La mujer ecuatoriana en la colonia

La mujer ecuatoriana en la colonia

Por Myriam Jara

2007-05-28

La conquista española a Ecuador representa una dolorosa etapa de usurpación de poder, de maltratos a los nativos, de crisis psicológica para todos los grupos de nuestra región, El choque cultural entre la española, con sus costumbres burguesas y la diferencia notable de clase sociales, con los aborígenes, marcó una raza traumatizada para siempre, torciendo quizás el destino claro y de una raza pura arrastrada desde el incario. Si la situación fue tan dura para todo el pueblo sometido, lógicamente, la parte más dolorosa le toca a la mujer india. Desde el cambio de nominación de shyri o inca, o quitu a india, representa ya la primera pincelada para borrar su rastro de la historia. La conquista española fue sangrienta, plaga de ambición de poder a costa de las vidas de los dueños de la tierra. Vinieron exclusivamente hombres desde España en la primera etapa, pasarían muchos años para que los españoles vinieran con sus esposas a dominar esta tierra. La llegada de varones, hizo que la mujer aborigen sea el trofeo de batalla y que se impongan las condiciones del conquistador, los españoles desde su llegada se sintieron dueños de vidas y tierras, ayudados por los sacerdotes católicos que vinieron con ellos. Para los conquistadores, la mujer dueña del reino se convirtió en una esclava sexual y doméstica. La imposición del derecho de pernada, impuesta desde la llegada de los españoles y luego mantenida durante la colonia, es una de las vergüenzas más grandes que debe arrastrar la sociedad mestiza. Esta mezcla de los españoles con las indias, tomadas en su mayoría a la fuerza y en otras tentadas con regalos y joyas, da origen al mestizaje que ha pasado por años sin identidad, y que ha sido causa de la barrera más profunda que ha impedido el desarrollo armónica nacional. El mestizaje desde su aparición racial, es una especie de castigo, que debe arrastrar la mujer hasta nuestros días. No se sabe de actuaciones de mujeres en el proceso de conquista, de modo general se hacer referencia a que la mortandad que causaban los conquistadores incluía a mujeres y niñas. En todo caso, la presencia femenina reconocida en algunas ocasiones en el incario, desaparece y eso afectaría para siempre su presencia como orgullo de raza. La sumisión dada por el miedo, que la mujer india demostró al español es la causa principal del mestizaje.
La colonia reafirma la oscura presencia de la mujer, que si es india es la concubina del español, luego será la doméstica sin sueldo trabajando como esclava para la familia del español. Es la etapa en donde la burguesía española sienta sus reales, y la mujer europea es tratada como reina, marcando una brecha insalvable hasta nuestros días. La mestiza no es reconocida ni admitida en ningún círculo social, los historiadores no han encontrado escritos o documentos que tipifiquen a la mujer española o a la burguesa.
En el año 1556, se multaba a los casados y solteros si no se casaban en América con una ñusta o princesa inca. Por ello jóvenes españoles se unieron con mujeres nobles aborígenes descendientes de Huáscar, Huaynacapac, Atahualpa; algunos de esos casos son el de Esteban Pretil, que se unió a Isabel Atabalipa. como contraparte, españolas jóvenes que estaban pasándose de la edad de casarse y que no contaban con dote, vinieron a América para casarse con los conquistadores que no deseaban tener esposa india. La bigamia era castigada con multa, dinero que pagaba el esposo infiel a su esposa legítima. Los abusos de los españoles en las mitas y encomiendas eran escandalosos; se sentían dueños de las mujeres empleadas y les prohibían casarse, no permitían que tengan trato con hombres. Se cuenta que al encomendero Rodrigo Salazar se le obligó a devolver algunas decenas de indias que mantenía como esclavas. Las mujeres en la Colonia no podían vivir en los centros urbanos, estos estaban destinados sólo a los hombres y en especial a los que usaban armas y estaban dispuestos a la defensa de la ciudad. Una de las ordenanzas de 1551, prohibía terminantemente unirse a las indias con negros, esto les costaba 100 latigazos en la picota; este no era por protección a las indias, sino más bien como una especie de evitar el mestizaje mulato. La mujer no tenía acceso a la educación, ni mestizas ni españolas. Ambos grupos de mujeres eran tenidas sin paga como domésticas de las familias españolas. El trato español a la mujer nativa era de lo más infamante y cuajado de humillaciones. Los indios tenían que pedir permiso para casarse con sus mujeres, no eran libres de elegir a su compañera; en la mayoría de casos, el patrón les designaba la esposa, y si la que el quería era deseada por el español, era negada y no se consentía la unión. La mujeres indias, criollas, mestizas y chapetonas, sea cual fuera el nivel social o económico, eran de bajo nivel cultural. La mujer mestiza aportaba a la economía local en el mercado informal, eran pulperas o ayudantes de los pulperos, vendían mercaderías, sobre todo ropa y joyas, y ellas mismas viajaban con la carga de un lugar a otro, también comercializaban con productos agrícolas, pues si bien ella no pagaban tributos, debían ayudar a los varones de la casa a conseguir el dinero para ello. La mujer campesina realizaba todo tipo de trabajo en la hacienda del patrón, desde los quehaceres domésticos, hasta labrar y cultivar la tierra, cuidar el ganado y las caballerizas, recoger leña y transportar el agua desde los ríos y quebradas cercanos. El duro trabajo doméstico de la mujer que empezó en la Colonia continuó hasta la República.

BIBLIOGRAFIA: La Mujer En la Historia del Ecuador: La Mujer También hace Historia, de Mercedes Jiménez de Vega – CECIM. Historia del Ecuador – Enrique Ayala Mora. Historia del Ecuador – Padre Juan de Velasco.

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: