Guillermo Rodriguez (músico requintista)

A pesar de que el requinto no es un instrumento ecuatoriano, sino, más bien, mexicano, sus solos acordes ( una quinta más alta de la guitarra) marcan el compás en  la música nacional.

Si bien el instrumento llegó de la mano del mexicano  Alfredo Gil, fundador del trío Los Panchos de México (1944), nombres como los de los ecuatorianos Guillermo Rodríguez, Eduardo Erazo, Rosalino Quintero, Homero Hidrovo, Segundo Bautista, Nelson Dueñas… saltan a primera  vista.

Entre cuerdas…
El instrumento  se confecciona en nuestro país. Hugo Chiliquinga y Carlos Giraldo son algunos de los ebanistas. Los costos van desde  USD   200 hasta 5 000, que dependen de la madera y afinación.
Este martes,  a las 19:00, en el coliseo Rumiñahui se realizará el Festival del Pasacalle. Participan más de 10 grupos nacionales.

Eduardo Erazo, requinto del trío Los Reales, afirma que el primero que trajo el instrumento y comenzó a interpretarlo en   nuestro país fue Guillermo Rodríguez, cuando integró  Los Embajadores.

Han pasado  60 años de eso, y el quiteño  Guillermo Rodríguez  recuerda todo como si fuera ese día. Fue  invitado a una noche de bohemia en la  hacienda del ex presidente Galo Plaza, y junto a Carlos y Rafael Jervis tocó varias piezas. 

Mario Moreno Cantinflas y el  Cónsul de México les escucharon y les invitaron a una gira en México, que se extendió por ocho años.
“Cantinflas amarcó a mi hija Mónica. Fue mi compadre y amigo”, dice, enseñando una fotografía que cuelga en   su casa.

Esa  fue una de las anécdotas que le trajo el instrumento, pero no fue la  única.  Junto a la fotografía  hay un dibujo de Oswaldo Guayasamín. “Para Guillermo Rodríguez con el cariño  y admiración de siempre”, escribió el pintor quiteño, en el dibujo que le regaló  en  1979. “Oswaldo cantaba muy bien, siempre tuvimos la idea de grabar un disco, pero la muerte se le adelantó a mi amigo”, dice.

Rodríguez grabó los pasillos Sendas distintas y Para mí  tu recuerdo, de Carlota Jaramillo.  El requintista, de 82 años, fue artista en   varias de las radios del país.  Fue amigo de Alfredo Gil.  Él le obsequió su primer  requinto, un   español, elaborado por Vicente Tatay, que luego le robaron.  “Tocamos juntos y me bautizó como el requinto de oro de América”.

Rodríguez compone. Acaba de grabar el tema Loja, la bella. “El requinto es el cantor del grupo y las guitarras le  acompañan”, cree. 

Eduardo Miño Naranjo recuerda que Rodríguez  fue lo mejor de América y Latinoamérica, “reconocido en el mundo como uno de los mejores, incluso solía competir con  Alfredo Gil”, sostiene.

“Pero, asimismo – dice-  hubo  requintistas reconocidos como Rosalino Quintero, quien fue músico de Julio Jaramillo, y permitió que se hagan famosos los temas”.

Eduardo Erazo lleva 56 años en los escenarios, y el requinto es lo suyo desde los 17. Tiene en su casa cinco requintos de palo santo.

En 1949, cuando vinieron Los Panchos  por primera vez, los vio y se enamoró de su técnica. Ha  grabado 12 discos instrumentales. 

Erazo cree que hoy hay una evolución del requinto. “El instrumento, antes, era utilizado para tríos. Hoy está en todo tipo de conciertos. Con la electrónica hay una evolución grande, casi todos lo adornamos con micrófonos”.

Rodríguez cree que el oficio sigue, y es labor de los nuevos intérpretes  cultivarlo.  Wilson Pérez, del dúo Miño Naranjo, le convence. “Me encanta que sigan progresando, lo escuché y me parece muy bueno”, dice.

Miño comparte el criterio. “Él  está  muy bien instrumentado, es un músico versátil, estudioso, sabe de música. Aprovechó  los estudios en varios conservatorios  para ser el mejor requintista del país”.

Erazo cree que el requinto tiene futuro. “Cada vez que voy a una presentación encuentro gente nueva que toca cosas lindas”, dice.
Olguita Gutiérrez cree que el requinto es importante en la música ecuatoriana, pero no indispensable en la pieza. “Hay que tocarlo con mesura, sin que suene estridente”, señala la cantante. 

“En mi concepto,  el requinto es exquisito, especial, agudo, pero  la música nacional necesita ser suave, armoniosa, con cuerdas”, dice.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: