Los tangos censurados

Los tangos censurados

¡En el ’76 los milicos hasta censuraron a Gardel!

Por Jorge Gutman

 
Gardel y Discépolo hablan sobre Yira, yira

Las diferentes dictaduras militares que gobernaron la República Argentina a partir del año 1943, apoyados por algunos grupos de ‘intelectuales’ y ‘moralistas’, se ocuparon de censurar, cambiar y prohibir las letras y títulos de muchos tangos, que en la mayoría de los casos habían ganado el gusto y la popularidad del público radio-escucha de esa época. Fueron muchos los compositores, poetas, cantores y músicos que se vieron afectados por las distintas disposiciones y leyes gubernamentales que les prohibían interpretar dichas canciones.

Ya anteriormente a esa fecha, y para ser más precisos en el año 1931, el presidente de facto José Félix Uriburu ordenó cambiarle el título del tango de Cobián y Cadícamo “La casita de mis viejos” por el de “La casita de mis padres” (nota del editor: patético)

Durante el mandato del General Pedro Pablo Ramírez, la Dirección General de Correos y Telégrafos recibió la ‘orden’ de limpiar el vocabulario usado corrientemente en las radios, y la de cambiar el título de algunos tangos nominados como indecentes. Así fue como “Sobre el pucho” pasó a ser “Un callejón en Pompeya”, “Chiqué” fue cambiado por “El elegante”, (traducción pésimamente hecha), “Susheta” por “La aristócrata”, “Qué vachaché” por “Qué vamos a hacerle”, “El ciruja” por “El recolector”, “La catrera” por “La cama” y “Yira yira” por “Camina, camina” Y por si esto fuera poco, prohibieron la radiofusión del tango “Cambalache” de Enrique Santos Discépolo.

Cabe destacar que “Cambalache” tuvo el “privilegio” de ser prohibido por cuanto gobierno militar subió al poder en nuestro querido país. Parecería que el “genio visionario” de Discépolo no era del agrado de los gobernantes de turno, sobre todo cuando dice //Que el mundo fue y será una porquería ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también…// como augurando el problema de las coimas de los senadores del año 2000.
En esa misma época, el entonces ministro de Educación, don Gustavo Martínez Zubiría, forma una comisión, presidida por Monseñor Gustavo Franceschi, para “controlar” lo que se “hablaba y cantaba” en las radiodifusoras del país.

Así es como pasan a ser de la categoría de prohibidos los tangos “Al pie de la Santa Cruz” de Mario Batistella y Enrique Delfino, “Al mundo le falta un tornillo” de Cadícamo y Aguilar, “El ciruja” de De la Cruz y Marino, y los tangos de Celedonio Flores, “Mano a Mano” y “Pan”, por su vocabulario “lunfardo”. El tango “Mi noche triste” de Castriota y Contursi, también lo pasaron a retiro por sus palabras del idioma lunfardo, //Percanta que me amuraste, en lo mejor de mi vida// Dejándome el alma herida y espinas en el corazón// Para mí ya no hay consuelo y por eso me ‘encurdelo’, pa’ olvidarme de tu amor.//

También cayó en la volteada el cantor Alberto Castillo, por las letras que entonaba, y por su forma de ver y hacer gestos, cosa que a los integrantes de la comisión no les agradaba, a pesar de que Castillo, en ese momento, era considerado por el público, como un ídolo nacional.

El primero de diciembre de 1943, la cancionista Libertad Lamarque, recibe una reprimenda del gerente general de Radio Belgrano, porque la Dirección de Radio-Comunicaciones, les mandó un telegrama, intimando a Libertad Lamarque a mejorar su vocabulario tanguero. Ridícula reprimenda, a quien fue siempre un ejemplo de educación en todas sus presentaciones radiales o teatrales.

En el año 1962, Edmundo Rivero canta el tango “Bronca”, escrito por él y Mario Batistella, y también lo pasan por las armas (al tango, por supuesto), porque dice así: “Los ladrones van en coche, Satanás está de farra y detrás de la fanfarra, salta y baila el arlequín// Es la hora del asalto, sírvanse que son pasteles y así queman los laureles, que supimos conseguir”.

Y para finalizar, ¿se acuerdan de 1976?, ¿lindo año no? Bueno, les comento que ni Gardel, a pesar de estar muerto se salvó de la censura, ya que algunas grabaciones por él cantadas fueron prohibidas para pasar en las radios. Estas son algunas de dichas canciones: “Pan”, “Aquaforte”, “Al mundo le falta un tornillo”, “Al pie de la Santa Cruz” y “Matufias”

http://www.denorteasur.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: