Honda pena

Letra y música: Guillermo Garzón Ubidia

No sé qué mano cruel, qué honda pena,

envenena mi vida eternamente,

que con el alma de esperanzas llena,

voy a beber el agua de la fuente

y el agua de la fuente me envenena.

 

Una mujer entristeció mi vida para siempre,

en el alma y en la mente,

y así mi corazón que no la olvida,

vive con el tormento de su herida

mmuriéndose de sed junto a la fuente.

 

He matado mios propias alegrías,

el amor ya se fue, se fue muy lejos,

y entre las sombras de las noches mias,

estoy con mi dolor como los viejos,

contando historias de mejores días.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: