Edgar Palacios Rodríguez


MUSICO.- Nació en Loja el 7 de Octubre de 1.940 y fue bautizado con los nombres de Edgar Augusto. Fueron sus padres el Dr. Luis Emilio Rodríguez, abogado, Profesor del Colegio Bernardo Valdivieso y luego de la Universidad de Loja, músico en sus años mozos, tocaba flauta y cantaba, fallecido en 1.973, y Julia Palacios Moreno, naturales de Loja.

El penúltimo de seis que nacieron en el barrio del Sagrario. Desde la infancia se sintió atraído hacia la música pues cantaba a dúo con sus amigos. De cuatro años acostumbraba marchar detrás de las bandas de los batallones cuando éstas salían a las calles y lo hacía con tal seriedad que despertaba la admiración y simpatía de los transeúntes.

El 45 su familia se cambió a una casa del Coronel de Witt en el barrio de Santo Domingo y aprendió a tocar guitarra sin necesidad de maestros. El 46 asistía a la iglesia de Santo Domingo a tocar pingullo, maracas, cualquier instrumento de percusión, en las cuatro misas diarias que comenzaban a las cinco de la mañana y terminaban a las ocho. Le pagaban dos reales por misa. Los domingos ganaba más porque eran siete misas.

Estudió la primaria en la escuela fiscal Miguel Riofrío, interviniendo en los diferentes actos artísticos que se ofrecían con motivo de las celebraciones patrióticas y sociales. A los ocho años ingresó al Conservatorio en tiempos del Director Francisco Salgado Ayala y fue alumno de Violoncelo de Jorge Ortega, pero como era zurdo tuvo problemas con él y finalmente salió, poco después clausuraban el Conservatorio por falta de rentas. Durante las vacaciones trabajaba de campanillero de carro de basura y unos compañeros de trabajo le obsequiaron una flauta usada, que habían reciclado de un camión, aprendiendo inmediatamente a tocarla. Tal su facilidad para los instrumentos musicales.
El 52 ingresó al Bernardo Valdivieso para seguir la secundaria. Con el Profesor Segundo Cueva Celi formó parte de la Estudiantina en la interpretación de flauta, mandolina, bandola y guitarra y cantó en el Coro. Con el Profesor Segundo Puertas Moreno, que además de Músico era sastre por haberse graduado en la escuela de Artes y Oficios, también tocó trompeta en la Banda de Música. En Loja existía un buen ambiente musical debido a la influencia religiosa de los franciscanos, que habían sido excelentes músicos a principios de siglo.

El 54 trabajó en las vacaciones como Ayudante de Cadenero en los tanques de Agua Potable. El 57 empezó a componer boleros y valses instrumentales y formó el Conjunto Musical “Los Delfines” con sus compañeros del Valdivieso. Edgar tocaba trompeta, instrumento que acababa de descubrir. Estefan Valarezo se lucía con el Clarinete y Saxofón y los cantantes eran Jorge Ochoa Ruiz, Adriano López y N. Soria.

El 58, al reabrirse el Conservatorio de Loja bajo la dirección de José Bustamante Palacios, entró a estudiar Teoría e Instrumentos, perfeccionando sus conocimientos y como trompetista fue parte de la Orquesta dirigida por Bustamante.

Graduado de Bachiller, inició en 1.959 sus estudios superiores en la recién abierta Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Loja, continuándolos hasta el tercer Curso, pues se encontraba tramitando dos becas de estudios de música, una en Italia y otra en Rumania, cuando en Febrero del 62 el Presidente Carlos Julio Arosemena Monroy visitó Loja en compañía del Embajador de los Estados Unidos Maurice Berbaum y en el almuerzo y recepción que les brindaron las autoridades provinciales en el comedor del Hotel Amazonas tocó un solo de trompeta. Gratamente impresionado el Presidente le llamó a felicitar y el Embajador, para no quedarse atrás, le ofreció un Curso en los Estados Unidos. Poco después le enviaba los papeles de una Beca para seis meses, pero justamente esa semana le llegaron las otras dos opciones, una de igual tiempo para Italia y otra de estudios completos por cinco años en el Conservatorio “Cipriam Porumbesco” de Bucarest, en Rumania, que aceptó por ser la más conveniente.

El 7 de Noviembre salió de Loja a Guayaquil. En la isla Puná tomó el barco y tras 26 días de viaje arribó a Italia con tres compañeros también becarios. Por tierra siguieron a Austria, Checoslovaquia y finalmente el 16 de Octubre pudo tomar sus primeras clases de trompeta, aunque después tuvo que seguir otros Cursos de Cultura General de la Música, Práctica Pedagógica, Desarrollo social del país (Rumania). Vivía en una residencia universitaria, casó por poder con su novia Marcia Mendieta Vivanco que también viajó a Rumania. Matrimonio feliz con una hija.

En Bucarest compuso varios Pasillos que enviaba a Loja con motivo de los cumpleaños de su madre, también realizó numerosas presentaciones con sus compañeros del Conservatorio y como solista interpretando música ecuatoriana para todos los países del este de la Cortina de Hierro y Austria. Al rendir su grado en la especialidad de trompeta, fue solista con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de Bucarest.

A principios del 67 viajó a París con los suyos y siguió un curso de Trompeta en el Conservatorio. En Junio retornaron a Loja, realizó algunas presentaciones pero como el ambiente era muy estrecho, a finales del año siguieron a Quito, se empleó de Profesor por horas en el Colegio 24 de Mayo, alquiló una casa, trabajó en la voz de los Andes en la Diez de Agosto y Naciones Unidas y empezó a ofrecer Conciertos y recitales en diferentes ciudades del país con el auspicio de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

En Abril del 68 aceptó ocupar el cargo de Director de la Escuela Superior de Música (antiguo Conservatorio) adscrita a la Universidad de Loja con S/. 3.200 mensuales de sueldo, que no era mucho, iniciando una verdadera proyección artística de la música de Loja y su provincia pues ese mismo año le puso música al poema “Boletín y Elegía de las Mitas” de la autoría de César Dávila Andrade, escribió un oratorio para orquesta, coro y solistas, o cantata popular divida en doce cuadros para presentación en Concierto con una Orquesta Sinfónica, que terminó de componer el 70. Igualmente fundó el Conjunto Universitario de Loja, perfeccionó a la Orquesta del Conservatorio, inició el Coro en Loja y la Escuela se clausuró para ser reabierta como dependencia del Ministerio de Educación y Cultura bajo el nombre de Conservatorio Nacional de Música Salvador Bustamante Celi.

Reestructurados los estudios desde 1.971 creó la orquesta Sinfónica compuesta de 60 músicos, la Orquesta de Cuerdas con 80 niños y jóvenes, la de Viento con 26 jóvenes y la de Percusión con 50 niños, logró el equipamiento del Conservatorio con instrumentos para todas las especialidades. El 72 inició las gestiones para la construcción del edificio, terminando hasta el 80 tres bloques con 70 aulas, implementó una Biblioteca de Música y Cultura general. El 74 viajó al Japón con el Conjunto Universitario. En Yokohama fue condecorado tras realizar un programa con el conjunto universitario en la Televisión NHK del Japón. El 78 fue invitado por Inter-Naciones para realizar una visita a los Conservatorios y otros centros culturales de Alemania Federal. También concurrió ese año como delegado del Ecuador a la reunión de la Unesco para América Latina y el Caribe con sede en Bogotá y editó “Política Musical del Ecuador” con el diseño programático de lo que debe ser la educación musical en nuestro país, en aproximadamente 120 págs.

A principios del 80, aprovechando el primer proyecto del Instituto Ecuatoriana de Crédito Educativo IECE, obtuvo cincuenta pianos Baldwyn de fabricación norteamericana, para otros tantos estudiantes, al precio de S/. 30.000 cada uno. Lamentablemente su situación económica era crítica, pues su sueldo seguía siendo bajo, a duras penas se elevaba a S/. 12.000 mensuales, pero en Abril fue contratado por el Consejo Provincial del Pichincha por S/. 30.000 para fundar la banda Juvenil del Pichincha y se vio precisado a aceptar, después le ascenderían a Director de la Unidad de Música.

Dejaba al Conservatorio de Loja renovado con 300 instrumentos, edificio propio, biblioteca, etc. viajó a Quito y logró que el Ministerio de Defensa también le designara Director de las Bandas del Ejército con sueldo aparte, donde aún continúa.

En Quito construyó una casa con un préstamo al IESS en la Avenida Universitaria que habita con su esposa e hija y tía, formó el Coro Pichincha, la Orquesta de Vientos y Percusión, la Orquesta de Cámara, el Quinteto de Cuerdas Pichincha y la Gran Banda integrada de las Fuerzas Armadas con 500 músicos que debutó el 24 de Mayo del 81 en el Estadio Atahualpa, con música Clásica, Popular y Marcial por lo de Paquisha, pocas horas antes de que el Presidente Jaime Roldós Aguilera y su Comitiva se accidentara con el trágico resultado que todos conocemos.

También ha formado la Banda Juvenil del Pichincha con 120 músicos y las Bandas Infanto-Juveniles de Macará con 50 niños, de Celica con 40, de Gonzanamá con 60, de Manta con 65, de Santo Domingo de los Colorados con 50, de Amaguaña con 50, de Sangolquí con 50 niños bajo los auspicios de los Ministerios de Defensa y Bienestar Social.

Ha dado a la luz pública varios folletos pedagógicos a saber 1) Proyecto de Investigación y Estudios de diagnósticos de la Cultura. 2) Perspectiva para la Planificación del desarrollo Cultural de la provincia de Loja, área de Música, en 1.988.- 3) Proyecto de Desarrollo Musical, equipamiento musical del sector musical en el Ecuador, 1.987-88.- 4) Proyecto de investigación y rescate de la obra del Maestro Segundo Cueva Celi, compuesto de dos partes: 1) Sus Pasillos famosos en un libro con 50 partituras y el disco, y 2) Música escolar de Segundo Cueva Celi en un libro.

En 1.987 fue declarado el Mejor Ciudadano de Loja y el Ministerio de Defensa le entregó la Condecoración de la Orden Nacional al Mérito Rumiñahuy. El 91 fue finalmente representado su Oratorio “Boletín y Elegía de las Mitas” en el Teatro Sucre. La Sinfónica de Quito fue dirigida por el Maestro Alvaro Manzano y el auspicio correspondió al Ministerio de Bienestar Social, ejercido por el Ing. Raúl Baca Carbo.

En Enero del 93 creó el Sistema de Música para niños especiales SINAMUNE que ofrece terapia musical y sistema de capacitación a niños y jóvenes especiales con problemas cerebrales, físicos, etc. y sistemas musicales formales para niños y jóvenes no videntes. Dicha escuela, de 30 profesores, está dirigida por él y funciona en la Ciudadela Carcelén.

Su producción musical totaliza 150 composiciones de variada naturaleza con canciones de contenido social, himnos para instituciones, marchas Juveniles y otras canciones. Ha grabado 40 discos de larga duración con música ecuatoriana ligera, clásica, patriótica, etc. Se destacan los discos de música clásica grabados por su hija Ada y la colección de cincos discos titulada “Edgar Palacios en Concierto”. Sus presentaciones en Conciertos suman casi dos mil.

Proyecta la fundación de una Escuela de Música con un programa de enseñanza muy completo de cuatro años de duración.

Vive en la urbanización Los Cipreses frente al Condado. Ha viajado por diferentes países de América, Europa y Asia, es Asesor de la CCE y se encuentra atareado en los arreglos Corales y en las Composiciones de Oscar Vargas Romero.

Fuente: Biblioteca Rodolfo Pérez Pimentel

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: