César Borja Lavayen

BORJA LAVAYEN
POETA Y POLÍTICO – Nació en Quito el 6 de Febrero de 1.851. Hijo legitimo del Capitán Camilo Borja Miranda, joven marcial “bizarro Jefe del escuadrón glorioso- Taura- y en el hogar tranquilo, tan dulce padre como tierno esposo” y de Maclovia Lavayen y Gorrichátegui, mujer de mucho carácter, naturales de Quito y Guayaquil respectivamente.

Vivió sus primeros cuatro años en casa de su abuelo el Capitán José Borja y Villacís, con sus padres y tías solteras // junto a nosotros, en sus frescos años / suyos haciendo nuestros bellos días/ en mutuo amor y regocijo mutuo/ dichosas eran nuestras buenas tías//.

Después pasó con sus padres y hermanos a unas tierras ubicadas a las orillas del río Tiaone en las fértiles campiñas de Esmeraldas, pero el terremoto de Marzo de 1.859 redujo a nada la modesta fortuna y la Guerra Civil los arrojó de ese edén.

En 1.860 vivían en Guayaquil y su padre sufrió persecuciones políticas. Vinieron etapas de pobreza e incomprensión. Hacia 1.863 se destruyó el hogar y el Capitán Borja viajó a establecerse en Ambato donde formó una nueva familia mientras el corazón de su joven hijo se cubría para siempre con el vago sentimiento de la desesperanza, que se vislumbrará a lo largo de toda su poesía //Vivamos del recuerdo, hermana mía/ el instante de tregua que nos deja/ el presente cruel, que hora por hora/ aún del mismo recuerdo nos aleja.// “Entonces comenzaron nuestros dolores y tristezas, los cuales, por tempranos y crueles, nos abrieron los ojos a la realidad de la vida y nos apenaron el corazón cuando aún éramos niños.”


En 1.860 había empezado a estudiar en la escuela del Preceptor Camilo Echanique. En 1.865 pasó a San Vicente del Guayas donde el Padre Eugenio Navarro S.J- lo inclinó a la lectura de los autores clásicos y a las traducciones de Virgilio, Homero y Horacio. En 1.867 le dio fiebre amarilla. El 68 murió su padre en Ambato. (1) Después de Obtener el Grado de Bachiller en Filosofía y Letras marchó hablando Inglés y Francés a Lima. Se empleo corno telegrafista, luego ingresó a la Facultad de Medicina, ganó el Internado en los Hospitales y trabajó de tenedor de libros y ayudante de Cátedra. Por su aplicación se le dispensó de la Licenciatura y graduó de Médico de 1.877 sin haber perdido un solo punto; pues, durante su carrera, siempre demostró una total dedicación, y regresó a Guayaquil.

El 22 de Mayo de 1.878 se incorporó a la Junta Universitaria, fue designado secretario y luego ascendió a Profesor de Medicina Legal y Toxicología, instalando su consultorio en el barrio del Astillero cerca de la Iglesia de San Alejo. Allí estudió la incidencia de la fiebre amarilla en el puerto, buscando su antídoto para curarla. Igualmente fundó la Academia de Medicina del Guayas, la revista “Gaceta Médica” que también dirigió y el periódico semanal “El Pueblo”, en el cual publicó una especie de Manual para Artesanos y un estudio práctico sobre la fiebre amarilla dando consejos profilácticos. Dicho semanario nunca se metió en política y llegó a ser el órgano de lectura de la clase media. El 79 empezó a colaborar en el diario “La Nación” propiedad de Juan Bautista Elizalde Pareja utilizando el seudónimo de “Nemo”.

En 1.880 descubrió la existencia de una enfermedad al hígado que bautizó con el nombre de Fiebre Icteroide hemorrágica o Fiebre Aduanera, porque la detectó en dichas bodegas, creía que la enfermedad se producía en

(1) Su madre contrajo segunda nupcias con Alejandro Reire y Franco, menor que ella, que se suicidaría después.
los países de clima caliente y húmedo y se transmitía a través de las miasmas o esporas de hongos, lo cual no resultó verdadero pues el Dr. Carlos Finlay probaría que el Agente de contagio era el mosquito. También compuso ese año su poema “Vespertina” en las playas de la península de Santa Elena.

El 30 de Enero de 1.881 contrajo matrimonio con su prima segunda Angela Febres- Cordero Lavayen con quien tuvo un feliz y tranquilo matrimonio y publicó “Monografía sobre la epidemia de fiebre amarilla”, trabajo largo, serio, completo, que le situó entre los principales científicos del país a pesar que recién se acababa de graduar y solo tenia treinta años.

Entre Febrero y Abril de 1.881 apareció por entrega en el Diario “El Pueblo”, sus “Apuntes sobre la epidemia de 1.880. La fiebre amarilla”. Ese año viajó a Esmeraldas como cirujano en Jefe de una División de mil hombres y llegó a punto para presenciar un combate. Luego recorrió esos campos y en Agosto se inspiró y compuso su poema “Paisajes y Recuerdos” en 50 págs, conteniendo añoranzas de un pasado lleno de efusiones familiares que fueron destruidas por la acción de las fuerzas naturales y la guerra civil. A su regreso al puerto guardó los papeles dentro de un tomo del Diccionario de Medicina de Jacoud y no lo volvió a ver hasta que en 1.901 los encontró de casualidad y los dio a la imprenta con una introducción dedicada a su hermana Rosa Borja de Izquierdo.

De regreso en 1.883 fue designado primer secretario de la Universidad, editó “El Ecuador” con Agustín Leonidas Yerovi e Isaías Gómez Carbo y fueron justamente alabados sus artículos contra el concertaje.

En 1.884 el periodista panameño Juan Bautista Pérez y Soto atacó a Montalvo y sus escritos en un folleto titulado “La Curarina”. Al año siguiente Borja le replicó con “La Ergotina, correctivos contra los flujos del sofismo” en 43 págs. que firmó con el seudónimo de “Un Rocoto”, dividiendo la obra en capítulos que tituló píldoras y fricciones.

En 1.885 salió electo Diputado por el Guayas y junto a Lorenzo Rufo Peña brilló como orador político de oposición -haciendo causa común con su hermano Francisco Borja Lavayen levantado en armas con Nicolás Infante-pero al término de las sesiones fue apresado y tuvo que salir del país, se dijo entonces que por defender a las montoneras chapulas.

Primero estuvo en Paita y allí murió una hijita, pasó a San José de Costa Rica donde practicó la medicina y trabajó en la redacción de “La Gaceta Médica”, órgano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica, que le designó su secretario. También fundó el semanario “La Aveja” y solo pudo retornar a Guayaquil al finalizar el gobierno del Presidente Caamaño, tres años después, en 1.888.

El 89 publicó su famoso poema “Vespertina”, fue electo Vicepresidente de la Sociedad Republicana y Diputado El 92 comenzó a colaborar en la revista de la Sociedad Jurídico Literaria y escribió la letra del Himno del Colegio San Vicente del Guayas.

En 1.893 fundó y dirigió “La Gaceta Médica” revista ecuatoriana de Medicina. Cirugía y Farmacia que mantuvo con los Dres. Samuel Mora y Emilio Gerardo Roca hasta su segundo destierro el 95. El 1º. de Enero de 1,894 fundó la Academia Libre de Medicina y fue su primer secretario. Su fama de orador se había extendido por el país. En los funerales de Pedro Carbo propugnó una colecta pública para levantarle una estatua. Era uno de los médicos más importantes y ese año fue designado con el Dr. Fausto Rendón. médico de la compañía de Seguros de Vida “La Equitativa”, fundada en Guayaquil por Augusto B. Leguía Martínez, quien después llegaría a la presidencia del Perú.

En Abril de 1.895 publicó una carta escrita al Dr. Leonardo Villar, Director de la Facultad de Medicina de Lima, titulada “Geografía Médica de la fiebre amarilla en el Ecuador”, con sucesión anual de las enfermedades agudas en el Ecuador, Monografía sobre la epidemia de Fiebre Amarilla de 1.880 a 1.894. El 22 de Mayo suscribió un comunicado del Directorio Electoral de Guayaquil, lanzando la candidatura presidencial del General José María Sáenz.

Al pronunciarse Guayaquil el 5 de Junio siguiente por la revolución liberal, rué llamado a conformar el Comité que recibió a los montoneros de Manabi y Daule del General Plutarco Bowen. AI poco tiempo arribó Alfaro y cuando nada anunciaba una fisura entre los grupos revolucionarios, se produjo el rompimiento de Bowen, Sáenz y Delfin Treviño con Alfaro y éste los acuso de conspiración, Borja se contó entre los principales implicados y aunque se defendió el 24 de Julio en una hoja volante, fue desterrado del país y viajó por segunda ocasión a San José de Costa Rica, donde se incorporó a esa Facultad de Medicina y le tocó intervenir en la epidemia que asoló a la población de Alajuela.

En 1.897 editó su elegía “Madre” al recibir la noticia de la muerte de Dña. Maclovia, canto dividido en dos partes, en 25 págs. del que existe una segunda edición aumentada en 1.899 a 79 págs. Este último año también publicó sus poemas “Patria” dedicado a su prima Dolores Sucre y “Raza de Víboras” alegoría en 20 págs. Tratando sobre la ingratitud, la envidia y la calumnia, con ataques frontales al régimen del Presidente Alfaro.

Por entonces Borja era considerado en el Ecuador como un símbolo de la oposición y numerosos intelectuales se lamentaban de su triste situación. Numa Pompilio Llona y Dolores Sucre alertaron a la conciencia del país contra ese atropello. Llona llegó a exclamar “Borja es el Dante de este período de ignominia”. Finalmente pudo regresar tras cinco años de ausencia en 1.900 instaló su consultorio en la calle de la Municipalidad, colaboró en la revista “Guayaquil Artístico” y editó su poema “Fin de Siglo”, dedicado a los manes de Sucre en 19 págs.

En Octubre de 1.901 dio a luz “Paisajes y Recuerdos” en 51 págs. con un capitulo autobiográfico, de colorido local y descriptivo de la magestad de la naturaleza de los bosques. El Presidente Leonidas Plaza le ofreció el Ministerio de Relaciones Exteriores, que no aceptó por la pequeñez de sueldo, que no le hubiera permitido vivir en la capital con su familia. Entonces fue electo Miembro de Número de la Academia Ecuatoriana de la Lengua y Vicepresidente de la Junta de Beneficencia Municipal de Guayaquil. En 1.903 fue Presidente del Club de la Unión, pasó enfermo tres semanas y escribió varias poesías. En 1 904 presidió el Concejo Cantonal.

En Enero de 1.906 al estallar la Revolución alfarista, fue designado Ministro del Interior por el Vicepresidente Alfredo Baquerizo Moreno, pero dicho gabinete no funcionó. Al año siguiente tomó la palabra en los funerales de Llona y el Presidente Alfaro buscó su amistad designándole Director de Estudios del Guayas. Meses después fue electo Rector de la Universidad Central y tuvo que viajar a Quito, desempeñando tan altas funciones hasta Noviembre de 1.908, que pasó a ocupar el Ministerio de Instrucción Pública, presentando en Agosto de 1.909 un Informe al Congreso de 373 págs.

Ese año fundó las Cámaras de Industrias de Guayaquil, Quito y Cuenca, desempeñó el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Presidencia de la Junta de Beneficencia de Quito. También ocupó el Ministerio de Hacienda y presentó un Informe al Senado en 260 págs Al poco tiempo publicó su Discurso Fúnebre en homenaje al Dr. Ramón Flores Ontaneda fallecido en servicio durante la epidemia de peste bubónica en Guayaquil. También fue Arbitro en el litigio ferrocarrilero.

Vivía en una casa de la calle Venezuela que había sido de Juan José Flores donde era visitado por su protegido el joven poeta Francisco J. Falques Ampuero, quien le perurgia a publicar sus traducciones y poesías y más por complacerle a mediados de 1.909 dio a la luz “Flores tardías y joyas ajenas” en 412 págs. con la mayor parte de sus versos y con traducciones de poetas franceses tales como Baudelaire, Leconte D’Lisle, Verlaine, Sully Prudhonme, Heredia. Con esta obra cimentó definitivamente su justa fama de gran poeta y cultísimo traductor, así como de introductor del Parnasianismo en el Ecuador. I con motivo de la celebración del Centenario dé la Independencia presidió la Exposición Nacional celebrada en Quito y para su inauguración compuso la letra de una Cantata que se tocó con música del Maestro Domingo Brescia y publicó en 8 págs.

Entonces formaba gabinete con José Peralta. Luís Adriano Dillon. Francisco Martínez Aguirre y Alejandro Reyes y fueron la admiración del Cuerpo Diplomático e invitados del exterior, pues todos eran consumados poliglotas que dominaban más de cuatro idiomas.

Poco tiempo después empezó a ser aquejado de frecuentes y fuertes dolores al hígado y el Congreso le inició una interpelación. Borja fue al banco donde tenia su dinero, lo sacó y echó a los pies de los Diputados, diciéndoles: “Aquí está toda mi fortuna”. Acto seguido, salió de la Cámara y renunció a su Cartera.

Y como las molestias le aumentaban fue traído de urgencia a Guayaquil e intervenido quirúrgicamente con varias punciones que se las realizaron sin anestesia y le causaron enormes dolores, al punto que lanzaba gritos que se oían hasta en las escaleras de su casa. Los médicos le encontraron quistes de amebas y aunque sacaron varias jeringuillas de materia purulenta, de nada sirvieron los esfuerzos de sus colegas y falleció de casi 59 años de edad, tratado con infusiones de raíz del Brasil, el 31 de Diciembre de 1.910. Su sepultura está cubierta por una lápida donde se ha grabado la última estrofa de su poema “Flores Tardías” / /Tejed, para mi tumba, muelle tapiz florido,/ sobre la hiedra lacia de verdinegro tul,/quizá entre vosotros vaya a tejer su nido, /para cantar la vida, para arrullar mi olvido./ el ave de mis versos, mi ruiseñor azul.//

Alto, blanco, fornido, calvo, de grandes bigotes y mirada dominante, enorme inteligencia clara y despierta aunque de carácter conflictivo. En política gustaba del combate ideológico y como clínico eminentísimo. Fue un líder social que se hizo a si mismo frase célebre de su madre, con quien siempre se llevó bien y fue muy unido, al punto que ella vivió largas temporadas en casa de su hijo.

Científico de dimensión nacional, lució siempre una gran impaciencia intelectual que agitaba su espíritu y facultades y le llevaba a patrióticas realizaciones.

Su dominio del francés le permitió acercarse a los poetas de esa nación y habiéndose iniciado en la escuela romántica, cantó las nuevas formas e introdujo el Pamasianismo en el Ecuador, siendo el mejor traductor nacional con Francisco J. Falques Ampuero. Admiró a los poetas malditos pero sobre todo al divino Verlaine, Jefe de los Simbolistas.

VESPERTINA. A mi esposa. Playas de Santa Elena, 1.888.- ler. Fragmento.

//El ligero rocío de la tarde/ ha templado el ardor de la canícula./La Llanura descansa y se adormece/ al soplo de la brisa/que, rozando la espuma de las olas, /la emanación salina/del mar recoge, y a la pampa llega/de olor de yodo y de frescura henchida.// El sol poniente irradia/cárdena luz oblícua,/los celajes de oriente se coloran; /las nieblas, fugitivas,/debajo del azul cruzan calladas/ y con pálidos tonos se matizan, /en las techedumbres, el reflejo de oro/del sol lo obscuro de la paja aviva./ y allá, lejos, muy lejos, / en la azulada línea/ donde los cielos y las ondas llegan, / se abrazan y se miran, reverberan las nubes, y las aguas/ cerúleas del mar brillan.

Nadie mejor que el mismo para describirse:/ Soy así porque soy../la culpa de ello/ Natura tiene que me dio la vida:/ Mi alma, en carne, a su pesar nacida,/ trajo a este mundo distintivo y sello.// Diome natura el sentimiento bello / de su alma inmensa, con mi ser unida. / su imagen llevo en mi razón, fundida, / su altiva mente y su genial destello,// Diome su hermosa libertad salvaje, / y, en la gama de luz de su lenguaje,/ templó mi verbo y acordó mis nervios, // No te arrepientas de mi ser, ¡Natura!/ y renueva en tus génesis, mi hechura./ con espíritu y átomos soberbios.//

Se ha discutido si fue ateo, en su verso a Sucre dijo lo siguiente //Qué bien estás en la infinita nada/ durmiendo !Oh Sucre! Oh redentor Mártir! /La tierra/ a sangre y fuego sus progresos hace. / El piélago, el volcán, el sol, el rayo/ son los titanes que a la inmensa curva/ de la ascendente perfección la mueven,/ en fragor de catástrofes e incendios/ pero la roca primitiva, el bosque/ primero, el lago en que flotó el nenúfar/ el mar hirviente, habitación del monstruo/ allá en el fondo de la entraña yacen/ del globo triunfador; fósiles negros/ son que en la fragua del planeta lloran/ su ardor eterno, en sulfurosos nos/ venas de naphta o cristalinas gotas,/ lágrimas de carbón hechas diamantes…//

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: