Abajo el telón (cantinflas)

 
Crítica de Mario Vargas Llosa

Como el cigarrillo, el fútbol, las dupletas y los sábados ebrios, Cantinflas es una institución, celosamente conservada por los hombres habituales. Al igual que en todas sus cintas anteriores, movilizándose sobre un argumento levantado con inobjetable rusticidad, sobreponiéndose heroicamente a la dirección, a la escenografía y al cortejo de extras, en el cual, ingenuamente, han sido ubicados como innecesarios complementos cómicos, algunos danzarines amanerados, Cantinflas hace gala de habilidad y repite sus innumerables y siempre renovadas condiciones de bufo. A su lado, compite en enrevesamiento oral, aunque, con escaso efecto cómico, Christiane Martel, quien, por otras virtudes personales, gana pronto la tolerancia y la admiración del público.

VINCENT N.

[Publicado en: “Extra” – 5 de junio de 1956 – Año II, nº 72.]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: