradición oral a la música contemporánea (para el Museo de Cotacachi, 1990); Culturas musicales del Carchi (1991); El rock en Quito (para Difusión Cultural del Banco Central, 1992), y otros.

    Entre sus principales composiciones se pueden mencionar: Estudio de tres danzas ecuatorianas y un pasillo (suite), para guitarra, estrenada en 1985 por Terry Pazmiño en la ciudad de Trujillo (Perú); Abya-yala (1986), para guitarra; Cuatripartición I (1987), para dos guitarras; Danza Cohangue (1986); Ya estoy aquí, sobre un tema tradicional de bomba’ (1987); Don Eloy, música para película-documental; Chacón maravilla, música para el cortometraje del mismo título; Sonata para trío-jazz; Afrodanzante (1991); Bocana del Bua (1993); In vitro (1993); Tres preludios ecuatorianos (1993); Galindo y Pareado (estructuras andinas, 1994). etc.


    Juan Mullo
    Ha participado como articulista de las revistas Gaceta musical y Opus del Banco Central del Ecuador. En 1990 realizó un video documental sobre la vida de un anciano músico de Cotacachi y participa en la dirección del proyecto de investigación ‘La música de tradición oral y su aplicación en la música contemporánea’. Un valioso aporte de Juan Mullo en el campo de la formación, es la fundación de un diploma de Etnomusicología en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.Fuentes:
    Curriculum vitae de Juan Mullo. Quito, s.f..